25N, DISNEY, KOTE CABEZUDO Y CÍA.

25N

Hoy es 25 de noviembre. Día internacional contra la violencia hacia la mujer. Hace ahora casi un año, el 2 de diciembre de 2021, se hizo pública la noticia de que Disney contaría el Caso Kote Cabezudo. Antes de eso, muchas veces las víctimas de este violador y pornógrafo infantil quisieron hacer oír su voz y fueron silenciadas. Pero, a salvo de Melchor Miralles a través del canal Sin Filtros en el tiempo que el periodista formó parte de la productora Cuerdos de Atar, jamás hasta el 2 de diciembre de 2021 existió un gran medio de comunicación de masas nacional o internacional que diera un paso al frente para gritar: «nosotros nos comprometemos a contar vuestro horror». Lo hizo finalmente la plataforma Disney+ España el pasado diciembre a través de la productora Sr. Mono. Una decisión valiente, sin duda. Pero ponerse semejante medalla conlleva una seria responsabilidad.

El 2 de diciembre de 2021 Disney asumió con su paso al frente una severa responsabilidad para con las víctimas de Kote Cabezudo. Porque es únicamente en correspondencia a esa supuesta valentía de Disney por lo que las víctimas de Cabezudo asumen el compromiso de transitar el dolorosísimo proceso de abrirse en canal para contar a corazón abierto su doble calvario. El primero a manos de Kote Cabezudo. El segundo a manos de la Justicia encarnada en la Magistrada Ana Isabel Pérez Asenjo. Su determinación es desde ese momento inquebrantable: si Disney tiene el valor de darnos voz y asume ese compromiso, nosotras nos debemos, a nosotras mismas y a todas aquellas otras mujeres que han sufrido lo mismo o algo similar y que jamás hallarán Justicia, el sacrificio de exponernos y denunciar todo lo que sufrimos y nos ocurrió para que nunca más le vuelva a ocurrir a otras.


EL 25N, la cobardía y la traición.

Quienes hayan visto la oscarizada Braveheart, recordarán el momento de zozobra total y de no entender nada cuando William Wallace le quita el yelmo al que cree su enemigo para acabar con su vida y descubre el rostro del que suponía su aliado, Robert The Bruce. Les refresco la escena…

La traición de Robert The Bruce a William Wallace en Braveheart

Visualicen a las víctimas de Kote Cabezudo como William Wallace y a Disney como Robert The Bruce, porque les aseguro que exactamente así han encajado ellas ese golpe que supone observar a quien creían su aliado (Disney) dando tan cobarde paso atrás. Porque es evidente que en Disney ha habido un cobarde con poder suficiente para paralizar el estreno de la serie. Estreno anunciado por la propia Disney para anteayer 23 de noviembre. Alguien doblemente cobarde en realidad. Primero no atreviéndose a estrenar en la fecha prometida (a dos días del 25N ¿casualidad?), ellos sabrán por qué. Segundo no atreviéndose a dar una explicación pública y coherente del por qué de la espantada.

Al igual que Robert The Bruce en Braveheart, Disney tiene la oportunidad de redimirse. El daño auto infligido a la imagen de la marca es ya grande. Pero de no emitirse el documental, Disney se convertiría de facto en el más activo encubridor de la mayor trama extendida en el tiempo de abuso sexual y producción de pornografía infantil de la historia de España. Imagínense, con un documental impoluto de 4 horas y media en su poder que pone blanco sobre negro de todo lo ocurrido sobre la estricta y objetiva realidad judicial de la causa y ocultándolo a la opinión pública para regocijo del violador y los que le palmearon y protegieron por espacio de tres décadas.

Qué bonito currículum se le puede quedar al ratón Mickey y compañía, todos de la mano de Kote Cabezudo en Disneyland. Disney es una marca global, planetaria. Y ya está tardando la matriz de Estados Unidos en tomar las riendas de este escándalo. Un escándalo que sitúa a la marca de las princesas, aquí en España, mientras la emisión no se produzca, en el equipo de los cómplices de un violador y productor de pornografía infantil.


Las víctimas de Kote Cabezudo

¿Alguien en Disney ha pensado un sólo segundo en las víctimas de Kote Cabezudo antes de tomar la decisión de no estrenar? Es obvio que no dado que nadie en Disney ha solicitado dirigirse a ellas para darles la mínima explicación que merecen tras su desgarradora demostración de coraje.

La resolución de este asunto no se demorará mucho porque Disney no va a poder mantener demasiado tiempo más a las víctimas de Kote Cabezudo y su documental en el limbo. Y porque tras más de nueve años sintiendo que se juega con ellas, la paciencia de estas mujeres ha llegado a su límite. Ya no son las adolescentes manipulables y asustadas sin capacidad de reacción frente al depredador Kote Cabezudo. Su historia se va a conocer sí o sí como merece ser conocida. Y lo van a hacer con el Mickey Mouse o sin él. Pero créanme que Disney haría mejor en cumplir con la responsabilidad asumida con ellas y no ponerlas a prueba.


More from Mario Díez
WILL
Cuando me dijo que se llamaba Will, pensé que me tomaba el...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.