TENSIÓN INTENSA EN BONANOVA

Semana intensa en Barcelona. Tensión, enfrentamientos y partidos políticos en medio. El Kubo y La Ruïna son casas que están ocupadas desde hace 15 años. En la actualidad viven una veintena de okupas que en los últimos días los han cubiertos aun más de proclamas anarquistas y antifascistas.

Los okupa de La Ruina y El Kubo continúan atrincherados con vallas metálicas y ruinas en el número 6 de la calle Sant Joan de la Salle, frente a la plaza de la Bonanova (Barcelona). Estos individuos han amenazado con quemar el barrio de Sant Gervasi si intentan desalojarlos. El motivo de la disputa son sendas casas ocupadas desde hace 15 años en la zona alta de Barcelona, que se ha convertido en uno de los caballos de batalla de Cs y VOX en la capital catalana. 

Son dos espacios okupados en la zona alta de la ciudad que, durante los últimos 15 años, han sido ya desalojadas en varias ocasiones. Llevaban mucho tiempo apartadas del foco mediático. La situación ha cambiado durante las últimas semanas por la movilización de algunos vecinos, con el apoyo de Ciudadanos, Vox y Valents. Movimiento que desde la izquierda acusan de electoralista a falta de una semana para las municipales.

En esta situación ha entrado en escena Desokupa. Es una empresa española que se encarga de echar a los ocupantes ilegales de un inmueble con métodos que a menudo rozan los límites de la Ley. Es una empresa con vínculos con la extrema derecha y que utiliza un discurso muy duro contra los okupas. Son especialistas en recuperar inmuebles mediante la mediación con okupas, inquilinos, precarios, comunidades de vecinos, pisos compartidos.


Okupas y Desokupa enfrentados pero los vecinos los grandes perjudicados

Según esta empresa actúan a medida de cada caso y siempre según ellos dentro de la más rigurosa legalidad. Desokupa puso como fecha límite el jueves 11 de mayo para presionar y conseguir que las autoridades judiciales echaran a los okupas. Si los jueces no actuaban y ordenaban a los Mossos d’Esquadra desalojar a la cincuentena de okupas que viven en estas dos casas junto a la plaza de la Bonanova, aseguraron que lo harían ellos. Llegó el día señalado pero no hubo desalojo. La empresa cambió su discurso.

No hubo desalojo, ni judicial con los Mossos ni extrajudicial con Desokupa. Los okupas de las dos casas seguirán en la casa hasta el mes de junio, cuando se prevé que el juzgado de instrucción 29 de Barcelona ordene el desalojo de la Ruïna y se pueda hacer el desalojo de las dos edificaciones. Desokupa no actuó pero si convocó una manifestación. La otra, antagónica, la protagonizó el colectivo antisistema. Dispositivos policiales han evitado grandes disturbios y una batalla campal.

Y aquí los grandes perjudicados son los vecinos que viven una situación angustiosa. Están hartos de los okupas, pero muchos no comparten los medios de desokupa. Quieren una solución a esta ocupación que hace años que dura y que no está integrada en el barrio, pero tampoco quieren que se haga justicia por su cuenta. Sensación de inseguridad rodean a sus hogares y ¿hasta cuándo?


Tags from the story
, ,
More from Redacción It-Magazine
CÓMO COMUNICARNOS UNA DENUNCIA
En It-Magazine combatimos la corrupción del sistema a través de la Asociación...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.