EL LADO OSCURO DE PUTIN

Putin, Vladimir Putin. Todo el mundo habla de él desde que el pasado 24 de febrero iniciara la invasión de Ucrania. Se afrontan ya casi dos semanas de batalla y Putin no da su brazo a torcer en la guerra con Ucrania. La hostilidad con Ucrania no cesa. ¿Cuáles son las razones por las que Putin comienza una guerra en pleno siglo XXI? Una de ellas es la «desmilitarización y desnazificación» de Ucrania. Otro de los objetivos que persigue Rusia es lograr que internacionalmente se reconozca a la península de Crimea como parte de Rusia, la cual se anexionó en 2014. Así mismo reclama que se reconozca como independiente el área del Donbass, las dos repúblicas independientes de Donestk y Lugansk. Ucrania se niega de forma rotunda a negociar la independencia de sus territorios, por lo que es previsible que ambos países no lleguen a un acuerdo.

Pero esta guerra no ha comenzado ahora. Ya en marzo de 2021 unos 100.000 soldados rusos con abundante equipo militar, se congregaron cerca de la frontera con Ucrania. Estos movimientos eran seguidos vía satélite por el resto del mundo. Unos meses después se produjo una retirada parcial por el incremento de las presiones del resto de países. Pero volvieron a la carga a finales de año. Ya en 2014 Rusia advirtió a Ucrania dando forma a un tratado para que ésta no entrara en la Organización del Tratado del Atlántico Norte -OTAN- y exigió la retirada de las tropas acantonadas en la Europa del Este. Pero Estados Unidos intervino con su negativa respondiendo igualmente con amenazas de sanciones económicas.

Todos los días se escuchan conversaciones donde la gente no comprende cómo una persona supuestamente equilibrada, podría decidir entrar en guerra a estas alturas de la vida. Como alguien puede decidir que ciudadanos entren en guerra, pierdan la vida y se separen de sus familias por ¿intereses comerciales y económicos? ¿Una bandera? ¿Dónde están las conversaciones? Solucionar los problemas con la palabra, negociando, valorando y manteniendo la paz. Ordenan los combates a muerte por intereses, por ideas insensatas, por el poder de unos pocos, por ocupar territorios a costa de vidas humanas. Es increíble que no se puedan solucionar los conflictos de una manera pacífica. Está en manos de Putin evitar toda esta destrucción, muerte y sufrimientos en tantas personas.

En la mente de cualquier ciudadano del mundo, de un ser humano… no hay manera de justificar una guerra, pero ¿qué hay detrás de Putin? ¿Qué se esconde en su mente? Dolor, poder, sufrimiento en su infancia, soledad, egocentrismo, trastorno… un auténtico manipulador, un monstruo sin ningún tipo de sensibilidad. No le tiembla el pulso en sus decisiones. Un hombre seguro de si mismo. Muchos dicen que no tiene una mente perturbada y alterada, al contrario, que es una persona fría y calculadora, muy consciente de lo que hace. El comportamiento del líder ruso es lineal y coherente, premeditado y sobre todo apoyado por un círculo íntimo de personas que le transmiten plena confianza. Pero ¿está verdaderamente loco? Muchos lo comparan con Hitler.

Vladimir Putin nació y creció en el seno de una familia humilde. Cursó los estudios de Derecho y se graduó con honores en la Universidad Estatal de Leningrado. Trabajó para la KGB -servicio de espionaje ruso- desde Alemania y cuando cayó el muro de Berlin en noviembre de 1989, volvió a Leningrado, ciudad conocida actualmente como San Petersburgo. Allí trabajó en la administración del nuevo alcalde de la ciudad hasta que en 1996 se trasladó a Moscú para realizar su trabajo a las órdenes del nuevo presidente Boris Yeltsin.

A partir de ahí Putin fue ascendiendo en la escala como funcionario del gobierno. Tanto es así que en agosto de 1999 Rusia inició la segunda guerra contra los chechenos porque éstos invadieron Daguestán. Otro de los motivos principales para el inicio de esta guerra fueron los atentados de autoría chechena en suelo ruso que causaron cientos de muertos.

Esta segunda guerra le sirvió a Putin para hacerse más popular -si cabe- entre sus paisanos rusos. Así cuando Boris Yeltsin dimitió fue nombrado presidente interino. Meses después convocaron elecciones saliendo elegido con casi el 53% de votos. Durante su primer mandato la economía del país fue creciendo. Eso le valió para seguir cosechando el aprecio del pueblo ruso. En las siguientes elecciones volvió a ganar pero esta vez por una amplia mayoría gracias al 71% de los votos.

A pesar de haber sido ampliamente criticado desde el punto de vista Occidental, dentro de las fronteras rusas es el político más querido y respetado que ha tenido el país. Esa mirada gélida que le acompaña en sus fotografías a pecho descubierto donde está pescando, luchando (?) con un oso o simplemente tomando el sol, dan a entender que es el «macho alfa» de su manada. La realidad es que lleva gobernando con mano firme desde hace muchos años. ¿Qué esconde en lo más profundo de su mente? Como dato curioso diremos que fue candidato al Premio Nobel de la Paz en 2014.


Tags from the story
, ,
More from Redacción It-Magazine
LA SAGA DE LOS FISCALES
El Ministerio Fiscal tiene como misión promover la acción de la Justicia...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.