VENGA, PAM, HABLEMOS

Angela Rodríguez, apodada Pam, secretaria de Estado de Igualdad y para la Violencia de Género, es la gran protagonista de la actualidad. Por muchos motivos. La campaña que ha puesto en marcha el 8-M para “fomentar el diálogo y la conversación en torno a la sexualidad para alcanzar una sociedad más igualitaria” va a pasar a la historia. El video muestra a tres parejas que mantienen relaciones sexuales y a una señora talludita masturbándose. Una de las mujeres que se lo monta con un hombre es un punto obesa, y el hombre un joven atractivo. Y la campaña tiene un eslogan principal: “Ahora que ya nos veis, hablemos”.

A ver Pam, con este 8-M hemos terminado de veros del todo a las que dedicáis vuestro tiempo a generar crispación y a meteros en la vida privada de los demás. Diciéndonos a los ciudadanos que os pagamos el sueldo (el tuyo en concreto, según Pastor-Ferreras, nada neutrales, 123,694,36 eurazos anuales) incluso si hemos de masturbarnos o cómo hemos de follar. Para quienes no os conociera y supiera quienes sois, habéis quedado retratadas al desnudo, intelectual, no físico.

Siguiendo los consejos de vuestros numerosos asesores de imagen todas las de la banda de la tarta a la jefa por su cumpleaños os presentáis de pronto con los morritos pintados de rojo fuerte. Os llaman el morritos team. Y en vuestra indigencia intelectual, no paráis de legislar disparatadamente como si no hubiera un mañana y de meteros en nuestras vidas hasta en la cama.

A veces pareces una caricatura, pero no, eres real. Y además sabes lo que haces. Lo sabes muy bien. Por eso te grabas un selfi mientras un coro de jóvenes grita con entusiasmo que vaya lástima que la madre de Abascal no le abortara, por eso dices que el satisfayer es una máquina para matar fascistas, por eso lamentas que un 75% de las mujeres prefieran la penetración a la masturbación y por eso haces unas declaraciones diciendo que los hombres en España son bastante violadores. Y te quedas más ancha que larga. Pretendéis ser dueñas de nuestras vidas y, como en lo que sois destacadas es en sectarismo, insistís con tenacidad digna de mejor causa en enfrentar a los ciudadanos y promover el odio, quizá deseando que se llegue al enfrentamiento civil.

Venga Pam, hablemos. Con confianza, como si fuera un puto anuncio de los tuyos. Ayer El Mundo publicaba un perfil tuyo muy interesante, trabajado y escrito por Marta Corbal. Por ahí nos enteramos de que el mote de Pam viene de tu niñez y es una apócope de pamela. Y certificamos que estudiaste Filosofía, hiciste dos másteres y que no has trabajado en tu vida, que te metiste muy pronto, como todas vosotras, a la militancia obediente.


Pam en confianza, no os metáis en nuestras vidas

Te presentaste en 2015 con En Marea, o sea, la coalición de Podemos, Esquerda Unida y Anova, y saliste elegida diputada. Ibas de número 2 de esa lista. Y ya sabemos cómo se hacen las listas, ¿verdad Pam?, como sabemos quién controla y maneja la Fiscalía. Cuando en 2016 empezaron las hostias en tu partido, tú apoyaste a Iñigo Errejón. Continuaste en el partido, te arrimaste a Irene Montero (que lista Pam, a Irene, la de Pablo) y te la sudó que Pablo e Irene liquidaran a Errejón y tu pegadita a Irene hasta que te colocó como secretaria de Estado, que guay, como mola, donde te levantas esos 123.000 eurazos tan ricos. 

Marta Corbal nos ilustra también sobre asuntos más privados, pero ya que nos hemos visto, hablemos Pam, con confiaza. Escribe Corbal: “Angela es de las políticas más abiertas de su partido a la hora de mostrar su vida cotidiana. En sus redes sociales se define como feminista, bisexual y galega, y comparte fotografías con su pareja y compañera de partido, Allende Marina Palomo Jimenez. Jefa de gabinete de portavocía del grupo parlamentario de Unidas Podemos”. Pam, hablemos de cómo en tu partido, como en tantos otros, si te arrimas al jefe te colocan.

