EL JUICIO FEMINISTA CONTRA LA VIOLENCIA PRESIDIDO POR UN MALTRATADOR

El caso de Rocío Carrasco Jurado, Rociito, y su show en Telecinco lo copa todo. Merece una reflexión y una opinión. En Telecinco han estado veinte años despellejando a Rociito con su ex-marido, Antonio David Flores, contratado con un sueldo más que generoso despachándose a modo contra su ex y exhibiéndose de padre ejemplar. Veinte años después, Telecinco y la productora La Fábrica de la Tele decidieron dar voz a Rociito. Han montado en torno a su supuesto drama un show televisivo para mayores, a mayor gloria del Gobierno de PSOE y Podemos, un supuesto ejercicio de feminismo y de nueva modalidad de justicia: la justicia en directo ejercida con la complicidad de una ministra.

El show de Rociito y los maltratos de su ex-marido

La cosa se inició hace seis meses cuando empezaron a grabar un mega testimonio de Rociito en el que relata llorando a saco, los maltratos que padeció de Antonio David Flores, el padre de sus hijas. El clímax llegó cuando explicó en un espacio patrocinado por marcas comerciales que no encajaba bien con el fondo del relato, que había intentado suicidarse a pastillazos.

Durante los seis meses que estuvieron grabando, o sea conocido ya su testimonio, Antonio David siguió participando en sus programas. Pero según me cuentan fuentes de la cadena, el acuerdo con Rociito era un pago de 2 millones de euros. Ella a cambio retiraría todas las querellas que tenía interpuestas contra la cadena, la productora y los colaboradores y pedía el despido de Antonio David. Pero claro esto es un show. El despido lo presentaron al terminar el primer episodio como consecuencia de él, ocultando que durante seis meses sabían lo que había y seguían pagándole.

Lo han llamado documental y periodismo feminista. El periodismo no tiene apellidos y llamar documental a esto, es un insulto a quienes hacemos documentales. Este espectáculo es un testimonio unilateral en el que no cabe la contraparte. Para aderezarlo intervinieron por Twitter y de cuerpo presente la ministra Irene Montero y la diputada socialista Adriana Lastra. Entre los tertulianos, sobre todo asiduas del destripe del corazón, instalaron como coartada a la periodista política, directora de Público y agitadora del feminismo gubernamental Ana Pardo de Vera. En pleno aquelarre, Pardo de Vera hizo un mítin sobre el patriarcado y acusó a los jueces machistas de no haber condenado a Antonio David.

Una de las tertulianas le precisó que Antonio David vio como su juicio por maltrato era sobreseído por una jueza y entonces de Vera dijo que era igual. En este aquelarre en el que se sentenció sin escucharle a Antonio David, la ministra y la diputada hablaron sin conocer el caso. Para todos ellos lo de la presunción de inocencia y las garantías procesales resulta un engorro. El procedimiento sumarial de Telecinco fue resumido atinadamente por Pardo de Vera: “después de lo que hemos escuchado, ¿qué más necesita la Justicia?”.

Este es el concepto de Justicia que maneja esta gente, el mismo concepto que aparece en los textos legislativos del Ministerio de Irene Montero. ¿Qué más prueba que la testifical de la supuesta víctima para condenar al agresor sin escucharle siquiera? ¿Presunción de inocencia? A esta gente que van de progresistas y nos gobiernan, les estorban los jueces, sean hombres o mujeres. Han instaurado la justicia en directo en el Supremo Tribunal de Telecinco y La Fábrica de la tele. Y siguen haciendo caja. Ahora toca despiezar a Antonio David. Veremos por cuanto tiempo porque a la vez han contratado a su mujer para ir a Supervivientes. La pasta queda en casa y la moral o el derecho no existen.

Es evidente que ver a Rociito llorando y describiendo la tortura que relató conmueve y genera empatía. Pero siempre hay otra versión y en este tipo de conflictos, como en casi todos, hay dos versiones y después está la verdad.

El presentador del show de Rociito: un maltratador

Y como presentador inicial del show, un maltratador de libro, Don Jorge Javier Vázquez, presentador de guardia en Telecinco. Este hombre protagonizó en directo en uno de sus programas un episodio de maltratato psíquico y físico de libro contra Olvido Hormigos, a la que expulsó del plató de Sálvame. Primero le dijo: “vas a aguantar aquí hasta que yo te diga”. Cuando ella se levanta e intenta irse, Vázquez le agarra del brazo y le impide irse diciéndole: “no, no, vas a aguantar hasta que yo te lo diga”, y de pronto la suelta y la expulsa diciéndole: “sucia, eres una sucia. Ahora que te hemos usado vete a tomar por saco, sucia”. Este es el que ejercía de juez supremo y nos daba clases de feminismo junto a Pardo de Vera, la ministra Montero y la diputada Lastra.

Y de pronto irrumpe una tal Lozano, de nombre Lydia, que denunciaba con ímpetu que: “es que la familia Jurado son una familia con muchísimos secretos”. Con un par. Digo yo que esa familia, como todas, tendrá los secretos que les venga en gana.

