RELACIONES E ILUSIONES ROTAS EN VERANO

Ahora que los medios hablan de nuevas ilusiones cuando quieren decir que no sé quién se ha echado nuevo novio o que no sé quiénes se están conociendo y los que han sido pillados in fraganti saliendo del cine, dando un paseo o yendo a comer a un restaurante, más bien nosotros deberíamos hablar de desilusiones amorosas si nos referimos a lo que le ha ocurrido a Esther Doña con el juez Pedraz. 

Todo se veía de color de rosa hace unos meses cuando anunciaban su compromiso matrimonial. Dulcificando las crónicas sociales, algunos medios incluso hablaban de que Doña había vuelto a recuperar la sonrisa tras el fallecimiento por COVID de su marido, Carlos Falcó. Poco duró esa sonrisa y ese algodón de azúcar vestido de purpurina cuando hace unos días saltó la noticia de que Santiago Pedraz había decidido romper la relación. Así que : “Donde dije digo, digo Diego”.

Nuevas ilusiones que se convierten de un plumazo en desilusión y que hacen correr ríos de tinta en la crónica social. Esta se afana por cubrir como se encuentra la novia que ya ha dejado de ser novia. Analiza los pormenores de la ruptura y las causas del tan poco afortunado anuncio matrimonial. Todo se ensombrece un poco más cuando resurge la voz de las exnovias del juez. Una de ellas afirma que le ocurrió exactamente lo mismo. 

Para más inri, el juez rompió la relación mediante un mensaje de WhatsApp. Y según se ha podido saber, aunque no a ciencia cierta, como ocurre siempre con todos estos asuntos de amores que van y vienen, al parecer Doña “cruzó todos los límites”. Sí, tras una acalorada discusión que mantuvieron ambos durante unas vacaciones en Ibiza. Tras este incidente, él afirmó que “no era la mujer que creía”. Ella siguió adelante con la exclusiva que ya tenía contratada antes de que se produjeran los hechos. El entorno, opina. La gente se sorprende de que lo que puede ocurrirle a cualquier hijo de vecino, sin exclusivas de por medio, pase también a las personalidades que no solo ocupan la crónica del corazón, sino cuyos puestos son considerados por muchos, los más importantes dentro de la judicatura española. 


¿Reincidente en romper ilusiones y corazones?

A todos nos pasa o nos ha pasado alguna vez que en verano nos ilusionamos. Tenemos nuevas ilusiones y en el momento en que el 31 de agosto se acerca, tocan su final, como las vacaciones. Recibimos en propias carnes la “operación regreso”, pero en todas sus dimensiones.

En este caso, suponemos que lo que no pasa desapercibido es que la ruptura fuera a través de un mensaje del teléfono. Debe de ser que los cara a cara están sobrevalorados cuando se deja a alguien. Siempre es mejor darle a la tecla de enviar y “adiós muy buenas”. Al menos, preferible. Y sobre todo cuando previamente una de las partes ha firmado una jugosa exclusiva con una revista y por contrato no puede echar para atrás el reportaje en el que anuncia a bombo y platillo que se casan. 

¿Rupturas por mensaje? Ha habido muchas y las seguirá habiendo. Más aún desde que el smartphone es casi una prolongación de nuestro cuerpo. Y rupturas famosas envueltas en la polémica de que no se produjeron cara a cara, también. Podríamos incluso contarlas con las dos manos. Ces`t la vie, como dirían algunos. 

Dicen otros medios, que puede que ésta haya sido la noticia más sonada del verano. Pero al común de los mortales ya le da hasta igual si quien se ha separado ha sido un juez con una viuda o si ha sido una famosa cantante con un futbolista. Qué más da, al final todos rellenan espacio en la crónica social. Y con sus más y sus menos, cubren ese espacio que todos parecemos necesitar en torno al cotilleo y la curiosidad sobre la vida de los demás.

El quid de la cuestión en este caso que nos ocupa ahora es saber qué ocurrió en aquella discusión en Ibiza. Cúales fueron las razones que llevaron al juez a romper la relación y por qué es reincidente en estas lides, pues, como declaró su exnovia, a ella le hizo algo similar. Claro está, si realmente queremos saber todos los pormenores de esta relación y ruptura, si nos puede la curiosidad, si consideramos que nos va a hacer más felices conocer el por qué sí o el por qué no. Porque sea, como sea, curioso, al menos, es. 


Tags from the story
, ,
More from Susana C. Palomar
HÉROES DE LA SOCIEDAD ACTUAL
Las grandes figuras para tomar como ejemplo y los grandes valores que...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.