LA IZQUIERDA PROGRESISTA PERDIDA

La izquierda autodenominada “progresista” que nos Gobierna está perdida y no está perdiendo. Entregada a lo que mande un fugitivo de la Justicia desde Waterloo, cocina una amnistía redactada por los delincuentes y en el disparate permanente en el que andan nos hablan ahora de un terrorismo que no atenta contra los derechos humanos que consideran amnistiable. Sánchez está dispuesto a todo por mantenerse en La Moncloa y la dirigencia y la militancia socialista ahí siguen, calladas. Bueno, Emiliano García Page asoma un poco la patita, pero rápidamente calla porque sabe que Sánchez puede liquidarle.

En el cacao mental en el que están instalados, esta semana además del terrorismo bueno la purgada Irene Montero va y dice que ella define lo que es una mujer. Lo hace de este modo: “persona que sufre más violencia, que sufre de más pobreza, persona que sufre más discriminación”. De modo que ella misma no se considera mujer porque ella no sufre ningún tipo de violencia, que se sepa. Desconoce lo que es la pobreza con su sueldazo y el de su pareja y no padece discriminación alguna. Incluso ha llegado a ministra pese a su escasa cualificación pasando a la historia como la autora de una ley que posibilitó la reducción de condena de centenares de violadores y la puesta en libertad de muchos de ellos.


EL PSOE es un partido anestesiado por Sánchez

Consagrada en la Constitución la discriminación en contra de los hombres, se acerca la aprobación de la amnistía. Terminará favoreciendo no solo a los terroristas “buenos” catalanes, sino a etarras, y el personal traga con todo. El PSOE es un partido anestesiado por Sánchez en el que no cabe el debate o la discrepancia.

Y en El Pais, el órgano oficial de Pedro Sánchez, despiden a Savater. Un periódico tiene derecho a contratar al columnista que le plazca y a prescindir del que le plazca, solo faltaría. Pero es muy sintomático lo de Savater, porque para un periódico que se precie es un timbre de honor tener firmas que discrepen de la línea editorial. Se llama pluralismo y enriquece el debate y por lo tanto es bueno para los lectores.

Después de 47 años publicando, lo han liquidado por el contenido de un libro en el que critica duramente a su periódico. Denuncia que el sectarismo de El Pais se acentuó con la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno. Y el accionista de referencia de El País, el armenio Orghulian, dice sin pudor que el sustituto del fallecido Miguel Barroso en el Consejo de Administración lo decidirá La Moncloa. Y no él, que es el que pone la pasta.

Queda lo del ministro de Cultura, Urtasun, el que no sabe lo que es un lustro. Dice que hay que “superar el marco colonial o anclado en inercias de género o etnocéntricas” de los museos españoles. Por ahora, que se sepa, no ha dado las correspondientes instrucciones a los directivos de los museos para esa superación. Evidentemente porque no sabe cómo hacer para consumar esa sandez. Urtasun ha acreditado ya sobradamente su ignorancia. Y pretende reabrir un debate que los historiadores cerraron hace ya mucho tiempo. España no tuvo colonias, tuvo virreinatos que formaban parte de la Monarquía hispánica en igualdad de condiciones. 


Una izquierda «progresista» perdida pero que gobierna en España

Es probable que Urtasun pensara en el caso del Museo de América y el tesoro de los Quimbayas, formado por piezas precolombinas que Colombia entregó a la regente María Cristina en 1893 para agradecer su mediación en el conflicto territorial con Venezuela. Tesoro que Colombia ha reclamado en alguna ocasión. Pero no hubo expolio con el tesoro de los Quimbayas, fue un regalo.

Urtasun, fiel representante del “progresismo” español, lo que ha hecho es unas declaraciones desde su supina ignorancia para agradar a su secta ideológica. Como Irene Montero, que hace una delirante definición de lo que es ser mujer para quedar bien con la parroquia. Sánchez primero liquidó el delito de rebelión, después la sedición y hasta la malversación sin ánimo de lucro. Después ayudó a los violadores y ahora trata de colar lo de los terroristas que no hayan violado los derechos humanos.

Van a terminar definiendo el terrorismo como un mérito constitucional. Y mientras tanto la Fiscalía sigue investigando lo del muñeco colgado y golpeado en la calle Ferraz en Nochevieja que simulaba ser el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Sí, la izquierda autodenominada “progresista” está perdida, pero Gobierna en España. Y parece que la legislatura puede ser larga. Para nosotros, no para ellos, que están cómodamente instalados en el poder del que abusan sin límite y sin vergüenza.


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
¿PERO ESTO LO SABE CONDE PUMPIDO?
Conozco bien a Cándido Conde Pumpido desde hace muchos años. La imagen...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.