¡INDECENCIA DE MARLASKA Y EL ESPERADO JUICIO!

En el Día Internacional de la Libertad de Prensa toca escribir de nuevo sobre Fernando Grande-Marlaska. Ya ha superado con creces los límites admisibles de indecencia y debiera ser destituido de forma fulminante por el presidente del Gobierno. Siempre y cuando en este Gobierno quedara un ápice de vergüenza democrática claro.

En Latinoamérica, sobre todo en Argentina, a las brigadas camorristas del populismo se las denomina patotas. Aquí Pablo Iglesias, o sea, Unidas Podemos, tiene las suyas. Nos hemos enterado ahora, al final de la campaña, que la Policía detuvo el 15 de abril a dos personas vinculadas a Podemos. Una de ellas con contrato laboral como implicadas en las agresiones a los asistentes de un mitin de Vox en Vallecas. Marlaska dice que él no se enteró. Yo no puedo creérmelo.

Si tan diligente fue para fulminar a Pérez de los Cobos por no informarle de las investigaciones sobre Franco, el delegado del Gobierno socialista en Madrid evidencia máxima de su intervencionismo, es increíble que dada la relevancia de los hechos no fuera informado. Más aún por la importancia y el significado político en pleno inicio de una campaña electoral. Su obligación era enterarse, informar al presidente del Gobierno e informar a todos los ciudadanos españoles. Interior, o sea el Gobierno, silencio y ocultó los hechos mientras divulgaba al detalle y a braga quitada de las amenazas con balas y navajas a Iglesias y otras gentes de la izquierda. 

Marlaska: conocedor de actos violentos de personas vinculadas al gobierno

Si se hubiera sabido lo sucedido, de máxima gravedad, que dos personas vinculadas a un partido en el Gobierno habían sido detenidas por apalizar a asistentes a un mitin de Vox y a varios policías, el debate de Telemadrid hubiera sido otro y no digamos el de la SER. “Pablo, tenemos doce días para ganar”, decía Gabilondo que seguro disponía de esta información. ¿Se hubieran ido Gabilondo y Mónica García, que es madre, del debate de la SER si se hubiera sabido esto?

Y tuvieron los cojones de enviar a la directora general de la Guardia Civil a un mitin de Gabilondo. Hecho inaudito en ningún país democrático. A llamar “presidente” a Gabilondo y gritar a los cuatro vientos que “nunca nadie en este país debe pasar miedo ni estar amedrentado por amenazas”. Ella conocedora de que dos empleados de Iglesias estaban detenidos por actos violentos contra simpatizantes de Vox y contra la Policía.

Y el indecente Marlasca tuvo los ovarios de gritar en otro mitin de Gabilondo que el PP era una “organización criminal”, sabedor de que dos asalariados del partido con el que Gobierna estaban detenidos acusados de actos violentos en plena campaña.

Gabilondo se ha preguntado por qué sale la noticia al final de la campaña cuando la pregunta es la contraria: ¿por qué el Gobierno nos ha ocultado durante la campaña, dos semanas, que dos miembros de las patotas de Podemos e Iglesias están implicados en un incidente violento que dejaron veinte heridos, la mayoría de ellos policías, mientras él se permitía criticar a la derecha por ser “fascista” y acusaba al “fascismo” de las amenazas con balas y navajas, cuando solo hay un detenido por estos hechos que no es fascista sino un enfermo mental?

La indecencia de este Gobierno es lamentable, intolerable e insoportable. Y todavía tiene valor Iglesias. Sí, el que se levanta de un debate cuando una condena de la violencia de Vox le parece insuficiente, como si no recordáramos que él fue quien dijo sentir alegría cuando poco después del 15-M vio las imágenes de un nutrido grupo de manifestantes antifas que golpeaban salvajemente a un policía. Y Sánchez y el PSOE hacen comandita con él y se presentan como salvadores de la patria frente al fascismo y los violentos.

Juicio en Córdoba que nos afecta a todos

Y esta semana el martes 4, se va a celebrar por fin en Córdoba un juicio que el policía Daniel Tejero lleva esperando desde el 12 de febrero de 2015. Desde esta fecha lleva suspendido de empleo y sueldo de modo cautelar. Más de 6 años de “muerte civil” para un policía que se enfrentó ante una estructura mafiosa implicada en un caso de pornografía infantil. Tejero le debe este drama al jefe de policía local Lorenzo Humanez Aguilar. Descolgaba el teléfono de su comisaría y organizaba encuentros sexuales con una niña a cambio de dinero.

Así se declaró probado en el juicio en el que desembocó la “Operación Cyber”. Ese fue el nombre en clave escogido por la policía nacional. Trataban de desmantelar una red de prostitución infantil que operaba desde un “cyber” de la ciudad de Córdoba. Su cliente mas insigne: el jefe de la policía local de Puente Genil.

El consumidor de prostitución infantil, Lorenzo Humanez Aguilar, encabeza la querella por calumnias contra Daniel Tejero Navas. De la mano del corruptor de menores, su hermano Eugenio Humanez Aguilar, Manuel Montero Guadix, Antonio Bascón Rodríguez, Manuel Cabezas Baena, Francisco Alberca Romero y Jesús González Beltrán. Todos ellos policías locales compañeros de Daniel Tejero.

