¡VIOLACIÓN EN UN CENTRO DE MENORES!

Ocurrió en un centro de menores de Valencia. Un joven de 16 años ha sido detenido como presunto autor de una violación a una compañera de ese centro. Los abusos se produjeron a lo largo de varios meses de manera reiterada. La menor dio queja a una de sus cuidadoras pero no la creyeron, con lo que el acusado continuó actuando con total impunidad. Una nueva agresión en un parque a las afueras del centro de menores fue el detonante para que la menor diese la voz de alarma a la directora del centro. Ésta no dudó en comunicar los hechos a las autoridades policiales. La policía, antes de proceder a la detención del menor, interrogó a la víctima.

Aseguran además que ésta llegó a sufrir un ataque de ansiedad mientras relataba los hechos a los agentes. Todo ello según declaraciones a varios medios locales que han recogido la noticia. El menor en todo momento declaró ser inocente. Dijo solo haber masturbado una vez a su compañera cuando ésta se lo pidió. Ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores por un delito continuado de agresión sexual. La noticia ha sido conocida a través de varios medios de comunicación regionales. Los hechos no son recientes. Aunque la detención del menor se ha producido en el mes de abril, los primeros abusos se remontan al mes de agosto del pasado año.

Los hechos ocurrieron en gran parte dentro de las dependencias de un centro de menores. Muchas de las agresiones e intimidaciones del joven se produjeron aprovechando que no se encontraban cerca los educadores que deben estar pendientes de su cuidado. Es importante tener en cuenta que la víctima alertó de estas agresiones y como ocurre con otros casos de abuso o violación, no la creyeron. No se tomaron las medidas oportunas para evitar que en caso de que fueran reales los abusos, el presunto violador reincidiera. La dejadez de funciones conllevó a que el menor volviera a reincidir. Continuó con sus abusos y acosos y se permitió el lujo de abusar de nuevo a su compañera fuera de las dependencias en las que se ocupaban de su vigilancia. 


La desatención de los menores propicia los abusos sexuales

Los protocolos no contemplan en su articulado el pasar página ni el guardar silencio. Estos hechos se producen también en otros centros de menores y lo que acaba saliendo a la luz es que los menores no están protegidos. El silencio como ocurre en otras ocasiones, es sospechoso de que algo pasa y ese algo no debería pasar. La Fiscalía llamará a declarar tanto a la educadora que no alertó a las autoridades o a sus superiores de que algo ocurría, como a la directora del centro que sí lo hizo. La investigación determinará en qué parte el protocolo acabó siendo papel mojado. Y propiciando así los abusos en el centro de menores. 

Hay quienes se preguntan si los centros de menores son lugares para el caldo de cultivo de las mafias. Quienes dicen que en ocasiones, la dejadez de su personal, la falta de recursos o el abandono sin más, provocan que el incumplimiento de los protocolos sea solo una de las tantas cosas que ocurren y provocan tantas desavenencias en este tipo de centros. Pero también hay quienes reclaman una mayor atención sobre este tipo de centros. Quienes ponen el foco en las políticas sociales de las comunidades autónomas y las consejerías que se encargan de ello. Y quienes protestan e incluso no dudan en manifestarse para pedir no solo respeto por los menores, sino también algo más de atención sobre todo lo que les concierne.

Los casos de abusos a menores en centros de Valencia, Baleares, Canarias o Madrid son la muestra de que las cosas no se hacen bien. También el ejemplo de que esa falta de recursos que se achaca en este tipo de centros, está propiciando la aparición de un gran número de víctimas inocentes y de una sociedad que descuida a sus menores. Nadie les hizo caso y se les desatendió.


More from Susana C. Palomar
LA AGORAFOBIA: PÁNICO A LO DESCONOCIDO
La agorafobia es un tipo de trastorno que hace que la persona...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.