MÁS SOLIDARIDAD EN NUESTRAS VIDAS

Solidaridad es una palabra con un significado muy profundo y humano. Muchos la utilizan como algo importante para ellos mismos, pero vista por muchos otros como algo que no existe en sus vidas. Vayamos al concepto real de Solidaridad: “adhesión o apoyo incondicional a causas o intereses ajenos, especialmente en situaciones comprometidas o difíciles”. En sociología solidaridad se define como el sentimiento y actitud de unidad basados en metas o intereses comunes. Es un término que se refiere a ayudar sin recibir nada a cambio con la aplicación de lo que se considera bueno. Así mismo, hace alusión a los lazos sociales que unen a los miembros de una sociedad entre sí.

Solidaridad: ayudar a los demás

La solidaridad nos concierne a todos. Ser solidarios es una actitud, un rasgo de la personalidad, pero más que una actitud es una forma de vida, de sentir la vida y ver el mundo desde un prisma positivo y humano.

La solidaridad no es un acto de caridad, sino una ayuda mutua entre fuerzas que luchan por el mismo objetivo.

Samora Machel

Mostrar solidaridad es una forma de actuar ante la vida, una forma de unir generosidad con empatía. Una manera de intentar ayudar a resolver los problemas de los demás porque sientes lo que les ocurre y quieres aportar tu granito de arena.

La idea de que ser solidarios significa donar grandes cantidades de dinero está muy extendida pero a veces, se nos olvida que con pequeños gestos, podemos conseguir mucho. Y esos pequeños gestos tan cotidianos como ceder el asiento a alguien en el metro o autobús, ayudar a alguien a cruzar la calle, una sonrisa a una persona que justo era lo que necesitaba en ese momento, ayudar a unos amigos en una mudanza… tender una mano a alguien que lo necesita. Son los gestos que pueden contribuir a hacer felices a los demás y por supuesto a nosotros mismos porque nos hace sentir bien con la idea de haber ayudado a alguien.

La solidaridad está en cada uno de todos esos detalles que podemos aportar a los demás. A veces podemos ir un paso más y sentirnos identificados con una causa que te “toca” especialmente, una causa social relacionada con la justicia, la infancia, el medio ambiente, el bienestar de los animales, etc. Causas representadas por organizaciones sin ánimo de lucro.

Las personas solidarias son personas que apoyan diferentes causas sociales y confían en esas organizaciones que ejercen una labor activa para lograr un bien mayor. Son personas que no disponen de grandes recursos económicos, pero deciden aportar un poco de lo que tienen para compartirlo con otros que tienen aún menos.

Esta revista está vinculada a una causa social: la que defiende la Asociación Justicia Poética. Una Asociación que tiene como fines

  • La defensa judicial y extrajudicial de mujeres y menores de edad víctimas de delitos contra la libertad e indemnidad sexual de las personas.
  • El ejercicio de la acusación popular en cualquier causa que implique corrupción institucional o abusos de poder, se trate del ámbito que se trate.
  • La lucha contra las irregularidades del Sistema de Justicia ejerciendo cuantas acciones legales sean necesarias en defensa de la legalidad vigente.
  • La vigilancia del poder político para denuncias sus excesos y combatirlos judicial y extrajudicialmente.

Justicia Poética cree firmemente en la cadena de solidaridad que se forma alrededor de una mujer violada, de un niño abusado, de las menores tuteladas en Mallorca y tristemente prostituidas sin que la Administración ponga freno a esa barbarie… Con los pocos recursos que llegan a la Asociación -recordemos que no está subvencionada-, esa cadena se mantiene lo más fuerte posible, así las víctimas pueden contar con la solidaridad de las personas.

La gratitud: base de una vida feliz

La gratitud es síntoma de felicidad. Es un sentimiento que nos inunda por dentro por las acciones que otros realizan a nuestro favor, o viceversa, e incluso podemos estar agradecidos por lo que disponemos y tenemos en nuestras vidas. Está relacionada con una serie de valores éticos, se trata de valorar lo que otros te dan o hacen por ti. La gratitud otorga numerosos beneficios para los que la practican: generosidad, sentimientos positivos, elevación de autoestima…

La gratitud no solo es la más grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás.

Cicerón

Si te sientes agradecido y debes de estarlo por lo que tienes en la vida, es momento de ayudar a los demás y de contribuir a la sociedad. Es momento de utilizar y añadir la palabra solidaridad a tu vocabulario.

Podemos potenciar un mundo mejor. En nuestra mano está la creación de una corriente solidaria con empatía, generosidad, gratitud y cooperación. Olvidémonos de enfrentamientos y disputas. ¿Te apuntas?


Tags from the story
More from Redacción It-Magazine

PESTAÑAS DE INFARTO: TIPS NATURALES PARA SU CRECIMIENTO

No es la primera vez que en It-Magazine señalamos la importancia de...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.