AMISTADES PELIGROSAS (I)

Mientras se desarrolló el juicio contra el ya sentenciado violador y pederasta José Juan Cabezudo Zabala -alias Kote Cabezudo-, desde esta revista se realizó un exhaustivo dossier tratando de explicar y relatar cómo fueron destruidos los sueños de las niñas y adolescentes que aspiraban a ser modelos y que cayeron en las perversas redes de los lobos de San Sebastián. En dicho juicio el propio Cabezudo dejó entrever la cúspide de esa pirámide que aún permanece escondida. Se pronunciaron algunos nombres de gente “importante” de la ciudad. Las víctimas y denunciantes relataron su calvario una vez más.

Los magistrados las escucharon pero obviaron sus palabras a la hora de dictar sentencia. Como obviaron las incontables imágenes y vídeos que el preso mejor cuidado de Martutene plasmó y grabó para deleite de su manada. Esa manada donostiarra que se oculta tras el anonimato, o al menos lo intenta. Y resulta tan peligrosa por su pacto de silencio firmado hace 30 años. Pero Cabezudo no es Jeffrey Epstein ni Harvey Weinstein ¿verdad?

La sabiduría popular nos recuerda que “la familia no se elige, pero los amigos sí”. Y Ana Obregón -esa señora a la que contrataron en RTVE para dar las campanadas de fin de año 2022-, eligió la amistad de Jeffrey Epstein. Su querido Jeff como ella le llamaba. Se conocieron cuando Ana viajó a Estados Unidos a principios de los años 80 para estudiar en el Instituto de Teatro y Cine Lee Strasberg. La Obregón lo definió como “un genio” y su “ángel de la guarda”.

Algo así debió pensar Ghislaine cuando su propio padre Robert Maxwell, le presentó al “soltero de oro” a finales de esos años 80. Jeffrey Epstein terminó suicidado en su celda. Y Ghislaine Maxwell cumpliendo una condena de 20 años por conspiración para incitar a menores a viajar para participar en actos sexuales ilegales, transportar a un menor con la intención de participar en una actividad sexual delictiva, conspiración para cometer tráfico sexual de menores y tráfico sexual de un menor.

Toda la prensa norteamericana se hizo eco del juicio. Mientras a la “socialité” la llevaban esposada de manos y pies a las vistas, a Kote Cabezudo lo introducían en un garaje cerrado de la Audiencia Provincial guipuzcoana. Además aparecía sin esposas en la sala. No son casos comparables pero a ella la enjuiciaban por tráfico de menores. En cambio los delitos del dentista todos los conocemos: violación y abusos de menores. Pero el País Vasco no es Estados Unidos ¿verdad?

El escándalo de Epstein y sus amistades

La pregunta que todos nos hacemos es ¿Cómo llegó Ana Obregón a conocer a uno de los mayores depredadores sexuales de niñas? Antonio García Obregón -padre de Ana-, había invertido su dinero en Drysdale’s Securities Corporations. Empresa que se introdujo como una corporación de negocios extranjeros en Nueva York a principios de los años 80. Poco tiempo después la Comisión de Valores y Bolsa presentó cargos de fraude contra altos funcionarios de la empresa. El colapso de la compañía causó pérdidas de casi 300 millones de dólares. En la misma época Jeffrey Epstein creó su propia empresa: Intercontinental Assets Group Inc. (IAG), una consultoría creada para “entender el poder, la responsabilidad y la carga que supone su dinero”.

Epstein se especializó en conseguir que sus clientes recuperaran su capital perdido en manos de corredores de Bolsa sin escrúpulos, algo así como un “cazarrecompensas” como a él le gustaba autodefinirse. Pero tenía una condición: no movería un dedo por minucias, solo se preocuparía de las grandes fortunas. Y una de sus primeras clientas fue Ana Obregón. Parece que ella lo dejó “todo en sus manos” firmándole un poder notarial.

Hay quien asegura que el propio Epstein ganó millones al ubicar la fortuna de Obregón en un laberinto de cuentas ocultas. Cuando algún periodista le interpeló por su amistad con Epstein -recién destapado el escándalo-, ella se limitó a contestar: “sé que ha tenido algunos problemas. No quiero tener nada que ver con eso”. No en vano “su querido Jeff viajó varias veces a Madrid para visitarla, aunque estos viajes no aparecen en el registro de vuelos del llamado “Lolita express«.

