SÁNCHEZ EXIGE FIDELIDAD PERRUNA

Pedro Sánchez con su giro a la izquierda en el debate del estado de la Nación, dejó chafada a Yolanda Díaz, a quien tiene puesta la cruz porque había vetado a los jefes de la izquierda del PSOE, socios de Sánchez, su presencia en el acto de presentación de su proyecto Sumar, que llevó a cabo en El Matadero, premonición de donde va a acabar la ministra de la chapa “existo, luego te jodes”. Díaz no aplaudió el discurso radical de Sánchez en el Congreso. Y puso mala cara al ver a las jefas de Unidas Podemos y ministras, Ione Belarra e Irene Montero dejándose las manos en los aplausos y solo les faltó gritar. A la salida se jactaban de haber sido quienes forzaron al presidente a girar a la izquierda.

Hay movimientos en el PSOE silentes y por lo bajini pero Sánchez, a través de sus leales Felix Bolaños y Oscar López se entera de todo. Y le adelantó a su portavoza Adriana Lastra, que no estaba contento con algunas cosas y que no debía de enfrentarse a Santos Cerdán, secretario de organización. Lastra, después de una reunión que mantuvieron los tres, salió convencida de que Sánchez se la iba a cargar, y con la excusa de que está embarazada, presentó su dimisión. Sánchez no hace prisioneros y quien no se pliega ante él no tiene sitio en el partido ni en el Gobierno.

Lastra hace tiempo que era un lastre para el presidente. La mantuvo porque ejercía de perro de presa ante los medios, muchas veces con una impericia notable que generaba problemas. Pero Lastra se creyó fuerte y trató de plantar cara en Ferraz a Santos Cerdán. Y por ahí el jefe no pasa. Y atentos a la pantalla porque puede haber más cambios en el PSOE y no es descartable que en el Gobierno.

Sus socios de Unidas Podemos andan con la mosca detrás de la oreja porque perciben como Sánchez se apropia de su espacio. Y no entienden a la ministra que existe luego nos jodemos, de la que dicen que a quien va a joder es a los partidos, plataformas y demás organizaciones a la izquierda del PSOE, que divididas van al matadero electoral sin remedio. Y la guinda es la bronca de Pablo Iglesias con Ferreras. Se ha olvidado de los nuevos políticos y ahora está a muerte con Sánchez. Me cuentan desde dentro de la cadena de Atresmedia que Ferreras repite ya con Sánchez lo que hacía con Zapatero. Hablan mucho por teléfono.

No tanto como con Florentino, pero sus subordinados se descojonan porque ellos saben con quién habla por cómo responde “Ferri” al teléfono. Si es Florentino responde “hola presidente”, si es Sánchez, como antes Zapatero, responde “hola jefe”. Si le llama el nuevo consejero delegado responde “a la orden CEO”. También sabemos como dice cuando le llama Pastor, pero no entremos en cuestiones íntimas.

En fin, que Sánchez exige fidelidad perruna. No admite que nadie se salga de la fila un milímetro, y los cadáveres políticos que almacena ya no le caben en el armario. Pero él sigue. No sale ni con agua hirviendo de la Moncloa, menos aún con el segundo semestre de 2023 con España presidiendo la Unión Europea. Se van a enterar en todo el continente de quien es Sánchez. La turra que nos va a dar a todos. Y sí, Yolanda Díaz, existís, luego nos jodemos. Y vosotros disfrutando de la vida, del Falcon y de los gastos pagados. Hasta las próximas elecciones, donde todas las encuestas vaticinan que el PP de Feijoo ganará, quien sabe si como en Andalucía. Pero cuando eso suceda la crisis habrá hecho más estragos aún en la sociedad española, que sigue tragando con todo.


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE GUIPÚZCOA AL BORDE DE LA PREVARICACIÓN EN EL CASO KOTE CABEZUDO
El rayo que no cesa. La Audiencia Provincial de Guipúzcoa se suma...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.