TELEGRAM NO ES BLOQUEADA

Este pasado 22 de marzo, el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ordenó bloquear la aplicación de mensajería Telegram. Lo hacía de forma cautelar. ¿Las razones? Dar respuesta a la demanda interpuesta por 4 grandes compañías de telecomunicaciones en España: Mediaset, Antena 3, Movistar y Egeda. Éstas acusan a Telegram de alojar canales que en realidad son auténticos focos de piratería. El magistrado hizo llegar varios requerimientos a Telegram y ésta nunca respondió ninguno, con lo que se determinó el bloqueo. 


Pedraz suspende bloquear Telegram al considerar la medida como excesiva

Un bloqueo que ha llenado de incertidumbre a los más de 8,5 millones de usuarios en España. Según la CNMC, el 18% de los españoles la tienen y la utilizan. Sin embargo, tres días después, Pedraz ha decidido suspender la medida, al considerarla «excesiva y no proporcional«. 

El juez habría pedido un informe a la Comisaría General de Información de la Policía Nacional. Y ha considerado que la medida tomada contra Telegram tendría claramente una «posible afectación de múltiples usuarios ante una eventual suspensión«. Queriendo sugerir con ello que ni todos los usuarios que usan Telegram lo hacen para descargar contenidos protegidos por derechos de autor… ni todos los canales que existen en esta aplicación de mensajería tienen como objetivo el pirateo.

¿Haberlos? Hasta el 22 de marzo los había. Pero tras el anuncio de la suspensión, incluso canales que servían de bibliotecas online, han quedado bloqueados. Otros, como los oficiales de instituciones como el Ministerio de Sanidad o los que se dedican a compartir dudas y problemas de usuarios como los opositores, estudiantes de otras disciplinas o foros de debate continúan su andadura sin mayores problemas ni impedimentos. Se reconoce con ello, que los que difundan contenidos protegidos han sido los primeros en caer. 

De lo que las grandes compañías de telecomunicaciones se aquejaban era de que muchos usuarios empleaban Telegram para compartir a través de varios grupos partidos de fútbol, series o películas. Quitándoles con ello lo que antes se conocía como cuota de pantalla. Para ellos, son menos ingresos. Y al final de lo que se trata es de proteger los posibles clientes de las grandes antes que dar protección a contenidos sujetos a derechos de autor como podrían ser libros, cómics o películas ya en archivo. El anuncio de la suspensión de Telegram ha abierto el debate que ya se inició hace unos años con el bloqueo de plataformas de descarga como el antiguo eMule, uTorrent o para libros ePubLibre, por poner algunos ejemplos. 


¿Una medida desproporcionada?

Las comparaciones son odiosas pero este anuncio del bloqueo y luego el de la suspensión del bloqueo recuerda más a la acción de matar moscas a cañonazos que realmente a buscar una solución para la protección de contenidos sujetos a derechos de autor. Si las cuatro grandes se enfadan porque pierden cuota de clientes, la Audiencia Nacional actúa. Si se quejan de que antes tenían más usuarios para películas y series, quizá es que hay que mirar con lupa a una Red que ya está prohibida en países como China, Corea del Norte, Pakistán. Y que ha sufrido bloqueos temporales en otros como Rusia, Brasil o Tailandia. Quizá con WhatsApp no se tiene tanta fuerza. Tal vez porque forma parte de un gigante mayor. 

Podríamos incluso preguntarnos si la medida de Pedraz no ha sido un tanto desproporcionada. Algo que infringe, se bloquea y listo. En lugar de analizar qué se cuece en algunos lugares de Internet, porque en ésta hay demasiados sitios inexplorados. Tras la tormenta, ha llegado la calma. Los usuarios de Telegram vuelven a respirar. No aquellos que la usaban para el pirateo. Saben que ahora tendrán que seguir buscándose las mañas para adquirir contenidos de pago sin soltar un duro. Que Haberlos… haylos. Pero hasta que un grande no se queje, no se actuará contra ellos. 


Tags from the story
, ,
More from Susana Cabrita Palomar
DETENCIONES FALTANDO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
En determinados países se dan detenciones por decir, cantar o enarbolar una...
Read More
Join the Conversation

1 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.