Me dio pena el testimonio de Rociito, sin duda terrible, pero no sé si es verdad o es mentira. Como no lo saben ni la productora ni la cadena. Lo que sí sabemos es que Antonio David no ha sido condenado. Yo buscaría la verdad pero claro eso es más complicado, lleva tiempo y trabajo y ellos buscan el espectáculo. Y si por el camino destrozan vidas se la bufa, porque ellos viven bien y ganan pasta, lo único que les importa. Y si encima les bailan el agua el Gobierno y algunas que van de feministas, pues miel sobre hojuelas. ¿Hasta cuándo? Hasta que el personal deje de verlo en la tele.

Y para terminar: ¿Cuándo va a emitir Tele 5, esta cadena tan interesada en la defensa de la mujer, el documental sobre las víctimas de Kote Cabezudo en un caso que salpica a Odón Elorza, compañero de la diputada Lastra? ¿Cuando van a investigar los casos de abusos sexuales de niñas y niños tutelados por la Administración a los que el Gobierno de la señora Montero tienen abandonados ilegalmente?

Por lo menos pedirles un favor, no hablen de documental ni de periodismo, un respeto a una profesión digna. Esto es otra cosa. Un negocio sucio.

Además…

  • La segunda sentencia contra Luis Ramírez Icardi, ex-marido de Mónica Oltra, la vicepresidente de la Comunidad Valenciana, es durísimo. Le condena por abusos sexuales a una menor tutelada a la que atendía como educador. Políticamente, su Consejería que no reaccionó como debería haberlo hecho y desamparó a la chica queda en entredicho. Oltra ha reaccionado tratando de embarrar el caso hablando del machismo de quienes critican su gestión. Pero ya no cuela. Para machismo, además criminal, el de su ex. Y para negligencia política, la suya.
  • José Hila, alcalde de Palma de Mallorca, ha conseguido rizar el rizo del ridículo. Después del lío, ha reconocido que no tenía ni puñetera idea de quienes eran los almirantes Gravina o Churruca, a los que les ha quitado la calle por “franquistas”. Unos franquistas más que precoces, pues murieron más de un siglo antes de que terminara la Guerra Civil. Resulta hasta insultante escuchar al alcalde decir ahora que: “es que no he profundizado en esa parte de la historia. Aunque me encanta la historia no tengo por qué saber de todo”.
  • El bloqueo del Canal de Suez donde el “Ever Green“construido hace tres años encalló la semana pasada, evidencia que la globalización tiene embudos.  El barco quedó varado y el bloqueo de ese cuello de botella ha bloqueado el comercio mundial. Hay centenares de barcos navegando en busca de otros pasos para llegar a sus destinos con la mercancía. Vivimos en un mundo interconectado. Este Canal que conecta el Canal de Suez con el Mediterráneo que tardaron diez años en construir, ha quedado por ahora inoperable. El accidente del “Ever Green”, que zarpó desde China con destino Róterdam, bloquea el comercio internacional y las cadenas de suministros globales. Y con ellos los costes del transporte de mercancías es probable que suban de nuevo, lo cual complica la recuperación económica global tras la pandemia.

Y para terminar…

  • En 11 sesiones de juicio del Caso Bárcenas y la Caja B del PP la verdad ha quedado sepultada. Resulta irrisorio escuchar a Aznar, Rajoy, Arenas, Trillo, Rato, Cospedal y compañía decir que ellos no sabían nada de como se gestionaban los dineros del partido. Ellos que eran los mandamases, los que cortaban el bacalao, los que ejercían el poder absoluto, dicen que no sabían nada de las finanzas. Más de 7 millones de los papeles de Bárcenas, está probado que existieron. La contabilidad opaca está confirmada por dos sentencias, decenas de pruebas y numerosos testimonios. Pero los jefes no sabían nada. ¿Y el delito de falso testimonio? Existe pero: ¿se aplica alguna vez en España? al menos: ¿se investiga alguna vez? 
  • Pablo Iglesias ha multiplicado por seis su patrimonio tras siete años en la política. Sus bienes sumaban 58.698 euros en 2014 y tras convertirse en eurodiputado y después vicepresidente del Gobierno, hoy asciende a 352.380 euros. Y lo de Irene Montero ha sido superior aunque en su caso hay que incluir una herencia. Pero gracias a su trabajo en política su patrimonio se ha multiplicado por 25. En suma, el patrimonio neto del matrimonio Iglesias-Montero alcanza los 751.293 euros. No pongo en duda que todo sea legal, pero la transparencia democrática requiere que la pareja explique a los ciudadanos con todo lujo de detalle como ha sido posible, con los salarios del erario, hacerse tan ricos.

Tags from the story
More from Melchor Miralles

EL ESTADO POLICIAL (II)

“Otro más. Otro más. El enésimo abuso policial. No se puede solicitar...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.