VIOLENCIA ENTRE BANDAS CON MENORES IMPLICADOS

¿Qué les pasa a los menores o qué les pasa a todos los medios que últimamente no dejan de contar sucesos sobre menores? No se trata ni de noticias sobre abusos, desprotección, centros tutelados o cualquiera de los problemas que también les acechan. Nos hablan de bandas organizadas, de acuchillamientos, de peleas, de tiroteos o de ajustes de cuentas. Porque para estos temas, los menores sí importan y depende de qué medio se trate, mucho más si se trata de menores de procedencia inmigrante. 

En las últimas semanas varios altercados en barrios y municipios de Madrid han hecho saltar todas las alarmas, pues ya tenemos que hablar de víctimas. Un menor fue asesinado a bocajarro en el barrio de Villaverde. El chico, de tan solo 15 años estaba “marcado” por una de las dos bandas rivales de las que más sucesos y encontronazos se escuchan últimamente en la capital. El asesinato del joven ha hecho encender todas las alarmas de la Policía. Sí, por el posible enfrentamiento entre organizaciones, por la implicación de menores de edad que podrían formar parte de las mismas a escondidas de sus familiares y porque puede que, con el paso de las semanas, si no se controla, esta situación se vaya de las manos.

Ya es el quinto suceso de estas características que se produce este año. Y, aunque no se quiera reconocer, hechos como éste ponen en la diana a la ciudad de Madrid. La Policía ha detenido a más de 1.300 jóvenes mediante el llamado Plan antibandas y la incautación de más de 640 armas, de las que tan solo una era de fuego. Este plan, puesto en marcha ahora hace un año, mantiene en activo a cerca de medio millar de efectivos que se supone que controlan y vigilan que todo lo que está pasando, no pase. 

El futuro de nuestros menores está en juego

De hecho, en el distrito de Vallecas, una pelea multitudinaria entre dos bandas se saldó con la detención de varias personas. Entre ellas cinco menores de edad. La Policía incautó un cuchillo de 20 centímetros de hoja y varios palos y estacas que habían sido empleados en la pelea. Es decir, ocurre aunque haya un plan antibandas. Se detienen menores aunque se diga que estos es raro que formen parte de bandas, pero son de fácil reclutamiento. 

El asesinato del joven de 15 años abre un gran interrogante: ¿ha cambiado la manera de actuar de estas bandas rivales en cuanto a que hasta ahora saldaban sus cuentas a machetazos y ahora utilizan las armas de fuego? Según los expertos, estas bandas registran hasta 300 integrantes menos que hace unos años. En en estos momentos, más de la mitad de los mismos son menores. Y esto, se quiera reconocer o no, es una lacra. Tanto que la delegada del gobierno en la Comunidad de Madrid ha instado tanto a la presidenta como al alcalde de la ciudad, a poner en marcha acciones sociales y educativas que atajen de raíz el problema. El cómo todavía no se sabe. Como tampoco el cuándo.

Son peticiones de las que se lanzan en ruedas de prensa o en declaraciones a los periodistas a la salida de cualquier evento de actualidad y se quedan donde estaban porque el problema sigue campando a sus anchas en parques de la ciudad, con menores implicados, reclutados y a veces abusados o coaccionados de tal manera que cuando logran desprenderse de la amenaza, son maltratados o incluso asesinados a bocajarro. 

¿Cómo entran los menores en estas bandas? No se sabe a ciencia cierta, pero todo apunta a que estos menores pasan mucho tiempo solos mientras sus padres o mayores trabajan. También agotan muchas horas en redes sociales. El contacto con otros miembros de bandas. Lo tienen sencillo. Basta con un simple clic para que alguien conozca a otro alguien que ya está dentro. El resto, se fragua en parques, en plazas y en callejones. En rumores y oídas que a veces acaban con finales fatales. 

¿Cómo atajarlo? Ni con planes antibandas ni con palabras huecas. Ya no sólo el futuro de nuestros menores está en juego, es que la seguridad de toda una ciudad entra en cuestión. Los problemas hay que atajarlos con soluciones y hasta que nuestros políticos no se conciencien de que esto es verdaderamente un problema (que va más allá de los debates broncos en un hemiciclo, de la petición de más dimisiones que diputados hay en el congreso, de programas electorales que no se cumplen…), no habrá solución. 


Tags from the story
, ,
More from Susana C. Palomar
LA CONTAMINACIÓN NOS QUITA AÑOS DE VIDA
Mucho se habla de la «boina» que tiene el cielo de Madrid...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.