A puro huevo. Así es como Luis «Alvise» Pérez lo ha conseguido. Antes ha tenido que sobreponerse a un sinfín de zancadillas, SLAPP’s incluidas, a su denostación pública por parte del resto de contendientes que hoy ya le etiquetan de «extremaderecha«, y a su ninguneamiento por parte de los grandes grupos de desinformación. Esto es lo que cuesta hacerse un hueco en el espacio político supuestamente libre y participativo.


Alvise lo ha conseguido: un mensaje claro y necesario

Alvise, al final, bajo la fórmula de la Agrupación de Electores («Se acabó la Fiesta«, SALF) lo ha conseguido porque se le impidió presentarse a tiempo como partido político. Gracias a sus «ardillas» movilizó 136.000 firmas ante notario para garantizar su presencia en estas Europeas 2024. Y, ahora, tras el escrutinio, contabiliza contra todo pronóstico más de 800.000 votos (el 4,58% de los sufragios) y 3 eurodiputados. ¡Enhorabuena!

Su mensaje es justo y necesario: acabar con la corrupción de izquierdas y de derechas. Esto es, acabar con la partidocracia y con la PPSOE que son la madre de todos nuestros problemas, amén de los artífices de que en España no exista una auténtica democracia. «Los partidos no son la salvación. Nos han engañado a todos y ahora lo vamos a cambiar … No vengo a reformar nada, vengo a reventar el sistema«, esas son sus palabras. Un sistema que no puede cambiarse y que debe destruirse.

Un sistema corrupto hasta la médula gracias a una PPSOE que se turna en el poder para llevárselo crudo en una reedición cutre de la pasada Dictadura. Alvise, además, pone los puntos sobre las íes en los temas candentes prometiendo mano dura contra el crimen y la corrupción de la casta parasitaria señalando que «se ha acabado la fiesta de los corruptos, de los mercenarios, los pedófilos y los violadores«.


Denuncia la gran mentira del matrix informativo español

Marca como objetivos el paro, la juventud, la vivienda y la okupación, el campo, la seguridad y la inmigración ilegal. Y acierta al señalar que el Estado castiga al ciudadano con elevados impuestos mientras se despilfarra el dinero público en tonterías políticas y ayudas clientelares.

Asimismo, denuncia la gran mentira del «matrix informativo español» que se ha dedicado a sacarle del foco contraviniendo el ideal de pluralismo del que presumen y al que les obliga nuestra fallida Constitución (20 CE). Lógicamente, su discurso antisistema cala entre los jóvenes que son los que están pagando el pato con los más débiles del status quo que impone y defiende la PPSOE.

La juventud y otros no tan jóvenes empiezan a ver que la PPSOE es la causa y el origen de todos nuestros problemas y, a su vez, de la falta de soluciones. Solo despidiendo a la PPSOE y a su sistema clientelar tendremos una oportunidad. No va a ser fácil porque este sistemita acapara recursos ingentes que le permiten mantener 42 de 61 eurodiputados con la que está cayendo.  


La PPSOE nos ha vendido y quiere perpetuarse en el poder

Finalmente, Alvise advierte que la PPSOE nos ha vendido y nos vende tanto a la UE como a los USA para seguir en el poder. Están convirtiendo España en una sala de fiestas mientras desmantelan todo nuestro tejido productivo. Las instituciones ya no pueden hacer nada porque están dirigidas por comisarios políticos que las ponen al servicio de los partidos que los designan en lugar de al servicio de los ciudadanos. En definitiva, Alvise le pone voz a todo lo que está pasando en realidad mientras los que están en la pomada lo suavizan o directamente lo niegan. 

Necesitamos muchísimas más ardillas y muchísimos menos creyentes. Necesitamos que en España reaccionen los ciudadanos que aún lo son -porque muchos están ya apesebrados- para poder cambiar de sistema. La PPSOE quiere perpetuarse en el poder y está dispuesta a lo que sea porque tiene muchas bocas que alimentar.

No obstante, seguimos teniendo nuestro voto y con él podemos aupar a las nuevas opciones que, como Alvise, persiguen acabar con este sistemita corrupto para dar paso a la democracia que nos niegan desde el 39 ¡que se dice pronto! No lo puede hacer solo, ni él ni nadie. Los nuevos partidos necesitan que abandones a tus padres políticos, que abandones las viejas banderas, y que votes por nuevas opciones que te permitan, a tí y a los demás, emprender una vida nueva. Vamos a intentarlo.


Tags from the story
, ,
More from Mario González
MONOPOLY
Susana C. Palomar nos contaba hace unas semanas, en un artículo titulado...
Read More
Join the Conversation

1 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.