EL ÉXITO DE UNA VIDA SANA Y FELIZ

Ya lo decían los clásicos: “Mens sana in corpore sano”. La expresión latina utilizada durante siglos en el ámbito de la salud significa que se tenga una mente sana en un cuerpo sano. Porque para cuidar la salud en general es necesario tomar conciencia de que hay que cuidar tanto lo que se ve, como lo que no se nos ve. Estar sano implica cuidar la alimentación, hacer ejercicio o mantenerse medianamente activo, pero también rodearse de buenos pensamientos eliminando aquellos tóxicos que nos hagan ver más sombras que luces a lo largo del día. Y así el secreto para estar sanos es cuidarse, tanto por dentro como por fuera.

Ya en enero de 2020 se predecía que la tendencia para el año que acababa de empezar era lo “healthy”: cuidarse para cuidar a los demás. Además de cuidar el medio ambiente y preocuparnos por aquello que se genera para que se haga de forma sostenible. 

El coronavirus dio una vuelta de tuerca más a esta tendencia y evidenció que la falta de tiempo era en realidad una falta de conciencia por el tiempo. Es decir, que si lo que nos faltan son horas, aprovechemos dónde estamos y lo que tenemos para llevar una vida más saludable. Hoy sabemos que en las farmacias ha aumentado significativamente la venta de productos dermo, natural e incluso de cosmética. Y eso responde a la creciente preocupación por estar mejor de lo que creemos estar. 


Vida sana: equilibrio entre cuerpo y mente

Parece sencillo pero en realidad no lo es. Cuidar la mente implica estar pendiente de los pensamientos que tenemos, tanto los buenos como los malos. Gestionarlos de manera correcta. No podemos pretender hacer desaparecer las malas sombras que nos llegan porque se desequilibra la balanza. Sin embargo, siempre será positivo rodearse de buenas conexiones. De “buena onda” como dicen los argentinos y exteriorizar aquello que nos preocupa, inquieta y hasta nos enfada. 

Informarse por internet no es autocuidarse. Y esto sería aplicable a más del 80% de la población que busca y rebusca información en la red acerca de cómo mejorar sus hábitos de vida y su salud mental. Pero ¿cómo cuidar nuestra mente? Llevando una vida sana, saludable y activa. Evitando pensamientos negativos que puedan incapacitarnos. Sonriendo incluso todo lo que podamos. Y esto es un consejo con peso, pues está comprobado que sonreír alivia los miedos, relaja, mejora las defensas y hasta la salud cardiovascular. Activa los músculos faciales y alegra el alma. ¿Hay algo más completo que una sonrisa?

Socializar también ayudará a cuidar nuestra mente. Seguir unos horarios que más o menos permitan establecer cierta rutina y eviten cierto caos. Aprender de los demás y empatizar pondrán un buen broche al cuidado de nuestra salud mental. Si nos agrada escuchar música, leer o simplemente pasear, será una buena manera de entender que eso es lo que nos hace bien. Y si hay “mens sana“… lo siguiente es preparar la salud del cuerpo ya que es nuestro hogar. Ese en el que nos mantendremos toda la vida y que irá creciendo con nosotros de la misma manera y con la misma calidad con la que lo tratemos. 

Los expertos recomiendan llevar una vida activa y evitar el sedentarismo. Caminar unos 10.000 pasos diarios, un ejemplo que podemos ponernos como reto personal. Y si no llegamos no pasa nada porque siempre hay una oportunidad cada vez que nos levantamos por la mañana. Sin olvidar que también hay que seguir una alimentación equilibrada. Una alimentación que combine todo tipo de alimentos o que por lo menos, cubra las necesidades diarias. 

Tal vez por eso, en nuestro deseo por cuidarnos y en cada cambio de ciclo (en enero y septiembre, generalmente), nos preocupamos por ponernos a dieta, por perder aquellos kilos que creemos nos pueden sobrar, por hacer ejercicio. Porque entendemos que podemos tener unos mejores hábitos y en nuestra mano está comenzar. Solo empezando sabremos hasta dónde podemos llegar. 


Tags from the story
, ,
More from Susana C. Palomar
¿EL MEJOR VERANO DE NUESTRA VIDA?
No nos cansamos de escuchar (o a decir verdad, sí que lo...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.