DANI ALVES Y LA DOBLE VARA DE MEDIR JUDICIAL

Dani Alves

Dani Alves ha sido finalmente procesado por un presunto delito de agresión sexual. En el día de hoy se llevó a cabo su declaración indagatoria y se sentará en el banquillo de los acusados para ser Juzgado. Vaya por delante que el presente artículo no pretende trasladar opinión alguna respecto de su inocencia o su culpabilidad. Tan solo establecer una comparación objetiva en relación al tratamiento que dispensa la Justicia a unas víctimas o a otras, a unos presuntos culpables y a otros, según sirvan más o menos para ciertas agendas políticas e ideológicas.

Dani Alves ingresó fulminantemente en prisión provisional tras la denuncia y testimonio de su presunta víctima. El relato de la mujer, negado por el ahora procesado, ha resultado suficiente para impulsar el proceso hasta la fase de Juicio Oral. La fase de Instrucción se ha completado en un tiempo récord de poco más de medio año. Y se ha fijado una fianza para el futbolista de 150.000 euros que cubrirían su responsabilidad civil habida cuenta de que la Jueza de Instrucción prevé dicha cantidad como posible indemnización a la víctima en caso de recaer condena.


Dani Alves vs Kote Cabezudo

Cuando la presunta víctima de Dani Alves formuló su denuncia, rápidamente se produjeron movimientos que evidencian una obscena doble vara de medir. Doble vara de medir que resulta especialmente sangrante para tantas otras víctimas que obtienen un trato muy diferente. Hagamos una sencilla comparativa entre el Caso Dani Alves y el Caso Kote Cabezudo:

  • La Instrucción del caso de Alves duró poco más de medio año. La instructora del caso Kote Cabezudo alargó la instrucción por más de cinco años hasta que fue apartada por no perseguir los delitos del investigado. Dani Alves en prisión provisional desde el primer día. Kote Cabezudo cinco años libre, tras 10 comparecencias de prisión negativas.
  • Desde el primer minuto los medios de comunicación dedicaron (y siguen dedicando) horas de televisión y páginas de periódicos al asunto del futbolista. En el caso del dentista/fotógrafo amigo de Odón Elorza, silencio absoluto. Incluso después de una condena firma y un documental en NetFlix -En el nombre de ellas-, la omertá sigue siendo la consigna en los medios de comunicación.
  • El tema de Dani Alves al instante fue capitalizado por el feminismo institucional, incluso pronunciándose categórica la Ministra Irene Montero: «Sea quien sea el presunto agresor, la Ley Solo Sí es Sí protege a todas las mujeres«. En el caso Kote Cabezudo, las víctimas suplicaron la atención de feministas y políticos. Fueron relegadas al más absoluto ostracismo.
  • El daño moral a la víctima de Alves por la presunta agresión sexual en los baños de una discoteca se cuantifica inicialmente en 150.000 euros. La víctima de Kote Cabezudo que fue agredida sexualmente y penetrada con violencia durante una sesión de fotos y además fue exhibida en material pornográfico de carácter infantil durante más de 15 años en distintos portales web, recibirá 35.000 euros por su daño moral.

La Justicia, ¿ciega?

La Justicia se representa con una venda en los ojos. Porque debe ser ciega. Debe permanecer ajena a quién está frente a ella. No puede actuar de un modo y de otro diferente según quién sea el acusado o quién sea la víctima. Nuestra Justicia hace ya mucho que se levanta la venda para echar un ojo antes de juzgar, ¿no les parece?


Tags from the story
, ,
More from Mario Díez
EVA
Eva desapareció de mi vida el día que se le cruzó por...
Read More
Join the Conversation

1 Comments

  1. says: Pedro

    Se dice que en España se venden más periodistas que periódicos, pero también se venden más jueces y fiscales que periódicos…

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.