CARTAS DESDE EL OLIGOPOLIO: LA ELECTRICIDAD

Lo del precio de la luz, en España, no tiene nombre. Bueno, se lo pondrás tú cuando termines de leer este artículo. Se trata de un oligopolio -otro más– mantenido por la PPSOE en su propio beneficio y a costa de todos los españoles. Un botón de muestra lo encontrarás en el denodado apoyo de IBERDROLA al deporte femenino. Se trata de una compensación a la PPSOE que les mima. Mientras tanto, los ciudadanos son privados de un mercado competitivo y tienen que comerse multitud de cargos, peajes e impuestos dentro de su recibo eléctrico. 


El oligopolio de la electricidad: un precio político

Un oligopolio que viene de los tiempos del General –como todo- y que la PPSOE ha mantenido 45 años más. ¡Viva el progreso! Tuvo tarifa única y territorio exclusivo hasta el 98. Después, con la liberalización, las grandes compañías se disociaron en mayoristas (generadoras de energía) y minoristas (comercializadoras de energía). Ahora ya solo quedan tres: IBERDROLA, ENDESA y NATURGY (antigua UNION FENOSA). Siguen controlando el mercado operando como mayoristas y minoristas al mismo tiempo.

Los únicos competidores serios son otros gigantes de la energía que han decidido extender sus tentáculos al mercado eléctrico como EDP, REPSOL o TOTAL ENERGIES. El transporte corre al 100% a cargo de REE, aunque la red nacional de alta tensión no llegó hasta el 83, cuando las grandes compañías eléctricas españolas fueron rescatadas, cediendo a cambio la interconexión que hasta entonces no existía: hasta entonces fueron monopolios en «sus» territorios.

Lo llamamos de mercado, pero el precio es de «tipo marginalista» lo que significa ¡que margina lo barato a favor de lo caro! Esos mayoristas acuden cada día al «mercado regulado» por el OMIE (Operador del Mercado Ibérico Español) que cruza oferta con demanda para fijar el precio del día siguiente. Empero el cruce se hace por el mayor precio ofertado, con el que después remuneran toda la producción eléctrica ofertada, independientemente de su fuente o coste real (eólica, solar, hidráulica, gas, carbón o nuclear).

Siempre el precio más alto. ¿Qué pagas luego tú? Los minoristas compran esa electricidad –gravada ya con el IVPEE- y le suman su margen. Luego llega la fiesta de la intervención: a ese «pvp en formación» se le suman cargos por potencia contratada y por los «costes regulados» (la compensación de la diferencia entre el precio real y el precio político que muchas veces impone el gobierno). Después, ese «pvp final«, es nuevamente gravado en cascada primero por el IE y después por el IVA. ¡Bingo! Así nace un precio político con el que controlar a la sociedad y al mercado. 


Oligopolios sentados a la mesa de la PPSOE

REE controla la distribución y lejos de dinamizar el mercado se dedica a decidir quién puede enganchar y quien no, tanto para vender como para comprar. En España hay empresarios que pidieron un enganche en el 2020 y lo esperan para 2024 o 2025. Así es como la PPSOE controla todo lo que pasa en este país. Si no estás con la PPSOE no podrás enganchar y te tendrás que esperar o marcharte (así se pierden también muchos proyectos e inversiones). Para más inri, toda esta intervención acaba generando un sinfín de reclamaciones porque la Administración no cumple con lo prometido o con los plazos… por eso somos uno de los países más incumplidores del mundo.

Con todo, el gran problema lo tenemos en la red. Una planificación defectuosa y unas inversiones ridículas han dejado a España paralizada y con centenares de proyectos en lista de espera. Por supuesto, el enganche siempre es más fácil si estás o te colocas en la órbita de la PPSOE.

Cada vez que votas por la PPSOE perpetuas todo esto. Nos hablan de libre mercado y competencia cuando no existen. Rechazan cualquier cosa que rompa este montaje. Ni siquiera producen lo que necesitamos. Importamos energía generada con centrales nucleares en Francia que es la que hace el negocio a nuestra costa. Eso, además, lastra nuestra competitividad en un mercado global por los altos costes energéticos que hay en España. Luego, súmale lo de las renovables –a las que ningún país puede encomendarse totalmente- cuya instalación vino acompañada de unas ‘primas’ pactadas en contrato, una especie de PAC, que ahora el gobierno se niega a pagar por resultar sangrante, dando lugar a impagos que han hecho de España uno de los países más morosos del orbe junto con Rusia. 

No sé si ya le habrás puesto nombre a todo esto, empero creo que estarás conmigo en que España necesita, como el comer, cambiar de sistema y abrir nuestro mercado eléctrico a competidores de verdad que quieran producir y vender energía en España como ellos crean oportuno. Y el que más cape, capador. Así nos beneficiaremos todos y no solo la PPSOE. Estos oligopolios sentados a la mesa de la PPSOE se tienen que acabar. Todo esto debimos enterrarlo con el General, pero ya veis, 45 años después la vida sigue igual como cantara Julio Iglesias. Si quieres que todo esto cambie, ya sabes lo que tienes que hacer.


Tags from the story
, ,
More from Mario González
¿TODAVÍA QUEDAN JUECES EN MADRID?
Siguiendo la oscura estela de Maduro que invocó, hace años, el concepto...
Read More
Join the Conversation

1 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.