EL MUNDO QUE VIENE TRAS EL ESTADO DE ALARMA

Veo a demasiada gente preguntándose cuándo acabará esto de la pandemia y a muy poca preguntarse cómo será el mundo que viene tras el Estado de Alarma. Y quiero decirte algo importante a ti que estás leyendo este artículo. Porque eso significa que estás preparado para entenderlo o que alguien que te ama te lo hizo llegar con la esperanza de que lo entiendas: NADA VA A SER COMO ANTES. Créeme, nada va a ser como antes con toda la gravedad que puedan transmitirte las mayúsculas, la negrita y el subrayado.

Llevamos décadas ignorando nuestra responsabilidad individual respecto del bien común, especialmente en el campo de la política. En general, en la mayor parte del mundo occidental tras la II Guerra Mundial y en particular en España tras el fin de la Dictadura Franquista, los ciudadanos nos hemos desentendido de nuestro destino negligentemente. Hemos mirado hacia otro lado años y años mientras hemos sido testigos mudos de cómo los políticos prostituían cada vez más esa idea de democracia con la que nos venimos engañando desde entonces. Mintiéndonos a nosotros mismos porque cada cuatro años echamos un papel en una urna y ya… No es mi problema, para eso están los políticos ¿verdad? Y así hemos llegado hasta hoy. Y aquí estamos encerrados, privados de la práctica totalidad de nuestros derechos fundamentales, en manos de media docena de tipos intocables con salarios astronómicos que salen de tu bolsillo y en tu horizonte LA NADA.

El mundo tras el Estado de Alarma: asociación y contribución

Algunos sabemos bien que en toda crisis se esconden maravillosas oportunidades. Y que la nada es un extraordinario punto de partida desde el que crear algo. Ahora bien, tras la lección del Universo, aquellos que persistan en el error lo van a pasar francamente muy mal. Quien pasado el 26 de abril siga pensando en términos de su individualidad que se prepare para un desierto doloroso en todas las facetas de la vida.

Todo este tiempo el yo ha estado por delante de todo lo demás. Y aquí nos ha colocado la vida para mostrarnos el pecado: privados de prácticamente todo salvo el yo. Ahora estar contigo es prácticamente lo único que se te permite. Tú, solo, contigo y tus juguetes. Pasados unos días deja de ser agradable, ¿verdad? Los que aprendan la lección comprenderán que el nuevo mundo solo podrá construirse desde la sincera asociación y la contribución a los demás.

El mundo que viene tras el estado de alarma es un desierto. El escenario al que vamos a asomarnos va a ser un páramo devastado. Pero te contaré un secreto: los que conocemos el valor de un propósito vital enfocado en los demás, vamos a estar bien. Mejor que bien diría yo. Porque mientras una inmensa mayoría estará instalada en el miedo, contrayéndose más y más, pensando en términos de individualidad más y más, y enfocándose en el yo y yo más y más sin darse cuenta de que era el yo el problema, los que conocemos que la respuesta está en el amor y en ser útil a los demás vamos a estar haciendo equipo, asociándonos y contribuyendo. Y nos haremos fuertes unos a otros. Y seremos líderes de la liga. Y marcaremos goles a puerta vacía…

De modo que acéptame un consejo de aquí al 26 de abril. Si pasa frente a ti una posibilidad de asociarte y contribuir, sea de lo que sea, deja de verla como un anzuelo que lanza alguien interesado que quiere pescarte. Te la tira alguien desinteresado que te ofrece salvarte. Recuérdalo bien cuando te veas solo caminando por el desierto del día después.

More from Mario Díez

LA INCOMPRENDIDA PARADOJA DEL AMOR (y III).

¿Por qué habrías de buscar tu media naranja si tú ya eres...
Read More

6 Comments

  • Creo que esa será la única salida, las personas individualmente haciéndose cargo de su vida sin culpar a nadie de sus triunfos o fracasos y asociandose para podre contribuir al bienestar suyo y de las personas que le rodean. Estoy contigo Mario, unidos podremos ser más fuertes

  • Está claro que después del 26 de abril vamos a estar mal, muy mal, la única salida es cambiar el sistema corrupto, echarlo abajo, unirnos para que las cosas cambien es nuestra única solución.

  • Lo nuevo se abrirá paso. Lo viejo ya no funciona.
    La vida es una transformación constante y una sorprendente se avecina. Todos somos uno, aunque neguemos la evidencia.
    El camino del Amor es el único. Vibra con alegría porque ya era muy aburrido vivir tan lejos de uno mismo y de todos a la vez …

  • Totalmente de acuerdo contigo Mario.Mucha gente quiere volver a la normalidad y eso me temo que quiere decir a lo de antes.Si eso es así es que no hemos aprendido la lección que nos esta dando esta pandemia.Hemos estado demasiado tiempo mirando para otro lado,dejando que la injusticia campe libremente,sin valores,anestesiados y privados de toda sensibilidad con el que sufre.Y ahora viene la VIDA y nos pone en nuestro sitio.Muchos lo van a pasar mal,economicamente , muchos van a tener problemas para hacer el duelo de sus seres queridos fallecidos en soledad…..pero tenemos la oportunidad de cambiar nuestras vidas.Que lo tengamos en cuenta.

  • Con lo fácil que sería que todos viviéramos en abundancia y por culpa de los políticos y los intereses económicos tiene que estar pasando muchísima gente fatigas , el mundo lo hizo Dios perfecto para que hubiese recursos para toda su humanidad pero por culpa de estos indeseables el mundo y Dios se ha cansado de nosotros , preparaos y pedir perdón al celestial por que estamos en los últimos tiempos , el Apocalipsis ha empezado
    Y como siempre las pequeñas y medianas empresas pagamos el pato .
    Los políticos sobran , en cada pueblo y ciudad tiene que haber un buen dirigente que no sea ni de izquierdas ni de derechas , los ayuntamientos son una empresa que gestiona los servicios de un pueblo y ciudad y la política sobra ,
    Hay un pueblo que no me acuerdo cómo se llama que entro a gobernar unas personas que no quieren saber de política y en dos años de tener déficit lo pusieron en súper hábil .
    Repito LA POLiICA SOBRA . Que nos demos cuenta una vez por todas .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.