Me han sido facilitadas todas las pruebas que la defensa de Daniel Tejero tratará de hacer valer en el uso de su derecho a la exceptio veritatis. Son muchas y son incontestables. Y dejan muy mal parados a seis cobardes que cedieron al miedo, abrazaron a Humanez y renunciaron para siempre a su dignidad. Me cuentan que son ellos los que, con su paguita asegurada, agachan la mirada mientras que es Tejero desposeído de todo, quien pasea cabeza alta por las calles de Puente Genil.

Juicio a Daniel Tejero

Será un juicio público. Como deben ser los juicios en democracia. Y pase lo que pase, cada cosa ocupará su lugar. Se extienda la cloaca a la Justicia o actúe ésta como el necesario antibiótico de los indignos, cada cosa ocupará su lugar. Y no les quepa duda de que yo estaré aquí para contarlo, fiel a mis valores. Información veraz y opinión libre.

Sí puedo adelantarles que el juicio ya se suspendió durante un año porque uno de los testigos estaba de baja por paternidad. También que a la defensa de Daniel Tejero solo se le han admitido 4 pruebas documentales de las 39 presentadas. No estamos ante un juicio más. Estamos ante un juicio que nos afecta a todos porque si la trama mafiosa de Puente Genil puede seguir campando a sus anchas, los ciudadanos habremos sido derrotados y quedará claro que ser incorruptible no sale gratis.

Y además…

En la campaña de Madrid que se ha jugado a nivel nacional, no faltaron un nutrido grupo de “abajo firmantes”, entre ellos los que siempre están de guardia en el Círculo de Bellas Artes. Hasta dos mil esta vez, entre escritores, cantantes, periodistas, sindicalistas y actores que se mostraron “convencidos de que esta vez sí es posible conseguir que la derecha y la ultraderecha salgan del poder en la Comunidad de Madrid tras 26 años infernales de atentados contra los derechos y la dignidad de los ciudadanos”. Como lo leen. De las patotas de ellos ni mú.

Pero dos cosas quiero decirles. Primero que dado que hay escritores entre esas personalidades, el respetable agradecería una redacción más escrupulosa. Y esto es lo esencial. Llevo viviendo en Madrid toda mi vida, también estos 26 años, y no he visto a las hordas fascistas campar a sus respetos por las calles. No he tenido la sensación de vivir en el infierno ni encerrado en una celda de 2×2.

No creo que la mayoría de los madrileños hayan vivido 26 años en el averno. Y también ha habido un texto de unos que fueron ministros con Zapatero que han escrito: “hoy más que nunca es necesario que Madrid lo presida quien mejor representa los valores de la decencia política: Gabilondo”.

Entre los firmantes de esta joya, Manuel Chaves y Maleni Álvarez, condenados los dos a 9 años de inhabilitación por prevaricación en el escándalo de los ERE. Los tienen cuadrados. Y si Madrid es desde hace 26 años un infierno porque lo gobierna el PP, debe ser que la izquierda esta compuesta por imbéciles que no se ocupan de lo público, porque aquí ha habido elecciones limpias que han perdido siempre.

Sobre los cordones sanitarios quería decir que es una expresión puesta de moda por Zapatero. Me repugna porque señala a los demás como si fueran enfermos contagiosos de una grave enfermedad. La verdad es que no estamos para esos cordones ahora mismo. Cordones que por otra parte la historia demuestra que terminan con el exterminio de los supuestos contagiosos.

Para terminar…

Y abrocho con la guinda de este Gobierno que además de indecente incurre en sandeces notables. El Confidencial.com nos cuenta que “si hace unos días la ministra de Igualdad desataba críticas y risas por su extraño discurso “inclusivo” (niño, niña, niñe; hijo, hija, hije; uno, una, une)”, esta vez el absurdo ha llegado impreso en el BOE. Tan serio como siempre el Boletín Oficial recogía el miércoles pasado la modificación de un Real Decreto del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de reciente aprobación. En él se regulan diversas normas reglamentarias en materia de seguridad industrial.

Lo que enviaba el departamento de Reyes Maroto (la ministra y aspirante a vicepresidenta de Ángel Gabilondo en la Comunidad de Madrid mañana en las urnas) no era la típica corrección burocrática, sino una confesión de culpa. Este ministerio es machista, vamos a arreglarlo.

Atiendan porque estamos ante una pieza maestra de humor del absurdo. Resulta que alguien del Gobierno “feminista” de Pedro Sánchez se ganó el pan esta semana redactando una “disposición adicional única” de 10 líneas para incorporar el “uso de lenguaje no sexista” a la tosca Administración del Ministerio de Industria.

Fue la siguiente: “las referencias que en el texto se hacen a instalador, reparador, conservador, los trabajadores, los operarios cualificados, un técnico titulado universitario, el responsable técnico, los socios, operador de grúa, el médico, un profesional habilitado, el fabricante, el titular de la empresa o el representante legal, así como al interesado”, asegura la instrucción dictada por el alguacil del ministerio..

Todas deben entenderse hechas respectivamente a instalador o instaladora, reparador o reparadora, conservador o conservadora, las personas trabajadoras, las personas operarias cualificadas, un técnico o una técnica con titulación universitaria, el personal responsable técnico, las personas socias, operador u operadora de grúa, el médico o la médica, un o una profesional habilitada, la o el fabricante, la persona titular de la empresa, la o el representante legal de la empresa, así como la interesada o el interesado”.


More from Melchor Miralles

LA APISONADORA

La inagotable factoría de propaganda de Iván Redondo al servicio de Pedro...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.