El ministro de Interior, Fernando Grande Marlasca, tras el asesinato de dos guardias civiles en Barbate, no debiera seguir al frente del Ministerio ni un día más. Pero el no va a dimitir, y Pedro Sánchez no le va a destituir. La indignidad de este Gobierno que padecemos ha alcanzado sus cotas más altas tras el doble asesinato de Barbate.

En Twitter, Pedro Sánchez se refirió a “la muerte” de los dos guardias. El propio Ministerio de Interior hablo del “fallecimiento”, como si a los dos agentes asesinados les hubiera dado un infarto. El Ministerio de Marlasca se superó prohibiendo a los guardias civiles acudir a los minutos de silencio que se convocaron en diferentes Ayuntamientos de Andalucía para homenajear a los asesinados.  


Unos narcos asesinan a dos guardias civiles en Barbate

Y Pachi López, siempre a la espalda de Sánchez, obediente, tuvo la jeta de decir que los guardias “iban en una zodiac y no en patrullera por la tormenta”. No. Los dos guardias asesinados salieron a cumplir con su obligación de perseguir a los narcos en una zodiac de goma porque Fernando Grande Marlasca liquidó en septiembre de 2022 la unidad de élite dedicada a la lucha contra el narco y porque su coste era muy elevado. Los guardias asesinados salieron con esa zodiac de goma porque las cinco patrulleras de que disponen llevaban tiempo averiadas y no hay dinero para repararlas.

En la tarde de fatídico viernes 9, había temporal. 6 formidables planeadoras de los narcos se acercan al puerto de Barbate. Desde Cádiz llega una orden a Algeciras para que se cargue una zodiac en un vehículo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas y se trasladen a Barbate, con la orden de hacer un recorrido disuasorio para que los narcos abandonen el lugar. No reciben ordenes de intentar detener a los narcos, simplemente de, con su presencia, espantarlos. Una zodiac 5 metros de largo frente a unas narcolanchas de 12 metros con dos potentes motores cada una. Nada podía salir bien.

En tierra un grupo de ciudadanos, especialmente jóvenes, jaleando a los narcos, como si aquello fuera un rodeo. En un video difundido en redes sociales se escucha como algunos gritan a los narcos “dale, dale, otra vez, a ver si se ahogan los perros. Maricones”. Muchos se preguntan cómo es posible que haya gente jaleando a unos narcos y animándoles a embestir a la zodiac de la Guardia Civil como si fueran fanáticos de un equipo de fútbol en la grada de un estadio. Para entenderlo les puedo contar algo que me explicó el juez antimafia italiano Giovanni Falcone pocas semanas antes de ser asesinado, al preguntarle por el apoyo que tenía la mafia en la población en Sicilia. Equivalente a lo que sucede en Barbate y otras localidades de la zona.

Me respondió: “Miralles, le voy a responder con las palabras que me dijo un dirigente mafioso en un interrogatorio. Señoría,  están haciendo ustedes un trabajo excelente, enhorabuena. Aquí estoy yo detenido. Además, le dedican ustedes muchos recursos a las escuelas. Les explican a los niños que hay que vivir respetando la legalidad, que las drogas son malas, que ellos tienen que ser buenos. Enhorabuena.

Pero ¿sabe usted cuál es su problema?, que cuando esos niños salen de la escuela, y con 16 años necesitan un trabajo, quien se lo da somos nosotros. Y de nosotros viven todos, ellos y sus familias. Sin nosotros no serían nada. Y ahí les ven, felices con su ropa de marca, con sus cochazos, presumiendo en las redes sociales, con sus novias exuberantes. Quienes les sacan de su vida de miseria no son ustedes con sus charlas, somos nosotros con el dinero. Trabajan para nosotros y les resolvemos la vida”.


¡Vaya curriculum el de Marlasca al frente del Interior!

En el Campo de Gibraltar sucede lo mismo,  el paro supera el 40%, hay pobreza. Los narcos dan trabajo, pagan rápido y bien. Además infiltran las instituciones, tienen dinero para comprar voluntades en las Fuerzas de Seguridad, la política y la judicatura. El Organismo de Coordinación del Narcotráfico (OCON Sur), que desmanteló Marlasca en 20202 era un grupo formado por más de 100 agentes que combatían el narcotráfico de modo integral. Es decir, que no solo capturaban alijos de cocaína, hachís y marihuana, sino que esencialmente perseguían toda la estructura de estas organizaciones criminales. Especialmente sus entramados empresariales y el blanqueo de capitales.