La que sí aparece en la agenda del pedófilo es Maite Arango, vicepresidenta del Consejo de Administración del Grupo VIP’s. Empresa dedicada a la restauración y fundada por su padre Plácido Arango Arias, uno de los empresarios más ricos de México. Plácido se casó con María Teresa García-Urtiaga en primeras nupcias. De esta unión nacieron tres hijos: Pacho, Maite y Paco. Este último dicen que fue uno de los novios de Ana Obregón. El patriarca tuvo otras parejas posteriormente: una de ellas -y la última- fue la reputada escultora Cristina Iglesias. Esta donostiarra recibió el Tambor de Oro en 1986. Máximo galardón que concede el Ayuntamiento de San Sebastián a todas aquellas personas que han promocionado de alguna manera la imagen de la ciudad.

Una de sus famosas esculturas yace en el interior de la isla Santa Clara -en plena bahía de La Concha-. Famosa y controvertida ya que el Ayuntamiento con su alcalde Eneko Goia al frente, financió con 4 millones de euros la obra. Hicieron falta 35 viajes en helicóptero para trasladar unas 50 piezas de bronce a la isla. Para ir cerrando este círculo con Jeffrey Epstein, Ana Obregón y la familia Arango indicar que ésta última vendió un 30% del grupo Vip’s a Goldman en 2006. El jefe de su división de mercados globales -Michael Daffey- adquirió la residencia que Epstein tenía en el Upper East Side de Nueva York por 51 millones de dólares.

La trayectoria que ha seguido la carrera de Ana Obregón y sus declaraciones, dejan muy clara su postura en relación a los abusos sexuales en el mundo del cine. “Esto ha pasado porque ha habido una predecesora que en su momento dijo que sí y pasó por el aro”. Palabras textuales en una entrevista concedida en 2017. Para ella la culpable es la actriz “que se ha dejado tocar” y no el abusador de turno que es el verdadero delincuente. Pero no contenta con eso recientemente ha intentado dar la vuelta a su fama con un texto dirigido a Risto Mejide en el que para ella, sus comentarios sobre el embarazo de Cristina Pedroche son “machistas y repulsivos”. Recordemos quiénes han sido sus amigos: Jeffrey Epstein, Roman Polansky, Jean-Luc Brunel, Gerald Marie… Igualmente salió en defensa del tenor Plácido Domingo cuando emergieron las acusaciones por acoso contra él.

Y si considera que Risto Mejide es machista y repulsivo, qué diremos sobre este personaje que no permitió al periodista Melchor Miralles hablar del caso Kote Cabezudo en su programa “porque no estaba en el guión”. Todo está milimetrado en la televisión y para evitar más interrupciones “vamos a publicidad”.

Otro periodista adscrito a Televisión Española de nombre Jesús Cintora, y que sacó un libro con el título “No quieren que lo sepas”, tampoco quiso enterarse de lo que rodea al caso Cabezudo y despidió de su programa “Las cosas claras” al único que se ha atrevido -y aún lo hace- a poner al descubierto toda la trama de Cabezudo. Y es que ya sabemos que la prensa -así en general-, no es libre ni cuenta la verdad. Solo están al servicio del pagador de las nóminas que no es precisamente el propietario de la dicha empresa. La gran inmensa mayoría de periodistas están al servicio de los partidos políticos, no en vano constituyen su mejor “campaña electoral”.

Pero sigamos con la familia Iglesias, donostiarras de pro y todos con buenos estudios. El mas significativo y famoso de la familia quizás sea Alberto Iglesias. Compositor galardonado once veces con el Premio Goya y nominado otras siete veces en la categoría de “mejor música original”. Así mismo estuvo nominado cuatro veces en los premios Oscar por sus composiciones para las películas. Su hermana Cristina es la escultora y su hermano Eduardo es escritor. En cambio Lourdes decidió decantarse por el cine y es una de las autoras de la serie sobre Cristobal Balenciaga, el diseñador de moda de alta costura. Curiosamente esa serie la ha adquirido la plataforma Disney+, la misma que se negó a emitir el documental sobre el caso Kote Cabezudo.

En el otoño del pasado año la firma Balenciaga osó publicitar unas imágenes con modelos infantiles posando con ositos de peluche con temática fetichista y sadomasoquista. Así mismo realizó otra campaña publicitaria con fotografías de ciertas actrices y modelos posando en una oficina. En la mesa repleta de papeles algunos han observado que son documentos extraídos de una sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos en la que se juzgaba a Michael Williams. Imputado por publicar mensajes que proponían compartir documentos relacionados con el abuso sexual de menores.

