MESSI Y EL ADIÓS A LA ESPERANZA

Messi

Messi le comunica al F.C. Barcelona vía burofax su decisión de abandonar el club y todo el planeta fútbol contiene la respiración a la espera del desenlace. No importa si eres fanático del Barça o del Madrid, si eres argentino o inglés, si amas a Messi o le odias… Ni siquiera importa si el fútbol te da más o menos igual. Hay en la noticia algo intrínsecamente perturbador con independencia de tu origen, tu sexo, tu edad, tu religión y tu ideología política.

Y es que corren tiempos en los que el mundo parece estar desmoronándose por momentos. Todas las certezas que hacían de nuestra vida algo previsible y aparentemente seguro están cayendo como fichas de dominó, una tras otra. Las certezas son los cabos que nos sujetan los pies a la Tierra y todos esos amarres invisibles han ido saltando por los aires en esta era CoVid que nos está tocando vivir.

Messi y lo inesperado

Al día le sigue la noche. Tras la tormenta llega la calma. Primavera, verano, otoño, invierno. El Gordo y el Flaco. La dama y el vagabundo. Simon and Garfunkel. Pin y Pon. Epi y Blas. Messi y el Barcelona…

Son las asociaciones reconocibles e inamovibles las que nos dibujan un escenario acogedor y reconfortante para la vida. Si esas conjunciones eternas se rompen, ¿cómo tener esperanza? Si lo de Messi y el Barcelona no es para siempre, ¿cómo puedo esperar que mi pareja lo sea? Si hasta Messi y el Barcelona pueden traicionarse, ¿cómo creer en la amistad? ¿Cómo depositar confianza en nadie? ¿Cómo volver a caminar por la calle sin mirar a ambos lados a cada momento? Si Messi y el Barcelona terminan entonces es cierto que el mundo es un lugar hostil, caótico y despiadado donde realmente la incertidumbre, el dolor y la muerte acechan tras cada aparente bendición…

O también puedes dejarte de dramas y celebrar que la vida es continuo cambio, permanente sorpresa y una oportunidad constante de explorar diferentes posibilidades.


More from Mario Díez

Hacer balance de 2019 y planificar 2020

Cuando estés leyendo este artículo, hará aproximadamente diez horas que me he...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.