También cuenta que un día os rechazaron en un piso de Madrid por ser lesbianas (habría que escuchar a quien os rechazó si fue por eso para confirmarlo) y que Pam no tuvo una infancia fácil porque, abre comillas la redactora, “ había comenzado a mantener una relación con la comida y con el cuerpo que estoy arreglando”. Es evidente que no lo has conseguido arreglar, pero no pasa nada, eso nos sucede a muchas mujeres y hombres. Y para rematar nos cuenta Corbal que has cabalgado muchas contradicciones con tus jefes, que solías decir “menos feministrómenos y dobles morales, más sexos, pornos, deseos y feminismos” y la guinda. Que sientes admiración por Rocío Carrasco. Acabáramos. 

Hablemos Pam, en confianza. Soy periodista, no psiquiatra ni psicólogo, pero lo tuyo, y lo de muchas de tus coleguis del morritos team suena a que tenéis algunos traumas que nos estáis haciendo pagar a todos los ciudadanos. Y eso está feo. Que coño os importa la vida sexual del personal, quienes sois vosotras para decirle a los demás si deben follar o hacerse una paja. Vale, que os gusta el porno, genial. Libertad absoluta, cada uno ve lo que desea. Pero así os va. Igual habéis visto demasiado porno en vez de practicar sexo.

Y quizá habéis dedicado excesivo tiempo a ver porno y a ver a Rocio en Sálvame con Jorjega y Carlota en vez de dedicaros a trabajar y ganaros el sueldazo que os pagamos todos. Y así no se puede Pam, en la confianza con la que hemos de hablar. Quizá os entregabais al onanismo viendo ese programa de rojos y maricones (autodefinición de Jorgeja) y se os fue todo de las manos.

¿Acaso Pam crees que hasta tu miserable anuncio no veíamos a las mujeres? Por favor Pam. Siempre hemos visto, la inmensa mayoría, a las mujeres. E incluso las hemos amado, y mucho. Guapas y feas, altas y bajas, gordas y delgadas. ¿En qué mundo vives o te has educado? Nosotros no somos como tú y tus coleguis. Incluso la mayoría de las mujeres también nos veían a nosotros, los hombres, y nos amaban, o no. Gordos, flacos, altos, bajos, listos y tontos. O sea, como ellas. La atracción entre dos seres humanos surge, no se planifica. Solo faltaría que ahora vayáis a ser vosotras quienes decidáis a quien tenemos que mirar, a quien hemos de intentar seducir, con quien vamos a jugar, a divertirnos, a amar.


Seguid a lo vuestro que nunca es lo nuestro…

 ¿Por qué no buscaste un modelo gordo y seboso, uno tipo los de la banda del tito Berni, y a una modelo con una estética diferente, de las que gustan a la mayoría de los seres humanos a los que nos gustan las mujeres, incluidas vosotras, las lesbianas? ¿Por qué el hombre es un mero accesorio en tu repulsivo anuncio? Venga Pam, hablemos, cuéntanoslo. ¿Te has planteado si la mujer de tu anuncio, la gruesa, en las imágenes que habéis grabado y difundido, para algunos puede ser una putera que ha contratado al chaval, macizo, de los que suelen gustar a muchas mujeres y hombres?

Pam, en confianza, ya que hablamos, largaros de una vez, dejad vivir al personal con libertad. Dejad que cada uno haga con su vida lo que considere. Abandonad nuestras alcobas, dedicaros al porno, si es lo que os gusta, masturbaros sin piedad, pero dejadnos vivir en paz y libremente. Ya habéis hecho suficiente daño a las mujeres, a los hombres, a las niñas, a los niños, a las niñes, a las víctimas que os la soplan, al feminismo. Seguid a lo vuestro, que nunca es lo nuestro. Y si os va el sadismo, practicarlo con vuestra familia, pero dejadnos vivir.

