PORNOGRAFÍA INFANTIL TAMBIÉN EN SECTAS

Las sectas encierran muchos lados oscuros que rozan la ilegalidad y se acaban moviéndose a tientas con la Justicia. De modo que como si se tratase de figuras geométricas con muchas aristas, vamos encontrando aspectos muy oscuros en las sectas. Algunos encierran incluso casos de delitos sexuales, maltrato y agresiones varias. 

Y en los últimos años han sido varios los casos “sonados” en los que antiguos adeptos a varias sectas denuncian y acusan a sus gurús de maltrato. Como el de la secta Nxivm, en la que estuvo implicada la actriz de la serie “Smallville”, Allison Mack. El gurú de esta secta fue acusado en 2019 de posesión de pornografía infantil y tráfico sexual, y de convertir a mujeres en esclavas sexuales. Señalado por la fiscalía por dirigir una red de tráfico sexual y de trabajos forzados. 

La actriz de Smallville era la encargada de reclutar a mujeres para la secta. En su comparecencia ante el tribunal, se declaró culpable reconociendo que reclutaba a mujeres que creían unirse a un grupo femenino de orientación. Obviamente la realidad era otra. Allison Mack fue condenada a prisión por cargos como pertenecer a una banda de crimen organizado y de conspiración. 


Sectas y redes sociales

El caso de la secta Nxivm ha sido uno de los más sonados en los últimos años, pero hay muchos más. De hecho se cuentan por centenas el número de sectas que por ejemplo, hay en España. Y son miles las personas que las siguen. Además con la pandemia por coronavirus en la que estamos inmersos, muchas son las sectas que han aprovechado para viralizar sus mensajes a través de redes sociales. Su objetivo: captar nuevos adeptos. O incluso recuperar algunos que dejaron de ser miembros, pero que quisieran recuperar su pertenencia a ellas. 

Lo hacen a través de la difusión de mensajes apocalípticos en redes sociales y en Internet en general, sin nadie que lo remedie o le ponga solución. Testigos de Jehová, La Iglesia Adventista del Séptimo Día son algunos de los ejemplos que desde marzo de 2020 tratan de captar adeptos. Su fin es hacerles creer que el fin está cerca… Y hay que estar preparados para ello. Según expresan desde la Red de Prevención Sectaria y del Abuso de Debilidad (RedUNE), las microsectas han tenido un cierto auge al calor de la pandemia. 

Puede que el fin esté realmente cerca. ¿Quién sabe? Pero no creemos que estas sectas sean poseedoras de ese conocimiento trascendental. Aunque la manipulación que ejercen con sus mensajes haga pensar que son expertas en gestionar situaciones como la que estamos viviendo actualmente. Pero no reparan en que el Código Penal en su artículo 515,3, precisamente sanciona ese tipo de manipulación. 

Y así lo corroboran desde RedUNE cuando afirman que existen en la actualidad “muchísimas más (sectas) que nos pudiéramos imaginar”. Por ello trabajan para que realmente comience a haber “jurisprudencia, es que se tipifique en nuestro Código Penal la persuasión coercitiva, independientemente quien la ejerza, promueva o inste, como estrategia de sometimiento de la voluntad humana. Dañando gravemente los derechos cívicos y la dignidad de las víctimas”.


Los gurús de internet

No deja de sorprender que aún a día de hoy, con consumidores de redes sociales, de Internet, cada vez más formados, más exigentes y más “sabios”, todavía nos lamentemos del lavado mental que ejercen sobre muchas personas las sectas. Tal vez Internet sea el caldo de cultivo perfecto para encontrar las soluciones trascendentales que uno busca cuando está perdido en la rutina del día a día. 

Un caldo de cultivo que ofrece líderes espirituales, gurús y mantras para sobrellevar la desidia diaria, la tristeza pero manipulando. Y cierto es que lo que caracteriza a las sectas es la manipulación de sus miembros. Se conocen casos de adeptos que una vez fuera de la secta, han tratado de denunciar abusos y actos vejatorios por parte de los gurús a los que seguían. Mientras estaban dentro, sus denuncias eran desestimadas con el argumento de que “si estaban ahí era por decisión propia”. 

Hacemos tantas cosas por decisión propia, que estamos perdiendo el norte para saber si lo que hacemos, lo hacemos convencidos, o porque buscamos un poco de luz. Pena que no nos planteemos que la mejor forma de ver es abriendo los ojos, nutriendo las neuronas, contrastando información y haciendo trabajar al cerebro, que para algo lo tenemos. 


Tags from the story
, ,
More from Susana C. Palomar
SALVAR LA NAVIDAD CON MIRADA DE NIÑO
Salvar la Navidad, como si se tratara de un título de película...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.