PRENSA, PERIODISTAS Y CENSURA

La pasada semana Presidencia del Gobierno convocó a los periodistas que cubren la información de Presidencia para que acudieran a una rueda de prensa del presidente Sánchez. El presidente sigue de veraneo en La Mareta a costa del erario. La Secretaría de Estado de Comunicación solo permitió que se le formularan a Sánchez tres preguntas. Además previamente pactadas, con la agencia oficial Efe y la Radio Televisión Autonómica Canaria (RTVC). El resto de los periodistas no pudieron preguntarle al presidente.

Eso no es una rueda de prensa. Y el comportamiento de Presidencia se llama censura, pero hay enorme responsabilidad en los periodistas, en los directores y jefes de sección de los medios. Si los periodistas de Efe y la RTVC no hubieran aceptado pactar las preguntas, que es infame, o si todos los periodistas al llegar a esa convocatoria y enterarse de cómo se había organizado el asunto se hubieran ido todos a una se acabó el fraude. Si los jefes de sección y los directores de los medios prohibieran terminantemente a sus subordinados acudir a una rueda de prensa sin posibilidad de preguntar, o les ordenaran irse si han acudido sin saberlo y les prohibieran además pactar preguntas con los convocantes de una rueda de prensa, se acabó el problema.

Es así de sencillo. Pero la mayoría de los periodistas y de los medios tragan con todo. Así está el oficio. Los periodistas, a título individual, deben tomar sus decisiones. No me sirve la excusa de que hay que comer, de que necesitan la nómina para pagar la hipoteca. La dignidad está por encima de todo. Lo que sucede es que hay demasiados periodistas que aceptan cobrar su sueldo a cambio no de cumplir con su obligación, sino de incumplirla cada día.


Los periodistas y los medios reflejan la sociedad española: tragacionista

A cambio de no contar verdades, de no molestar al poder. La ética es el respeto a las normas que cada uno nos imponemos. El periodismo refleja la sociedad española, tragacionista. Y el Gobierno no deja de tratar de dividirnos con trampantojos muy elaborados para evitar que los ciudadanos y los periodistas nos posicionemos todos a una contra ellos y sus abusos.

Es esencial que los periodistas seamos conscientes cuando trabajamos que antes que estar ejerciendo nuestro derecho a la libertad de expresión somos depositarios o intermediarios de un derecho constitucional que no nos pertenece a nosotros. Es el derecho de los ciudadanos a recibir información veraz. Si los periodistas aceptamos estas trabas del Gobierno o de cualquier otro partido o institución estamos impidiendo que los ciudadanos reciban información veraz. Estamos violando gravemente un derecho que no es nuestro.  Lo mismo sucede con la autocensura. Es la peor de las censuras, porque es un ejercicio voluntario de sumisión. 

Mientras que los periodistas no actuemos cumpliendo con nuestras obligaciones no podemos esperar que la sociedad nos respete más. No vale descargar la responsabilidad de la situación en los políticos o en los dueños o directores de los medios. Nadie está obligado a obedecer órdenes que supongan que hemos de violar nuestra deontología profesional. Por lo tanto, la primera responsabilidad es de cada uno de nosotros. 

Los lectores de IT MAGAZINE saben bien que en este medio podremos cometer errores, equivocarnos o acertar, pero jamás aceptaremos presiones de nadie. Jamás aceptaremos acudir a comparecencias de prensa en las que no se pueden formular preguntas. Lo hacemos por respeto a ustedes. También por respeto a nosotros mismos, a nuestra dignidad profesional. La dignidad, la más valiosa de nuestras posesiones. Nosotros tenemos valor. Me atrevo a decir que mucho, pero les garantizo que no tenemos precio. No hay millones en el mundo capaces de modificar nuestra posición, capaces de comprar nuestra dignidad.


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
SÁNCHEZ, LA ENERGÍA Y LA LEGALIDAD
El presidente Pedro Sánchez legisla para conseguir un ahorro energético, dice él,...
Read More
Join the Conversation

2 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.