PREOCUPANTE LA CONSTANTE DESAPARICIÓN DE MENORES

Se nos encoge el corazón cuando escuchamos en las noticias que uno o varios menores han desaparecido. Las horas incluso se vuelven hasta angustiosas porque conocemos todos los pormenores de su búsqueda, que a veces puede durar hasta varios días. Y al final cuando lo encuentran, olvidamos casi que eran menores y que las familias durante todo ese tiempo vivieron un verdadero infierno del que ya no van a poder escapar. Algunos desaparecen por secuestro pero otros por fuga. Y no son ni uno ni dos los menores que desaparecen cada año. 

En su conjunto solemos conocer casos con cuentagotas. Cinco o seis menores que han desaparecido en el levante. Dos o tres de los que no se sabe nada en determinados pueblos del centro peninsular. Pero en realidad son muchos más. Y todavía mayor es el número de llamadas que se producen para denunciar este tipo de desapariciones. Llamadas de las que los medios no se hacen eco y corren el peligro de no ser por no escucharse.

La Fundación Anar, con motivo del Día Internacional del Menor de Edad Desaparecido, celebrado el pasado 25 de mayo, dio a conocer un informe en el que indica que solo en 2021 se atendieron más de 1.170 casos de menores desaparecidos, a través del teléfono del menor desaparecido de la organización. 

Según ese mismo informe, la gran mayoría de las desapariciones de menores se debe a fugas. Estos son el 66,5% de los casos de desaparición. También se dan desapariciones por sustracción o expulsión del hogar. En el caso de las fugas, la Fundación Anar apunta que los menores desaparecen porque huyen “de graves situaciones de violencia, como maltrato físico o psicológico, abuso sexual, violencia de género o acoso escolar”. Lo más inquietante es que los casos han aumentado un 52% respecto a 2020. En 2021 se atendieron 779 casos frente a los 510 del año anterior. 

En el caso de las expulsiones del hogar, la Fundación Anar viene a explicar que casi siempre suele deberse a casos en los que los progenitores no saben gestionar con los menores situaciones de conflicto, o aplacar la conducta de sus hijos y determinan echarles de casa. Triste pero real. 


¿Por qué desaparecen los menores?

Sobre las sustracciones de menores poco o nada puede ampliar este informe de Anar. Sí destacaremos que según esta organización, los secuestros con fines criminales aumentaron un 125% respecto al 2020. Y por sexos, según el informe de Anar, esta entidad ha recibido más casos de niñas desaparecidas que de niños. Destacando asimismo las edades comprendidas entre los 16 y los 17 años, que concentran la mayor parte de los casos. 

Caso aparte merecen los menores ucranianos desparecidos. La Fundación Anar tomando como referencia la información lanzada por Missing Europe Children, la agrupación que reúne todos los teléfonos de menores desaparecidos en Europa, ha alertado de que más de 2.000 menores de nacionalidad ucraniana han desaparecido desde que comenzó el conflicto con Rusia. La organización europea alerta de que estos menores, de los que nada se sabe a día de hoy, “pueden estar en riesgo de trata, prostitución o tráfico de menores”. 

Sin sospecha o confirmación de que todos estos menores hayan podido cruzar la frontera de su país, de la mayoría de ellos nada se sabe. Las organizaciones internacionales alertan que desde que comenzó el conflicto, la cifra de desapariciones está en constante evolución. Y si ya les es complicado lidiar contra el hambre, los bombardeos, la muerte y la destrucción, también han de estar alerta porque las redes que se ocupan de tapar para secuestrar y luego vender o prostituir, están “a full” aprovechando lo opaco de las contiendas militares. 

Por último, la fundación Anar informa de que desde el teléfono 116000 se da cabida a cualquier denuncia o alerta de menores que hayan desaparecido. Un teléfono que funciona no solo a nivel nacional, sino también en otros países europeos y es gestionado por organizaciones de apoyo al menor. Desde este número se ofrece ayuda para denunciar, y conexión inmediata con las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, así como policía autonómica, ayuda psicológica y emocional o asesoramiento jurídico, social y colaboración en las investigaciones policiales que estén trabajando sobre la desaparición de algún menor. 


Tags from the story
, ,
More from Susana C. Palomar
ESTE AÑO NECESITAMOS MUCHA LUZ
Desde hace unos años, el debate acerca de la factura eléctrica pasa...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.