PUENTE GENIL, FINAL DE TRAYECTO

Puente Genil permanecerá durante décadas en la memoria de este país encadenado al consumo de prostitución infantil. Se lo debe al Jefe de Policía Lorenzo Humanez Aguilar, resaltado en la reciente fotografía de la actual plantilla policial que encabeza este artículo. Descolgaba el teléfono de su comisaría y organizaba encuentros sexuales con una niña a cambio de dinero. Así se declaró probado en el juicio en el que desembocó la “Operación Cyber”. Ese fue el nombre en clave escogido por la policía nacional. Trataban de desmantelar una red de prostitución infantil que operaba desde un “cyber” de la ciudad de Córdoba. Su cliente mas insigne, el jefe de la policía local de Puente Genil.

Mañana, 22 de junio de 2020 a las diez de la mañana, las cloacas de Puente Genil tienen señalado el final de trayecto en el Juzgado de lo Penal nº3 de Córdoba. Allí va a desvelarse la farsa que durante más de un lustro ha tenido como único objetivo la muerte civil de Daniel Tejero Navas. Cuando la podredumbre llega hasta el tuétano de una institución, como es el caso de la policía local de Puente Genil, se paga un alto precio por ser incorruptible.

El consumidor de prostitución infantil, Lorenzo Humanez Aguilar, encabeza la querella por calumnias contra Daniel Tejero Navas. De la mano del corruptor de menores, su hermano Eugenio Humanez Aguilar, Manuel Montero Guadix, Antonio Bascón Rodríguez, Manuel Cabezas Baena, Francisco Alberca Romero y Jesús González Beltrán, todos ellos policías locales compañeros de Daniel Tejero.

Puente Genil, juicio público.

Me han sido facilitadas todas las pruebas que la defensa de Daniel Tejero tratará de hacer valer en el uso de su derecho a la exceptio veritatis. Son muchas y son incontestables. Y dejan muy mal parados a seis cobardes que cedieron al miedo, abrazaron a Humanez y renunciaron para siempre a su dignidad. Me cuentan que son ellos los que, con su paguita asegurada, agachan la mirada, mientras que es Tejero, desposeído de todo, quien pasea cabeza alta por las calles de Puente Genil.

Será un juicio público. Como deben ser los juicios en democracia. Y pase lo que pase, cada cosa ocupará su lugar. Se extienda la cloaca a la Justicia o actúe ésta como el necesario antibiótico de los indignos, cada cosa ocupará su lugar. Y no les quepa duda de que yo estaré aquí para contarlo, fiel a mis valores. Información veraz y opinión libre.


More from Melchor Miralles

POLÍTICA YA SIN UNIFORMES

El Gobierno se pertrechó de uniformes en las comparecencias ante la prensa...
Read More

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.