CAOS EN LAS PRIMERAS SEMANAS DE LA LEY TRANS

Era algo que se esperaba. Si la aprobación de la Ley Trans trajo tanta polémica en los previos, no es de extrañar que su puesta en funcionamiento no tuviera también puntos calientes que conllevaran al caos. A nivel normativo la Ley ya hacía aguas en algunos puntos. Y a nivel burocrático, el formal, el práctico, no iba a ser menos. Así, los primeros días de su puesta en marcha dejan un reguero de registros civiles por toda España en los que se echa en falta no solo formularios que contemplen correctamente todos los campos a rellenar, sino modelos y plantillas que permitan atender como se debe a todos los cambios de sexo que se están solicitando.

Además, la falta de programas informáticos concretos ha hecho que los funcionarios hayan tenido que anotar mucha información a mano. Y en la era de la digitalización, el desconcierto ha sido generalizado. Éstas son sólo algunas de las demandas que se han dado a conocer en estas primeras semanas. Seguro que llegarán muchas más conforme vaya pasando el tiempo. 

Desde el sindicato CSIF destacan que probablemente se hayan producido muchos errores en el registro. Y sí, de aquí a un tiempo hay algo que se ha hecho mal, se echará la culpa al funcionario que atendió cada demanda. Cuando en realidad lo que ha ocurrido es que existe falta de medios y de herramientas. Además de falta de instrucciones claras para ejecutar los cambios en los registros. Por su parte, desde el Ministerio de Justicia anunciaron esta semana una llamada a la calma. Enviarían “información mínima” a todos los registros civiles con el objeto de que pudieran contar con ella desde hoy, jueves, “sin perjuicio de seguir trabajando en su mejora”


El camino hacia la derogación o la puesta en marcha de una nueva Ley Trans

Por su parte, desde la Asamblea de la Comunidad de Madrid ya se han iniciado los pasos para derogar la Ley Trans. El Partido Popular ha votado recientemente a favor de una propuesta lanzada por Vox con el objetivo de derogar la Ley. Sin embargo, debido a la falta de tiempo para hacerla, probablemente todo se demorará hasta la próxima legislatura. 

Con este paso al frente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha declarado que considera que es bueno que “se abra el debate” sobre una Ley que ya está dando mucho de que hablar. Incluso mucho antes de su aprobación en las Cortes. Y, aunque aún no se sabe a ciencia cierta si lo que plantearán los populares será una modificación de los puntos considerados como más perjudiciales o la derogación total de la Ley y puesta en marcha de una nueva, lo cierto es que la Ley Trans vuelve a estar en el punto de mira de nuestros políticos. 

No olvidemos que la nueva Ley ha sido considerada por la ministra de Igualdad como una de las leyes más importantes de esta legislatura. Su peso está siendo tal que aparece en cualquier debate en nuestro país. Tanto en las sobremesas de las casas corrientes como en el propio Congreso de los Diputados o en la Asamblea de Madrid. A efectos prácticos, es el resultado de varios años de intentonas, protestas y demandas de un colectivo que ha pedido desde hace años que se les tenga en cuenta. Han solicitado que se recoja aquello que necesitan que no es otra cosa que sentirse integrados en la sociedad.

Pero está costando tanto, que incluso se plantea hacer una Ley nueva. Porque la que hay, hecha bajo impulsos como dicen algunos, no está ni bien planteada ni se puede ejecutar de manera correcta. Y porque hablar de igualdad en nuestro país es abrir un melón importante que no  se sabe por dónde empezar a trocear. 

Elisa Vigil, diputada del PP en la Asamblea, en su intervención a la propuesta de derogación de la Ley Trans por parte de Vox, afirmó que la “llamada autodeterminación de género, es la peor forma de defender la igualdad”. Porque en esta defensa, siempre hay formas… y mucho fondo. Tanto, que el caso de esta Ley, parece que no queda claro de qué manera se puede llegar a él. De momento parece que nos hemos acercado un poco, pero la falta de medios materiales y ejecutivos no ayudan a que el rendimiento esté siendo bueno. Al menos en las primeras semanas. Quizá, cuando haya pasado más tiempo, y las aguas se hayan calmado otro poco, podamos hablar de que el colectivo trans, afectado de lleno por todos los debates, las revisiones de la ley, los impulsos para su derogación, empieza a sentirse conforme con algo que llevan años demandando.


Tags from the story
, ,
More from Susana Cabrita Palomar
CONSUMO DE PORNOGRAFÍA EN LOS ADOLESCENTES
Según un estudio publicado en 2020 por Save The Children, el consumo...
Read More
Join the Conversation

2 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.