LA ILUSIÓN HACE CRECER TU VIDA

Ilusión, si ilusión. Y te estarás preguntando: ¿”Ilusión de qué? Eso solo lo tienen los niños, bastante tengo yo como para tener ilusión”. Pues si, la realidad es que la ilusión se va perdiendo con el tiempo sino la sigues regando como todo lo que tienes en tu interior: la generosidad, la alegría, el amor, la paz. Todo está dentro de nosotros, no tenemos que buscarlo fuera. Pero las circunstancias externas, los problemas de tipo económico o de relaciones, la salud…todo esto hace que cada día te levantes sin ilusión de nada, sin ilusión.

Piensa un momento: ¿cuándo fue la última vez que te ilusionaste con algo? Con un sueño, con un objetivo, con una persona, con una meta o simplemente con la ilusión de despertarte cada día por estar vivo y poder disfrutar de todas las maravillas de la vida. Si, ya sé, los problema ¡dichosos problemas! Pues si tu respuesta fue “ni me acuerdo” déjame que te diga que algo hay que cambiar, y ese algo eres TU.


La ilusión nos hace ser mejores personas

Te preguntarás: ¿Por qué nos hace ser mejor personas? Porque tener la ilusión en tu corazón y regarla todos los días hace que vivas el ahora con fuerza, sabiendo todo lo que tienes y todo lo que puedes hacer para cambiar las cosas. Depende de nosotros querer cambiar, solo de nosotros mismos. Y saber que esos problemas que tú ves y sientes, son aprendizajes que tienes que vivir en este camino que en algún momento se acabará para todos nosotros. Y si en algún momento se va a acabar, mejor haber vivido, sentido, amado, ayudado, ¿no crees? Empieza por ti y continúa en los demás.

Empieza a ilusionarte con levantarte cada mañana pensando que estás vivo, que te sientes bien, con fuerza y que tienes muchas cosas por las que agradecer. Pero no las ves, porque solo tienes tu atención en los dichosos problemas. Tenemos un poder increíble dentro de nosotros, podemos elegir: elegir cómo querer levantarnos, tener actitud para decidir si el día puede ser extraordinario o no. Elige y elige bien, porque gracias a esa elección, tu vida se encaminará hacia un sitio u otro.

¿Has leído el libro Yo Soy Dios? Expresa claramente lo que explico, que todos tenemos lo necesario para transformar de una forma muy radical nuestra realidad y ser quien soñamos. Solo tenemos que dar un paso al frente y estar dispuestos a salir de nuestra zona de confort y luchar por nuestros sueños. Pero ¡ay, qué difícil es! Para transformar nuestra vida y soñar que podemos conseguir todo lo que nos propongamos, debemos tener ilusión.


Las quejas no nos dan la solución

Si nos fijamos en lo que no queremos, será lo que consigamos atraer, más negatividad a nuestra vida. Podemos fijarnos en lo mal que está nuestra vida y en lo mal que está la de los demás, la de tus vecinos, amigos, la de la sociedad, la de la Humanidad. Quejarnos continuamente y pensar que no tiene solución, que esto es lo que nos ha tocado vivir: solos, sin salud, sin trabajo, con un virus que nos acecha, con maldad, con abusos y mil cosas más, todas ellas negativas por supuesto.

Existen dos formas de ver la vida: una es creer que no existen los milagros, la otra es creer que todo es un milagro.

Albert Einstein

¿Y si pudieras hacer algo? ¿Y si todos pudiéramos hacer algo? ¿Y si probamos a buscar soluciones? A querer cambiar, a querer vivir en un mundo mejor. Empecemos por nosotros mismos, por nuestro mundo y seamos una referencia para los demás. Cambia tu enfoque de atención y empieza a mirar las cosas como te gustaría que fueran y no como las ves, empieza a sentir diferente, empieza el día diferente.

La realidad nos abruma y no nos deja ver más allá de los problemas, nos limita continuamente y no nos deja ver las cosas con otros ojos. Es ahí cuando tenemos que poner actitud a la vida, cuando tenemos que esforzarnos en elegir estar bien. En creer que las cosas cambiarán, pero nos preguntamos continuamente: ¿Cómo? Yo te digo: queriendo, eligiendo tener pensamientos positivos con frecuencia y eliminar cualquier sentimiento negativo que te haga dudar. Preferir la ilusión al desánimo y pensar que sí podemos, que las cosas pueden y van a mejorar.


¿Dónde está el cambio?

El cambio empieza por levantarte cada mañana con ilusión, con alegría, dando amor, a ti por supuesto pero también a los demás. En dar cariño, en dar y dar y dar. En ilusionarte por querer que las cosas sean diferentes. En ayudar a los demás en lo que tú puedas. A veces para ti, dar algo simbólico es muy poco pero para los demás es mucho más de lo que imaginas. Así que podríamos imaginarnos cómo nos gustaría que fuera nuestra vida y cómo nos gustaría que estuvieran las cosas alrededor. Debemos pensar en qué mundo querríamos vivir y tener ilusión por cambiarlo: todos juntos.

El alma tiene sus ilusiones, como el pajarillo sus alas: son ellas quienes las sostienen.

Víctor Hugo

Si ya tenemos claro qué nos gustaría cambiar, de nosotros, de nuestra vida, sigue hacia fuera y mira en qué tipo de mundo te gustaría vivir. ¿Lo tenemos claro? Pues vayamos a la siguiente parte que es actuar, hacer que las cosas pasen, pero ahora, es el momento para que todos sumemos y pongamos de nuestra parte, en luchar y poner nuestro granito de arena.

Podemos mirar qué personas están dando un paso al frente ahí afuera y apoyarlas. Porque ellas son la voz y la acción de todos nosotros, de miles y miles y miles de personas, que no damos un paso al frente, que estamos detrás pero sí podemos hacer algo: dejar que esas otras personas sí lo hagan, es más, podemos AYUDAR. Les vamos a apoyar con fuerza, de todas las maneras posibles, para que estas personas se sientan más fuertes para poder seguir luchando. Una sola persona no puede cambiar el mundo pero millones de personas sí, y somos muchos.


Luchemos apoyándonos

Leyendo estas palabras te habrá venido a la mente alguna persona que admires, alguna persona que sea una referencia para ti, alguien valiente, que no tiene miedo, que lucha por el Bien y por todos nosotros. Yo sí lo tengo claro y te lo voy a decir: ¿ Conoces la labor de Mario Diez? Conoces lo que está haciendo Justicia Poética? Pues es admirable y hay que apoyar. Ayudar para que tenga recursos económicos para seguir ayudando a los demás. Para que tenga fuerza y aliento para no desvanecer contra los malos y ayudar compartiendo, difundiendo, para que cada día seamos más y más los que queremos cambiar el mundo.

Vamos a no mirar para otro lado y comencemos todos juntos a luchar, a unirnos, porque yo me pregunto: ¿Hasta cuándo vamos a seguir mirando para otro lado y sin hacer nada? No esperemos a que sea demasiado tarde, aprovechemos que hay personas que ya están luchando, que trabajan por los demás, por querer cambiar el sistema, por luchar contra las injusticias, por luchar contra el Mal y no siempre van a estar ahí.

La ilusión te da vida, no debemos perderla a pesar de todos los problemas, solo hay que tener actitud para cambiarlos y avanzar y crecer. Tener ilusión por cambiar las cosas. ¿Lo crees? Pues venga, da un paso al frente, te estamos esperando.


Tags from the story
, ,
More from Redacción It-Magazine
EL LÍDER Y SUS PEONES
El líder ha entrado en el estadio. La megafonía lo anuncia con...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.