KOTE CABEZUDO EN LA ENFERMERIA

Ya lo sabíamos, pero en el recurso presentado por sus abogados contra la ampliación de la prisión provisional de Kote Cabezudo sostienen que “no debe olvidarse que se encuentra destinado en la enfermería del centro penitenciario de Martutene”. Y con base en esta afirmación sostienen que por ello no hay riesgo de fuga si saliera a la calle. Para partirse.

Lo de los destinos en la enfermería de una prisión es un arma de doble filo. Los presos que tienen ese destino ejercen de ordenanzas de los doctores y habitualmente se trata de presos de confianza. Buena parte de esos presos de confianza (de la dirección de la cárcel y los funcionarios, claro), son violadores y maltratadores. Internos no muy bien vistos en las cárceles y con acreditada carrera como chivatos.

La principal ventaja que obtienen con ese destino es que duermen en una cama, no en una litera desvencijada y disponen de wc y ducha individual. Y quienes conocen el paño penitenciario me explican que “solo si eres de máxima confianza de la dirección accedes a ese destino, especialmente porque eres testigo de muchas cosas que solo alguien de mucha confianza puede ver y no contar”. Además gozan de un espacio más amplio que si permanecen en un módulo de la prisión y más capacidad de movimientos.

Entre los inconvenientes, que cuando sucede algo en algún módulo, intentos de suicidio, peleas con heridos y esas cosas de las cárceles, quienes son enviados a intervenir en primer lugar son los presos destinados en enfermería, aunque no tengan conocimientos médicos. Escenas poco agradables sin duda.

El universo penitenciario es complejo. Que Kote Cabezudo esté destinado en la enfermería de la prisión de Martutene es una evidencia más de que goza de mucha protección. Aunque estar destinado en la enfermería de una prisión no significa estar libre, está preso porque en su caso, cumple condena además de estar preventivo en la causa principal. Es un privilegio sí, porque el que además suma puntos que después puede canjear por comunicaciones vis a vis u otros. Pero no significa que goce de una vida en libertad. Solo faltaría.


Cabezudo goza de protección en Martutene

En su recurso los defensores de Cabezudo alegan que se ha agravado su situación penitenciaria “ya que no podrá disfrutar de permiso alguno ni progresar de grado por estar precisamente en situación de preso preventivo a la vez que condenado. Situación que dada la saturación de casos a estudiar de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, puede hacer demorar la resolución de los recursos de casación interpuestos durante un largo periodo de tiempo, causándole con ello un grave perjuicio al tener que estar en esa doble condición de penado/preventivo en todo momento hasta dicha resolución. Y ello sumado a su avanzada edad, puede convertirse en una especie de cadena perpetua preventiva a la espera de su fallecimiento”.

Caben diversas interpretaciones a este párrafo del recurso. Que se sepa Cabezudo no tiene ninguna enfermedad terminal, por lo que su fallecimiento no parece probable a corto plazo. ¿O es que alguien tiene interés en que se produzca? En lo que se refiere a su doble condición de penado y preventivo, es consecuencia de sus actos. Es lo que tiene ser un delincuente reincidente y múltiple. Solo él es responsable de sus actos. Haberlo pensado mejor antes de violar mujeres y niñas y producir y distribuir pornografía infantil.

Respecto a los años que pase en prisión, sus víctimas esperan que cumpla al menos la sentencia que se le impuso, un máximo de 20 años. Sin privilegios, un deseo normal después de que les destrozara la vida el condenado. Claro que las víctimas quieren impedir por todos los medios legales que Cabezudo salga de prisión antes de tiempo, como muchos de sus poderosos protectores están intentando. Creo que es perfectamente comprensible.

Respecto al Tribunal Supremo puedo adelantarles a los abogados de Cabezudo y al propio condenado, lectores fieles de IT-MAGAZINE, que en la Sala Segunda del Tribunal Supremo, donde es conocida la causa como “lo de San Sebastián”, hay instrucciones de tramitar los recursos con la máxima celeridad, dada la proverbial lentitud con que se tramitan los demás. O sea que también la Sala Segunda está mirando por los intereses del condenado. Veremos cuanto tardan en resolver y en qué sentido. Estaremos muy atentos, como debe ser. Por ahora sabemos que lo de Kote quieren que vaya más rápido que lo de los demás.

“Lo de San Sebastián” preocupa mucho en altas esferas de poder, entre los conocidos como Los lobos de San Sebastián y sus amigos. Sacarle de la prisión no lo van a tener sencillo. Ellos saben retorcer la Ley e incluso pasársela por el forro, pero hay algunos límites que no creo se atrevan a cruzar. Por ahora Cabezudo permanecerá en la prisión, con su destino de confianza y la boca por ahora, sellada. Ya veremos por cuánto tiempo. Eso también le preocupa a Los lobos.

Yo le deseo larga vida y que cumpla su condena, como todo quisqui que no está protegido por quienes cortan el bacalao. Y también le deseo salud y que permanezca en la enfermería solo como destino de confianza, no como paciente. Y cuando quiera hablar ya sabe que aquí me tiene, deseando escucharle contando la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Me consta que se lo está pensando.


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
FEIJÓO
Aún no termino de comprender cómo Pablo Casado y Teodoro García Egea...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.