¿QUIERES SER RICO? ¡APASIÓNATE!

rico

Si a cualquiera le diéramos a escoger entre: a) Vivir con lo justo haciendo algo que le apasione, algo que ame hacer y con lo que se sienta plenamente realizado, o b) Ser rico haciendo algo que aborrezca, que convierta cada día de su vida en un tedio insoportable, lejos de cualquier sueño de realización personal… Creo que estaremos de acuerdo en que la gran mayoría escogería la primera opción, al menos todos aquellos con un mínimo de sentido común. De nada sirve la riqueza, si a lo que te dedicas te hace desdichado.

En un mundo ideal, habría una opción más en la que todos estáis pensando sin duda: c) Ser rico haciendo algo que te apasione, algo que ames hacer y con lo que te sientas plenamente realizado.

Y si estamos de acuerdo en que esta tercera opción sería lo perfecto… Y si estamos de acuerdo en que, de las dos primeras opciones, la segunda es la peor de todas y la primera la menos mala de las dos… ¿Entonces por qué tantas y tantas personas escogen una cuarta opción que aglutina todo lo negativo de los anteriores planteamientos, d) Vivir con lo justo haciendo algo que aborrecen, que convierte cada día de su vida en un tedio insoportable, lejos de cualquier sueño de realización personal?

La pasión, el motor de ser rico

Creo que es porque desconocen la verdadera naturaleza de la riqueza. La riqueza es como un espejo que refleja fielmente tu apasionamiento. Es por eso que en esto de la riqueza casi nunca se dan los términos medios.

Si haces algo que detestas, que te aburre soberanamente y la hora más feliz de cada uno de tus días es la que marca el final de tu jornada laboral, entonces con una probabilidad casi matemática lo máximo a lo que podrás aspirar es a vivir con lo justo.

Si por el contrario eliges dedicarte a aquello que hace vibrar tu corazón, algo que te aporte realización y diversión, y la pasión es el motor de tu trabajo, entonces casi con toda probabilidad la riqueza antes o después llegará por sí sola. Y si no fuera así, créeme que tampoco te importará mucho no ser rico porque estarás siendo feliz con lo que haces. Y eso es mejor que toda la riqueza del mundo.


More from Mario Díez

CARLA

Tantas veces me he preguntado por qué Carla está conmigo y jamás...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.