OBLIGADOS A SOBRELLEVAR LA SITUACIÓN

Cada día nos vemos obligados a sobrellevar una situación que se nos hace cada vez más difícil. Confucio dijo una vez: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Y tal vez ésta sea la actitud que hay que tener para todo: trabajo, familia y vida. Lo que ocurre es que nos olvidamos de lo importante, disfrutar de cada segundo que pasa porque el tiempo, que es relativo, se suele escapar de nuestras manos.

Más si cabe, durante todos estos meses en los que, lo único que se escucha son datos de contagios, efectos secundarios, muertos y medidas restrictivas a causa de un virus que ha llegado para trastocar todo. Y sobre todo, que nos ha obligado a cambiar la perspectiva de lo que se vive cada día, ya no se planifica, nos obliga a sobrellevar el día a día, improvisando, no teniendo en cuenta el mañana, sino el número de personas con las que nos reunimos, el espacio en el que nos encontramos y el reloj, por si se nos pasa la hora del toque de queda.

En definitiva, diariamente estamos expuestos a mucha información, quizá demasiada y esa sobrecarga hace que el subconsciente llegue incluso a saturarse.

¿Cómo sobrellevar la situación?

En lo que coinciden psicólogos y coachs, es que debemos tomar el tiempo de manera relativa. Recomiendan centrar el pensamiento en el aquí y ahora. ¿Recuerdan el famoso “carpe diem“? Pues igual, pero con los mimbres que cada uno tenga en el momento en que se centre en el aquí y ahora. Evitar pensar en mañana o en la semana que viene, facilitará que no existan agobios por lo que quizá no pase. La situación es incierta y requiere un poco de entrenamiento previo, aunque todo haya llegado un poco de sopetón.

Aceptar que la situación es esta y no otra de la que quizá desearíamos tener también ayuda. Además, debemos ser conscientes de la realidad que estamos viviendo incluso, de la que nos toca vivir a cada uno. Porque aunque compartamos el común de la actualidad de hoy, cada cual vive su vida de forma diferente, confinados o no. Asimismo, seamos conscientes de la realidad de cada uno, no de la que nos cuentan a diario los medios de comunicación.

Veamos el día a día con los ojos de los niños, con resiliencia, con sorpresa. Aceptando que el control de nuestra mente está precisamente en ella y así es como debe quedarse porque abandonar el pensamiento centrándolo en lo que ocurrirá mañana o en lo que nos dicen que podremos hacer la semana que viene, solo generará más ansiedad y estrés.

Recomendaciones de los psicólogos

El Colegio de Psicólogos de Madrid lanzó allá por el mes de abril una serie de recomendaciones para sobrellevar la situación. Se trata de guías y consejos que permiten manejar la ansiedad o el estrés producido por la sobrecarga de información en torno al coronavirus, el confinamiento o la situación en general.

Para empezar recomiendan hacer un esfuerzo para identificar los pensamientos que pueden estar generando malestar. “Pensar constantemente en la enfermedad puede hacer que aparezca o se acentúen síntomas que incrementen su malestar emocional”, explican. Además, es necesario reconocer esas emociones (¡qué importante, por cierto, la educación emocional!) y aceptarlas. Incluso si fuera necesario, recomiendan compartir la situación que se está viviendo “con las personas más cercanas para encontrar ese apoyo y ayuda que uno necesita”.

También es importante cuestionarse las cosas, las informaciones, las situaciones, la realidad que vivimos. “Busque pruebas de realidad y datos fiables” indican. “Conozca los hechos y los datos fiables que ofrecen los medios oficiales y científicos y evite que la información no provenga de estas fuentes, evitando información e imágenes alarmistas”. Unido a ello, recomiendan también informar a “los seres queridos de manera realista”. Debemos hacerlo sin mentir, con explicaciones veraces y adaptándolas al nivel de comprensión de nuestro interlocutor.

Por último, recomiendan evitar la sobre-información, ya que estar “permanentemente conectado no le hará estar mejor informado y podría aumentar su sensación de riesgo y nerviosismo innecesariamente”. Además es importante contrastar la información que se comparte, todavía más aún si se emplean redes sociales, procurando en este caso hacerlo con fuentes oficiales.

¿Cuál sería la conclusión? Para sobrellevar la situación es mejor que nos cuestionemos todo y contrastemos la información. No nos quedemos con el primer tren que pasa por delante de nuestros ojos y tratemos de relativizar. Es la mejor medicina para sobrellevar todo.


Tags from the story
More from Susana C. Palomar

RACIONALIZAR, CONCILIAR Y TELETRABAJAR

Racionalizar, conciliar y teletrabajar son las tres palabras más oídas y usadas...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.