En dicha sentencia se estipuló que ofrecer, solicitar, transferir, vender o intercambiar documentos de pornografía infantil, no violaba la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Esa que prohíbe la creación de cualquier ley con respeto al establecimiento oficial de una religión, que impida su libre práctica, que reduzca la libertad de expresión, que vulnere la libertad de prensa, que interfiera con el derecho de reunión pacífica o que prohíba el solicitar una compensación por agravios gubernamentales. Fue adoptada el 15 de diciembre de 1791.


Disney y la firma de moda Balenciaga

El día 23 de noviembre -justamente el mismo en el que Disney tenía prevista la emisión de “En el nombre de ellas”-, la firma Balenciaga retiró ambas campañas. Se disculpó y cargó contra las empresas contratadas para esas promociones. Unos días mas tarde emitió un comunicado condenando el abuso infantil. La responsable de esta campaña es Lotta Volkova, una de las figuras más polémicas del mundo de la moda en Estados Unidos y Europa. Además de Balenciaga, asesoró a Adidas, Miu Miu, Alyx y Blumarine. Y en varias de sus piezas ha hecho referencia a la brutalidad contra niños, rituales satánicos y la pedofilia. De hecho en su propia cuenta de Instagram ha subido fotos posando con muñecos de bebés bañados en sangre. Otra de un niño levantando una calavera y algunas más de contenido más que dudoso.

Decía Cristobal Balenciaga que «un buen modisto debe ser arquitecto para los patrones, escultor para la forma, pintor para los dibujos, músico para la armonía y filósofo para la medida”. Algo con lo que él no contaba eran las polémicas en torno a su firma como empresa de moda. Una de ellas fue la denuncia de varias modelos que se vieron sometidas a abuso y maltrato en el casting previo al desfile que la firma Balenciaga organizó en la Semana de la Moda en París. Dicho casting corría a cargo de la agencia Madia & Rami.

Las modelos -unas 150 mujeres-, estuvieron de pie en unas escaleras alrededor de tres horas sin luz mientras esperaban a que los agentes de la empresa Maida Gregori y Rami Fernandes regresaran de su almuerzo. Se habló también de la no inclusión de modelos de color y de los intentos para infiltrar a menores de edad en los desfiles. Una vez más Balenciaga culpó a la empresa y terminó su relación laboral. Otra polémica surgió de la mano de unos de sus diseñadores mas prolíficos: Alexander Wang. Un modelo de 21 años le denunció por abusos sexuales. Esta primera denuncia hizo que aparecieran once hombres más acusando a Wang de violación y abusos.

Balenciaga sigue siendo una de las marcas de lujo más revolucionaria dentro del espectro de la moda. No en vano diseñaron un bolso con forma de bolsa de basura que pusieron a la venta por 1.750 euros. Famosas fueron también unas zapatillas destrozadas y sucias de edición limitada valoradas en 1.770 euros. Y la polémica siguió con el diseño de otro bolso “inspirado” en una bolsa de color azul que ha hecho famosa cierta empresa de venta de muebles baratos para montar en casa. Su precio fue de 1.700 euros.

Surgieron también acusaciones de racismo ya que de los casi 70 diseñadores en su plantilla, solo 4 son personas de color; y de apropiación cultural por “diseñar” unos pantalones caídos con boxer cosidos. Al puro estilo de lo que visten los hombres de color en las cárceles estadounidenses. 

La fundación Cristobal Balenciaga se constituyó en 1994 para intentar salvaguardar el recuerdo y los trabajos del diseñador. Para ello proyectaron la construcción del museo ubicado actualmente en su ciudad natal -Getaria-. Antes de su inauguración en 2011 y debido a las manifiestas irregularidades de su gestión, el Ministerio Fiscal tuvo que investigar. Hubo denuncias por las extrañas desapariciones de algunas prendas. El arquitecto que contrataron -originario de Cuba-, no tenía homologado su título para trabajar en España.

Al artífice principal del proyecto y ex alcalde de Getaria -Mariano Camio-, se le acusó de delitos continuados de administración desleal, apropiación indebida y falsedad de documento mercantil. Así como de delito societario y malversación de caudales públicos. El museo tenía prevista su apertura en 2003 con un coste de 6 millones de euros. Finalmente se inauguró en 2011 y terminó costando más de 20 millones de euros. Tampoco hay que perder de vista que Balenciaga aparecía como cliente en la web de propio Kote Cabezudo. En esa misma web donde comercializaba su pornografía infantil.


Tags from the story
, ,
More from Redacción It-Magazine
NUESTRA DEMOCRACIA: ¿BLOQUEADA O SIMPLE FALACIA?
Cuesta descifrar por qué un colectivo gigantesco de personas soporta con inusitada...
Read More
Join the Conversation

1 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.