SÁNCHEZ Y SU CARTA QUE DESCONCIERTA A LA CIUDADANÍA

En una carta sorpresa, dirigida a los españoles, Pedro Sánchez sorprendió la tarde del pasado miércoles, no sólo a su electorado, sino a la oposición, a la población que siempre anda indecisa, a sus más fieles seguidores, a los medios de comunicación e incluso a la comunidad internacional. Lo ha publicado a través de la red social X. Y lo ha hecho con intención de que se haga eco hasta quien no se maneja con redes sociales de que el próximo 29 de abril, lunes, comunicará su decisión de continuar en el cargo o dimitir. Ha sido en respuesta a la campaña “de acoso y derribo” que están sufriendo su esposa y él en las últimas semanas. 


Sánchez se retira a pensar y meditar sobre su futuro en el Gobierno

Sánchez explica en su carta que “un juzgado de Madrid ha abierto diligencias previas contra mi mujer, Begoña Gómez, a petición de una organización ultraderechista llamada Manos Limpias, para investigar unos supuestos delitos de tráfico de influencias y de corrupción en los negocios”. El juez, explica el presidente del Gobierno, “llamará a declarar a los responsables de dos cabeceras digitales que han venido publicando sobre este asunto”, cabeceras que tilda de corte derechista y ultraderechista. Y asegura que su esposa defenderá, como no puede ser de otra manera, “su honorabilidad ante el juez”. De hecho en su misiva explica que “hemos ido desmintiendo las falsedades vertidas al tiempo que Begoña ha emprendido acciones legales para que esos mismos digitales rectifiquen lo que, sostenemos, son informaciones espurias”.

De modo que, tras esta tormenta, el presidente del Gobierno necesita retirarse unos días del foco público, pensar y decidir. Si sigue gobernando el país o lo deja. Sin penas. Y sin dolor. Pelear contra una campaña de desprestigio bien valen unos cuantos días de retiro para pensar. En su carta, de hecho, expone claramente que “Llegados a este punto, la pregunta que legítimamente me hago es ¿merece la pena todo esto? Sinceramente, no lo sé. Este ataque no tiene precedentes, es tan grave y tan burdo que necesito parar y reflexionar con mi esposa”. 

Y no significa esto que se critique la actitud del presidente del Gobierno o que se deba justificar que todo vale y todo pesa cuando alguien ostenta un cargo público. “Todo se debe aguantar, porque para eso le pagamos todos”, pensarán algunos. Aunque lo cierto sea que todos alguna vez nos hemos planteado que ojalá pudiésemos tener momentos de retiro y de paz para poder tomar buenas decisiones en la vida. 


Un superviviente de la política

Isabel Díaz Ayuso lleva varios años siendo víctima de una campaña de desprestigio en la que también está implicado su hermano, a quien se le acusa de cobrar comisiones indebidas en la venta de mascarillas. Como ella, también han sufrido ataques a su imagen y honorabilidad, políticos como Mónica Oltra, cuyo exmarido fue condenado por abuso sexual a una menor. Lo que hace el de al lado, salpica irremediablemente al cargo público. 

Se sospecha que ese tiempo que el presidente del Gobierno quiere tomarse para pensar y meditar, puede que tenga mucho que ver con una estrategia que sólo él y los suyos conocen. The New York Times en su edición en español, incide en que Sánchez es todo un “sobreviviente de la política”. Y que sus acciones y su carta ha desconcertado a España.

En un artículo publicado al hilo de la carta del presidente, explica que Pedro Sánchez ha tomado una decisión que, como poco, es “algo que no tiene precedentes en democracia”. Además tomando las declaraciones de un politólogo de la Universidad Carlos III de Madrid, expone que en realidad está llamando a la opinión pública para que tomen partido y manifiesten si consideran la situación aceptable. 

De momento, manifestaciones está habiendo varias. En la misma calle Ferraz, cada tarde-noche, se agolpan cerca de la sede del PSOE varios grupos de detractores de la política de Pedro Sánchez. Cargados con grandes banderas de España, corean “dimisión, dimisión”. Y, a la vez, se están moviendo, a través de redes sociales e hilos de WhatsApp, convocatorias para que grupos de apoyo a Pedro Sánchez se manifiesten este sábado 27 de abril. Varias federaciones del PSOE prevén fletar unos cuantos buses con el objetivo de llegar a Ferraz. 


¿Tintes de estrategia?

Por su parte, los jueces parece que se unen a pensar que todo esto tenga tintes de estrategia. La judicatura teme, según algunos medios, que estos días de reflexión y este movimiento de Pedro Sánchez, sea “el caldo de cultivo” que permita acometer determinadas reformas para “la toma del Supremo”. El fantasma del lawfare vuelve a aparecer como si se tratase del fantasma de las navidades pasadas, de las presentes y de las futuras. La instrumentalización política de la justicia es algo más que una carta, pero las suspicacias de unos y de otros hacen sospechar que la misiva de Pedro Sánchez es algo más que unas líneas contadas con el corazón en la mano. 

Acción inaudita que probablemente desvelará el lunes si las consecuencias son también pioneras en la democracia de nuestro país. De cara al espectador que, por otro lado, es casualmente el electorado, el indeciso, el votante convencido e incluso para el más acérrimo enemigo político que pueda tener Pedro Sánchez, esto que estamos viviendo hoy, es inaudito. Pero no sabríamos decir si da pena o provoca sorpresa. Ya estamos curados de espanto. Porque esa política seria que deseamos tener, no la tenemos.

Ni por parte de los medios que se afanan en buscar en la basura para el salseo del día siguiente, ni por parte de los políticos que hace mucho dejaron la seriedad en el cajón de un despacho abandonado. Nos va el cotilleo y el chascarrillo. Las tramas sucias y las noticias de corrupción. Las implicaciones de unos y de otros en tramas oscuras. Nos va saber que los maletines vuelan cuando están vacíos y se esconden cuando se desea ocultar algo. Estamos ya acostumbrados. Pero nos da igual porque seguimos el juego. Y manifestarnos no nos interesa porque hemos superado el umbral del hastío. Lo han conseguido. Anestesiándonos con otras cortinas de humo que nos hemos tragado sin pestañear. La carta es inaudita. Algo que nunca ha ocurrido en democracia. Como todo lo demás. Muy a nuestro pesar.


Tags from the story
, ,
More from Susana Cabrita Palomar
¡LA GUERRA ENTRE RUSIA Y UCRANIA SIGUE VIVA!
Mientras suenan las sirenas antiaéreas en Ucrania que alertan a la población...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.