NUEVO JUICIO POR FALSEDAD DOCUMENTAL CONTRA KOTE CABEZUDO

Ayer en Donosti se volvió a enjuiciar a Kote Cabezudo, esta vez por falsedad documental. Los hechos ya no sorprenden. Allá por el año 2004 una cría de catorce años soñaba con ser modelo. Kote Cabezudo era quien aparentemente podía conducirla a su sueño. El sueño terminó en pesadilla. Produjo y difundió pornografía infantil de ella, y la violó. Hechos probados y condenado por ello en el Sumario principal del caso.

La vista oral que ayer se celebró en el Juzgado de lo Penal de San Sebastián desveló lo siniestro del plan que el violador urdía para salir impune de sus crímenes. Allí donde la madre de la niña debería haber prestado su consentimiento por escrito para que Kote Cabezudo pudiera fotografiarla y difundir las fotografías, aparecía una firma. El informe pericial de los agentes de grafística de la Ertzaintza no pudo ser más concluyente:

Las firmas legibles «xxxxx», contenidas en el folio 990 y el folio 991 de la evidencia dubitada DUBI 2, concretamente Firma «El padre o tutor legal», están realizadas por José Juan Cabezudo Zabala autor del acta de redacción de cuerpo de escritura, evidencia indubitada C.E.2.»

Agentes nº — y nº —, técnicos de la Policía Científica, Sección de Documentoscopia y grafística.

Misma falsedad por la que ya fue condenado

La condena a tenor de la contundencia del informe pericial parece inminente. Pero no será la primera de este tipo. Kote Cabezudo ya ha sido condenado por un delito de falsedad documental análogo al del juicio de ayer. Los hechos ocurrieron entre los años 2008 y 2009. Es decir, cuatro años después, de lo que se enjuició ayer. Y todo indica que Kote Cabezudo conforme avanzó en su actividad criminal, encontró una forma más simple de garantizarse impunidad. Esto dice la Sentencia nº89/2020, de 26 de marzo dictada por el Juzgado de lo Penal número 1 de San Sebastián, en su apartado de hechos probados:

«…JOSE JUAN CABEZUDO ZABALA fotógrafo de profesión, realizó varias sesiones fotográficas con XXXXXX, siendo la misma menor de edad. El acusado, conociendo que la Sra. XXXXXX era menor de edad y con la intención de aparentar que la misma era mayor de edad cuando hizo las sesiones fotográficas, alteró las fechas de dos de los contratos que formalizó con la misma haciendo constar que las sesiones fotográficas se realizaron el…»

Magistrada María Ángeles Rubio Gabás

Es sencillo deducir que Kote Cabezudo con el tiempo comprendió que era más fácil hacer que las niñas firmaran los contratos alterando las fechas a los efectos de simular su mayoría de edad, que tener que falsificar las firmas de sus madres. ¿Qué cómo le pillamos en el otro juicio? Pues por algo que el violador jamás pudo imaginar. La chica con la que produjo pornografía infantil, se quedó embarazada con 17 años. Y en la fecha que Kote Cabezudo consignó en los contratos, su víctima estaba de siete meses. Las fotografías en cambio mostraban un vientre liso… Divina providencia y Justicia Poética.

More from Mario Díez
EL ABUSO SEXUAL COTIDIANO E IMPUNE
Su madre regenta la portería de la comunidad de vecinos de su...
Read More
Join the Conversation

1 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.