Dejad de legislar disparates, respetaros un poco, y respetarnos a quienes os pagamos esos sueldazos que en vuestra puta vida ganaríais si no llevarais toda la vida en el partido. Trabaja de una vez, mujer, feminista, bisexual, y disfruta de la vida sin mirar en las alcobas de los demás. Trabajad, si es que alguien que no sea uno de los vuestros os contrata a la vista de vuestro ridiculum vitae. Es igual de que, pero trabajad. Y sigamos hablando Pam, hablemos con confianza. Habéis sobrepasado todos los límites de la decencia, de lo soportable.

Os ciscáis cada día en las instituciones a las que representáis. Respetaros un poco a vosotras mismas y respetadnos a los ciudadanos a los que nos habéis levantado los sueldazos que os habéis llevado. Los que os hemos costeado vuestros viajecitos en cuchipandi a Nueva York. A New York, perdón, que es como lo decís los guays. Largaros de una vez Pam, y sigamos hablando, pero sin acercarnos por favor. Hablemos con sinceridad, pero guardemos las distancias no se nos vaya a pegar algo de vuestro odio, de vuestra incompetencia, de vuestra indignidad. Tened un arrebato de decencia y romper esa coalición de Gobierno en la que cada uno estáis a lo vuestro, en la que os habéis insultado gravemente. Tened coraje.

Echadle ovarios, o cojones, porque el que manda es Pablo, y romped esa coalición en la que nos so soportáis y que solo manteneis para tratar de sacar un  resultado electoral que os permita seguir viviendo a nuestra costa. Dejad de cabalgar vuestras putas contradicciones. Cabalgaos los unos a los otros si os apetece, pero dejad de dañar al país que os mantiene desde hace tanto tiempo. Venga Pam. Con un par. Por una vez en la vida, sed decentes e iros a vuestra casa. Y si a ti y tu pareja nos os alquilan tranquila que seguro que Pablo e Irene os hacen un hueco en la mansión en cualquiera de las habitaciones que les sobran. Ahí os masturbáis u os penetráis, según os plazca, en libertad. Y os poneis hasta las trancas de ese porno que os gusta. Porque es muy obsceno lo vuestro. Insoportable.


Y Además..

  • Ayer se cumplieron 14 años de la llegada a la presidencia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. O sea, el día que se jodió España, robándole la frase al Santiago Zavala del arranque de conversaciones en la catedral en la que se preguntaba cuando se jodió el Perú. Y también se cumplieron ayer tres años del primer estado de alarma ilegal, inconstitucional decretado por este Gobierno que pese al revolcón que le pegó el Constitucional no tuvo la decencia de dimitir y pedirnos perdón por habernos encerrado ilegalmente, por habernos ocultado los muertos durante la pandemia, por haberse pasado la legalidad por la entrepierna. Tres años ya y el personal callado. Tragacionistas impenitentes sometidos los abusos constantes de nuestros gobernantes. Un  estado de alarma que se nos dijo sería de 15 días y se prolongó 98, con restricción de libertades públicas, durante el cual podíamos pasear al perro pero no a nuestros hijos. En el que centenares de empresas tuvieron que cerrar, con las calles vacías por las que solo circulaban las ambulancias que trasladaban a los contagiados por el virus y a los muertos que nos ocultaron. Tres años ya que no olvidaremos nunca.
  • La Gala de los Oscar es igual de lamentable, o más, que la de nuestros Goya. Este año los académicos americanos han premiado a “Todo a la vez en todas partes”, para mi una película malísima, aburrida, con un guión pobre, con interpretaciones mediocres, un peñazo. Pero los de la Academia son muy guays y en Movistar babean de gusto con las cosas de Hollywood, con las realidades virtuales, el metaverso y todo ese rollo megamoderno y chulísimo. Y por supuesto, la historia narra, con escaso éxito, los sufrimientos de una lesbiana que no sabe cómo salir del armario. Eso sí, todo muy políticamente correcto, con la vacuidad insoportable de lo woke. Una gala aburrida y una película soporífera como gran triunfadora. De las nominadas no me entusiasmo ninguna, pero puestos a salvar salvaría a “Sin Novedad en el frente”.

Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
SÁNCHEZ EXIGE FIDELIDAD PERRUNA
Pedro Sánchez con su giro a la izquierda en el debate del...
Read More
Join the Conversation

1 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.