EL GRAVE PATINAZO DEL FISCAL BERMUDEZ EN EL JUICIO CONTRA KOTE CABEZUDO

El juicio contra el fotógrafo donostiarra Kote Cabezudo ha sido señalado por la Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Guipúzcoa para el día 7 de marzo. El juicio se celebrará en sesiones diarias de lunes a jueves hasta el 7 de abril. La Sala la presidirá el magistrado Augusto Maeso Ventureira. La conformarán además María José Barbarín Urquiaga y Ana Isabel Moreno Galindo. La Sala no ha admitido las declaraciones de los testigos que podían aportar luz sobre la estructura de cobertura política de que dispuso Kote Cabezudo. En su Auto los magistrados dejan en muy mal lugar al fiscal del caso, Jorge Armando Bermúdez. La razón es porque no admiten la declaración de los peritos que había solicitado. Esto se debe a que “incumplen el requisito de expresar el nombre y apellidos de los peritos que se proponen, o su número de identificación profesional, caso de ser policías”.

Lo mismo sucede con la prueba pericial solicitada por la defensa de Cabezudo. Es decir, que de no ser por el trabajo de la acusación particular no podría practicarse en el juicio ninguna prueba pericial. Acusación particular que lleva el letrado Mario Díez. Asombroso pero cierto. 

Un grave patinazo del fiscal Jorge Armando Bermúdez. Esto evidencia un escaso interés en el caso o una insuficiente preparación. Sí, porque lo menos que se puede esperar de un fiscal y más aún en un proceso de esta gravedad con 21 víctimas de gravísimos delitos sexuales, es que conozca la Ley de Enjuiciamiento Criminal. LECrim que en su artículo 656 establece claramente que: “El Ministerio Fiscal y las partes manifestarán en sus respectivos escritos de calificación las pruebas de que intenten valerse. Presentando listas de peritos y testigos que hayan de declarar a su instancia. En las listas de peritos y testigos se expresarán sus nombres y apellidos, el apodo, si por él fueren conocidos y su domicilio o residencia. Manifestando además la parte que los presente sí los peritos y testigos han de ser citados judicialmente o si se encarga de hacerles concurrir”.


Inadmisión de testigos en el juicio contra Cabezudo

Es cierto que el fiscal Bermúdez durante la fase de instrucción, hizo muchas cosas bien teniendo que sortear las inadmisibles presiones de sus superiores. En muchas ocasiones estos superiores actuaron más como defensores de Cabezudo que como representantes del Ministerio Público. Pero me parece muy grave un error tan grueso en un fiscal. Impropio de un profesional que tiene como misión promover la acción de la Justicia, asegurar la legalidad del funcionamiento de la Justicia y proteger los derechos de los ciudadanos. No conozco un precedente igual. Esperemos que se prepare mejor el juicio que su escrito de conclusiones provisionales.

Respecto a la inadmisión por parte de la Sala de testigos que podían aportar luz a la red de protección política y judicial de que dispuso Cabezudo, no me ha extrañado. Evidencia este caso un paralelismo impresionante con el “Caso GAL” y José Amedo. Inicialmente Kote Cabezudo gozó de una protección judicial, policial y periodística insuperable. Pero gracias al trabajo de la acusación particular las evidencias delictivas eran abrumadoras y la jueza instructora fue apartada de la causa.

La decisión de los protectores de Cabezudo fue la de dejarle caer y centrar sus esfuerzos en que la cosa no vaya un centímetro más allá del acusado. Al que presentan como un simple depravado que cometió esos delitos sexuales. La realidad es que pudo estar treinta años delinquiendo por toda la estructura de protección de que disponía en los máximos niveles de la Justicia, la Policía, el periodismo y las empresa donostiarras.

La incógnita ahora es ver cuánto tiempo va a aguantar Kote Cabezudo en silencio. En el juicio afronta una petición de pena de 121 años del fiscal y de 2.388 años por la acusación particular. En varias de sus declaraciones durante la instrucción lanzó evidentes advertencias de que dispone de material comprometedor para personas relevantes. A ver qué decide hacer con él.

Curiosidad tengo también por ver si en el Congreso de los Diputados, Podemos, ERC y EH Bildu promueven una investigación sobre abusos sexuales por parte de políticos. Visto el entusiasmo que han puesto en solicitar una comisión para investigar abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica. Comisión que apoyo absolutamente si tiene como fin conocer la verdad sin límites, coacciones o interferencias y no organizar un circo político para acusarse entre unos y otros sin avanzar ni un paso en la protección de las víctimas.

En ese mismo Congreso de los Diputados hemos escuchado varias veces pullas de Vox cuando intervenía Odón Elorza con menciones a Kote Cabezudo. Aunque jamás una iniciativa para investigar y conocer la verdad. Eso sí poniéndose la venda antes de la herida Pedro Sánchez, que conoce el Caso Kote Cabezudo al detalle, ha sacado a Elorza de los máximos órganos de decisión del partido. Y ordenó que en el Congreso le separaran de los escaños próximos a él y le colocaran en el gallinero.


Y además…

Apoyo con fervor la causa de los mayores que abandera el valenciano Carlos San Juan para tratar de frenar la imposición de la banca por internet y sin atención física en las sucursales. En la línea de lo que sucede en el ámbito sanitario y en cualquier gestión con la Administración. Todos ganan más a nuestra costa. Como el autoservicio que se ha puesto de moda en gasolineras, cajeros de aparcamientos y demás. Como escribe mi hermano del alma Angel Antonio Herrera: “me hacen trabajar a diario en labores que no son mi oficio. De modo que tengo un cabreo estable, cosa que no puede decirse del empleo. Hacemos cada día un trabajo no remunerado que las empresas pletóricas se ahorran”.

Cuando pensábamos que no cabía más descrédito en el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que maneja José Félix Tezanos a capricho de Pedro Sánchez, va y le filtra a Pablo Iglesias, reconvertido en tertuliano, los datos de una encuesta sobre las elecciones en Castilla y León antes de que se hicieran públicos. Al margen de que podría ser un delito de revelación de secretos, sorprende que Tezanos no haya sido destituido de modo fulminante. O no, porque ya es un clásico que el Gobierno maneje las instituciones como si fueran su partido o su finca.

En la Audiencia Nacional se han escuchado barbaridades a modo pero en el último juicio contra dos miembros de Resistencia Galega por hechos de terrorismo sucedidos en 2019, se ha escuchado algo que supera lo imaginable. Uno de los acusados tras reconocer los hechos por los que se le acusaba de pertenencia a banda terrorista y pactar pena con la fiscalía, aseveró que: “aunque reconozco los hechos, ni a mi ni a mis hermanos nos define el adjetivo de terroristas porque mi militancia nunca estuvo orientada al terror, sino a todo lo contrario, cara al amor. Para regar de amor Galicia, que es un país en peligro de extinción”. Acojonante. Colocaron bombas. Acabaron con vidas pero ahora dicen que era por amor. El terrorismo es amor. Ya veo a Otegui y sus mariachis copiando al gallego. 


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
AFGANISTÁN COMO AUTÉNTICA PROPAGANDA
“Misión cumplida”, dijo Pedro Sánchez en Torrejón donde acudió a recibir el...
Read More
Join the Conversation

4 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.