LOS LEGISLADORES HACIENDO TRAMPAS

Me asombra la naturalidad con la que los legisladores recién elegidos hacen trampas en el Congreso. La naturalidad con la que todos los diputados lo dan por bueno y los medios lo comentan como algo normal cuando podríamos estar ante un delito. Me refiero a como el PSOE y Sumar les han “prestado” diputados a Junts y ERC para que puedan formar grupo parlamentario propio en el Congreso. No me sirve que se haya hecho otras veces. Es indecente, inmoral y delictivo hacer trampas, y más aún cuando es para obtener beneficios como cuantiosas subvenciones, pagadas con nuestro dinero por supuesto.

El Reglamento del Congreso, que se pasan por el forro a plena luz del día y con testigos, establece que para poder formar grupo parlamentario un partido ha de tener al menos cinco diputados. Y el 15% de los votos en las circunscripciones en que se ha presentado o un 5% de los votos en todo el Estado. Junts, el partido que lidera el prófugo Puigdemont y Esquerra Republicana de Cataluña consiguieron 7 diputados cada uno, pero no superaron el 15% en todas las provincias catalanas. ERC se quedó en Barcelona en el 12,3%. En Gerona en el 14,7% y Junts logró solo el 9,6% en Barcelona y el 11% en Tarragona. 


Trampas en el Congreso vulnerando el Reglamento

Como Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, PSOE y Sumar, van a necesitar los votos de ERC y Junts para investir a Sánchez, entre los regalitos que les van a hacer para comprar sus votos han recurrido a una vieja tradición tramposa que es la de ceder diputados. Una vez hecha la trampa regresan al redil del que proceden. Además van a introducir otro elemento que es el de considerar que es suficiente superar el 15% en el conjunto de toda Cataluña y no en las cuatro circunscripciones. Yolanda Díaz les presta a dos de sus diputados por Gerona y Barcelona a ERC, pero no por Barcelona. Sumar obtuvo en Gerona y Tarragona 76.614 votos.

Esas papeletas, unidas al total de votos en Cataluña de ERC situaría a los de Rufián en un 15,3% de los votos. El PSOE hace lo propio con Junts en Lérida y Gerona, prestándoles cuatro diputados para que llegue al 15%. Tener un grupo parlamentario propio significa acceder a subvenciones. Concretamente 30.346 euros mensuales. Más 1.746 euros por cada diputado que lo integre, de modo que ERC y Junts van a levantarse más de  500.000 euros anuales cada uno con esta trampa.

Además del dinero, tener grupo propio posibilita la designación de personal para el funcionamiento diario del grupo, como secretarias, asesores, asistentes, etc. También tienen en las sesiones un turno de intervención propia con el mismo tiempo que los demás y un cupo para presentar iniciativas. Cosa que no sucedería si no hicieran trampas y ERC y Junts fueran al Grupo Mixto, que es lo suyo. La trampa viene haciéndose desde hace años. Hay muchos precedentes en el Congreso y en el Senado, siendo Coalición Canaria quien más veces se ha beneficiado en el Congreso, en cuatro legislaturas.


Diputados haciendo trampa: una costumbre democrática

Debo ser un inocente pero me sorprende y me indigna que se puedan hacer trampas abiertamente en el Congreso. Y que no haya entre los 350 diputados ni uno solo que actúe en conciencia y las denuncie. Que se haya hecho otras veces no lo justifica. Muchas veces se ha robado, pero sigue siendo delito robar. Vulnerar el Reglamento del Congreso a conciencia me parece que es directamente delictivo además de inmoral. Si hacen trampas a la vista de todos con esto, es legítimo pensar que muchas cosas peores harán cuando no les vemos.Y los medios de comunicación. Como si no pasara nada, una noticia más de carril. Una mayoría de diputados hace trampa, y viva la democracia. No pasa nada, es una costumbre democrática. 

Y como parece evidente que Feijóo no sacará adelante la investidura, veremos a Sánchez concediendo el referéndum y la amnistía  a los implicados en el golpe de 2017 en Cataluña. Para eso tiene Sánchez a Conde Pumpido en el Constitucional. Lo del referéndum lo resolverán buscando alguna fórmula para que la consulta no sea vinculante y lo de la amnistía está ya encaminado. Sánchez ya tiene a sus especialistas y a sus chicos de El País trabajando. Se han inventado un término maravilloso, “alivio penal” para ir preparando al personal, que ya saben que traga con todo. Más aún si previamente engrasan la cosa a través de las televisiones amigas y en los mítines tras el Consejo de Ministros, poco a poco, con vaselina. Como cuando se cargaron los delitos de sedición y de malversación, haciendo legal que se robe dinero público si es para un partido político.

Esto es lo que hay amigos. Los que han sido elegidos por los españoles para representarles en el Parlamento hacen trampas antes de comenzar las sesiones para que quienes van a posibilitar la investidura de Sánchez formen grupo y se lleven una pasta. Las trampas que harán. Y no hay un solo diputado que actúe en conciencia y denuncie a los tramposos. Hecha la trampa formará Gobierno Sánchez y aquí paz y después gloria, si el legislativo hace trampas y no pasa nada, pues imaginen el Ejecutivo.

Y como el Judicial lo tienen controlado, barra libre para los tramposos. Pues a llenarse las alforjas y a legislar en su propio beneficio. Y como en las siguientes habrá otros 15 millones de ciudadanos que les votarán para que sigan haciendo trampas, ancha es Castilla. Aquí no pasa nada, el que no llora no mama y el que no afana es un gil, como dice el tango “Cambalache”, de Discépolo.

En el Congreso no hay giles, sobran los afanadores. Y ya saben como termina “Cambalache”: “Da lo mismo el que labura (trabaja) noche y día como un buey que el que vive de las minas (mujeres) que el que roba, que el que cura o está fuera de la ley. Vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo todos manoseaos”. Pues eso.


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
EL CARTEL, EL PÉSAME Y LA TENSIÓN
Vivimos en una España polarizada en la que, se hable de lo...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.