El OCON Sur fue creado por el Ministerio de Interior siendo ministro el popular Juan Ignacio Zoido, ante el aumento de los delitos vinculados al narcotráfico en la zona. Hasta que los desmanteló Grande Marlasca había efectuado más de 12.000 detenciones. Se había incautado de más de 2,500 vehículos y más de 1.000 barcos. Sus actividades no se centraron solo en el campo de Gibraltar sino que se extendieron a toda la zona del Estrecho y a las provincias de Huelva, Sevilla, Málaga, Cádiz, Almería y Granada.

Lo que un mando de la Guardia Civil me explicaba que fue “una respuesta extraordinaria a un problema extraordinario”. Su desmantelamiento fue celebrado con entusiasmo por las organizaciones dedicadas al narcotráfico, que tras unos años en los que tuvieron muchos problemas volvieron a campar a sus anchas en la zona. En Barbate generó indignación que el ministro Marlasca no visitara la localidad tras el asesinato de los dos guardias civiles. Más aún si se tiene en cuenta que Marlasca fue elegido diputado por la provincia de Cádiz en las últimas elecciones generales, como en las de 2020.

El currículo de Marlasca al frente de Interior es notable. Recuerden las expulsiones ilegales de menores de Ceuta a Marruecos de 2021.  Los incidentes en la valla de Melilla de junio de 2022, en los que perdieron la vida decenas de inmigrantes. También los ceses del coronel Diego Pérez de los Cobos y Manuel Sánchez Corbí. El primero de ellos por cumplir con su obligación de no informar sobre las investigaciones de las manifestaciones del 8-M en el inicio de la pandemia, que estaban ya en manos de un juez bajo secreto de sumario.

Y el segundo, coronel jefe de la Unidad Central Operativa, por exigencia del PNV. A Sánchez Corbí le dijo Marlasca que le destituía porque la secretaria de Estado de Seguridad había perdido la confianza en él. A esto Corbí le respondió: “Difícilmente ha podido perder la confianza en mí, porque nunca la ha tenido. Aunque resulte increíble, ministro, no nos conocemos. Nunca ha tenido interés en hablar conmigo”.


Marlasca sigue sin asumir su responsabilidad política

Marlasca jamás siquiera ha pensado en asumir su responsabilidad política por episodios como estos. Y Pedro Sánchez le mantiene como ministro, pese a la reprobación general por su gestión. El ministro no fue a Barbate. Eso sí, fue a Pamplona, a los funerales en la Comandancia de la Guardia Civil, donde Patricia, la viuda del guardia civil asesinado Dávid Pérez Carracedo, le suministró una lección de dignidad. Marlasca se acercó al féretro con la intención de imponer al guardia asesinado la Cruz de Oro de la Orden del Mérito de la Guardia Civil.

Patricia se negó a que se la impusiera Marlasca, le dijo al ministro que su marido no querría que fuera él quien se la impusiera. Y fue el guardia que la sostenía en su mano para entregársela al ministro quien la colocó sobre el féretro mientras los asistentes abucheaban a Marlasca. Pero ahí sigue y seguirá. Obediente siempre al amo, indigno de ocupar el cargo que ocupa. Encantado de haberse conocido y de ocupar un ministerio que debería abandonar urgentemente. El y Sánchez desconocen la dignidad.

Sánchez ni se planteó acudir a Barbate. Tenía organizado su viaje en helicóptero y Falcon a Valladolid para asistir a la Gala de los Goya, donde la televisión pública que pagamos todos, colocó para comentar la alfombra roja y entrevistar al personal a una señorita que se llama Inés Hernand. Es influencer y copresentadora de un programa con Mercedes Milá. Hernand, que cobra de dinero público, durante la retransmisión eructó sonoramente, y dijo después: “ya lo tenía que echar”.

Comentó en un momento “estoy hasta el coño, llevo cinco horas aquí”. Y, al llegar Pedro Sánchez, al que se dirigió llamándole de tu, le dijo “eres un icono, presi, te queremos”. Ocupan todo y contratan a una señorita que desconoce también las mínimas normas de dignidad. ¿No había ningún funcionario de RTVE que pudiera hacer ese trabajo adecuadamente? Pero claro, Hernand tiene buenos contactos y es muy feminista. Y seguirá trabajando en RTVE, no pasará nada. Nunca pasa nada. En RTVE puedes eructar y decir que estás hasta el coño, pero si hablas de un violador en serie como Kote Cabezudo te ponen en la puta calle. Progresismo le llaman ellos.


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
NI EL SERVICIO DIPLOMÁTICO RESPETAN Y LOS 68.000 EUROS DE TERNERITO
La codicia de poder de Pedro Sánchez, y sus cuates obedientes, por...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.