¡UN MEDIO LIBRE! ¡ESTÁN ACABADOS!

Me encarga Mario Díez un texto que sirva de bautizo a un nuevo medio nativo digital del que él es editor. Un medio libre. Un honor ejercer de padrino de esta singladura, porque en esta época de severa crisis empresarial y profesional del periodismo, la llegada de un nuevo medio es bienvenida. Estamos tan acostumbrados, desgraciadamente, a decir adiós a cabeceras y a profesionales que se quedan sin ventanas para ventilar tanto aire contaminado que respiramos.

Decía Séneca que el hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo. Por eso Mario Díez es poderoso, porque es su dueño y no admite matices. La política es siempre camisa de once varas para un intelectual pero los medios libres son la única esperanza para tiempos convulsos. 

Los corruptos, los abusadores permanentes, los mangantes están acabados. Porque mientras un medio pueda escribir la verdad, están acabados. Como dijo el Bogart director del periódico The day, que se enfrentaba al inmenso poder local y mafioso dos días antes de que lo cerraran en la película “El cuarto poder”. Y terminaba diciendo: “una prensa libre siempre es arriesgada».


Una prensa libre siempre es arriesgada

El periodismo de verdad trata de hacer del mundo un lugar mejor. Intenta confortar al afligido y complicarle las cosas a quienes abusan de su poder. Ya saben ustedes que soy un firme partidario de, como escribía Ben Bradlee, facilitar que entre la luz del sol en contra de las puertas cerradas. A favor de que todo se ventile y contra las habitaciones cerradas que huelen mal.

El papel esencial de un medio es contar lo que sucede. Saber separar los hechos comprobados de los rumores, informar de todo lo que sucede contextualizándolo, dar voz a todas las partes. No censurar la opinión de nadie. Pero también favorecer la critica y la reflexión. No ceder ante ninguna presión, sabiendo que llegarán muchas. Porque lo grave no es tanto que existan presiones, que siempre han existido, como que cada vez son más los directores, redactores y editores que ceden a ellas muchas veces a cambio de nada, solo con la expectativa de que algún día les será rentable. No publicar una información cuya veracidad está contrastada y que es de interés público es como no salvarle la vida a alguien cuando se tiene la posibilidad de hacerlo.

Mario sabe a estas alturas que el camino es difícil. Por eso tiene más mérito aún que se embarque en esta aventura editorial, a la que deseo lo mejor. Seré un lector fiel y crítico porque sé que no nos va a traicionar. Seguro que mil veces no estoy de acuerdo con él. Aunque no me cabe la duda de que jamás cerrará la puerta a una historia verdadera y nunca censurará la opinión de nadie. Creo que sabe que la mayor gloria de un periodista está en encontrar el nombre de su medio citado al día siguiente (ahora ya al cabo de un rato) en un medio de la competencia. 


Los periodistas nos encargamos de contar aquello que alguien no quiere que se cuente

Meg Greenfield, en la despedida de Ben Bradlee al frente del Post, dijo: “La cosa más importante que Ben ha llevado a cabo es que hizo que el Washington Post fuera peligroso para la gente del Gobierno”. Y vale para cualquier Gobierno. 

Del lado bueno de las cosas se encargan las oficinas de prensa, del término medio los filósofos, de la justicia los jueces. Los periodistas nos encargamos de contar aquello que alguien no quiere que se cuente. No recuerdo quien lo dijo pero es mi guía profesional desde siempre. Hay que plantarle cara al poder, a todos los poderes. Denunciar sus abusos sabiendo que en el inicio te persiguen por atacar al poder y si no hay alguien que lo haga, al final el poder te persigue incluso por no mamársela con suficiente entusiasmo. Comienza esta nueva andadura con un medio diferente pero sobre todo libre.


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
ODÓN ELORZA QUERELLADO POR DELITO DE FALSO TESTIMONIO
El abogado de las víctimas de Kote Cabezudo ha presentado una querella...
Read More
Join the Conversation

6 Comments

  1. says: Esperanza

    Cuantos de estos periodistas quedan? Me alegro de leerte Melchor., sin duda Mario es una apuesta segura. Hace años , bastantes ya ,que muchos periodistas solo cuentan lo que les conviene .

  2. says: Toni Campos

    Deseo a It-Magazine una larga y exitosa singladura a pesar de los grandes escollos y peligrosas tempestades que va a encontrar en su camino.

  3. says: b.P

    Muchas gracias Mario por tu labor, profesionalidad y honestidad. Mucho ánimo. El mundo funcionaría mucho mejor si hubiese más personas con la ética y la moral que tenéis gente como tú y Melchor.

  4. says: Un txarnego.

    Opino sinceramente que la situación específica de España nos muestra que la realidad dista mucho de estas frases típicas y tópicas, mas propias de un estudiante de primer curso de periodismo. En su caso, Melchor, me parece un ejercicio de cinismo. Vivimos en una país con mas de 100.000 muertos en las cunetas y fosas, donde el jefe del estado, jefatura heredada directamente del fascismo, es un comisionista con cuentas y empresas opacas en el extranjero y con intereses favorables a potencias globales que le pagan miles de veces su sueldo sin que todo esto sonroje a nadie. Un país donde aquellas mismas administraciones judiciales y policiales que habían ejecutado el genocidio jamás dieron cuenta de ello y, como consecuencia, tenemos lo que tenemos. Hoy mismo, 22 de Abril, en plena crisis por una epidemia prevista, con la certeza de que no sabemos las muertes reales, nos están mintiendo, seguro, pero no sabemos cuanto. Con los mas graves recortes en derechos y libertades vemos, además, miles de abusos policiales en unas calles tomadas por las FFAA y las FSE, los medios aplauden dichas actuaciones, vergonzoso. La prensa, que debería ser un medio de información, en España es un medio de formación de masas en el discurso A o B, según quien pague, pero siempre estatofílico y servil con su amo. En España no hay periodismo desde 1.939, hay pesebrismo. Triste, pero cierto.

  5. says: Marión Luján

    Mucho ánimo a Mario y a Melchor por ser valientes y honestos.Ojalá hubiera muchos periodistas como tú y abogados como Mario.
    El tema de los servicios sociales que arrancan de sus padres a los niños me subleva y que la justicia no mueva un dedo para solucionar esto,es surrealista.¿No deberían los jueces ser los que tendrían autoridad para decidir si un niño en según qué casos deben estar con sus padres?¿Quien les ha dado esa potestad a los servicios sociales?

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.