LOS PROLEGÓMENOS DE LA TRANSICIÓN

Se cumplen 50 años del oscuro asesinato de Carrero Blanco que cambió el destino de España. Algo muy parecido a lo que le sucedería a Aldo Moro en Italia cinco años más tarde con las Brigadas Rojas. Su viuda, sin embargo, denunció que su asesinato llegó justo después de que Kissinger lo amenazara diciendo: «o abandonas tu línea política o lo pagarás con tu vida«. Hoy todos deberían saber que, aunque la ejecución con bomba del Almirante Carrero fuera protagonizada por la ETA, detrás estuvo la CIA que lo había catalogado de obstáculo para la «Transición« (siempre la oscura Transición) que los americanos tenían planeada para España. No en vano, el atentado se produjo a escasos metros de la embajada de USA en Madrid (cuyas cámaras captaron la vigilancia etarra).

Se consiguió gracias a la información facilitada por colaboradores de la CIA de origen vasco. Esa colaboración venía de los años treinta cuando el PNV tejió una red de espías para conseguir la autonomía vasca que llegaría después, en el 36, con la firma del Estatuto de Autonomía del País Vasco firmado por el gobierno del Frente Popular trasladado a Valencia tras el inicio de la Guerra Civil.


El asesinato de Carrero Blanco marcó el destino de España

Duró poco, apenas seis meses, lo que tardó Franco en entrar en Bilbao en junio del 37. A falta de hazañas en la guerra, los vascos pueden alardear de asesinatos. El más importante de todos fue el de Carrero Blanco. Nadie discute ya la participación de la CIA tanto por el explosivo utilizado, el C4, que en España solo estaba disponible en las Bases Americanas, como por el llamado «Telegrama confidencial 700» remitido, en el 71, por la embajada USA en Madrid al entonces Secretario de Estado Rogers señalando que «el mejor resultado que puede surgir de esta situación sería que Carrero Blanco desaparezca de escena (con posible sustitución por el general Díez Alegría o Castañón).

Y todo porque no paraba de exigir contrapartidas para España, como la entrada en la OTAN o un Tratado Bilateral, a cambio de los continuos favores que Franco dispensaba a los USA. El gran desencuentro llegó en el 73, al poco de haber sido nombrado presidente por Franco, cuando ante las largas que le venía dando el ya Secretario de Estado Kissinger a todas sus peticiones, Carrero denegó el uso de las Bases compartidas con los americanos para los aviones que, en esos momentos, apoyaban a Israel en la guerra del Yom Kipur. A pesar de que, en la práctica, los USA hicieron caso omiso de tal prohibición y siguieron usando a discreción dichas Bases, USA tomó buena nota de la actitud de Carrero. 


En ese instante, pasamos de metrópoli a colonia

Curiosamente, el día anterior a su asesinato, el 19.12.1973, Carrero recibió la visita relámpago de Kissinger al que, esta vez, informó de la predisposición española para fabricar armas atómicas en el corto plazo, contando con los franceses y al margen de USA. Kissinger voló a Paris sin más y Carrero voló en pedazos con su dodge por los tejados de Madrid. El propio Kissinger analizaría posteriormente los beneficios de su desaparición en el «Memorándum 6720«, remitido al Presidente Nixon, en el que señalaba que «la muerte del presidente Carrero Blanco esta mañana elimina la mitad de la doble sucesión que Franco había organizado para sustituirle. Carrero iba a continuar como jefe de Gobierno y el príncipe Juan Carlos, que había sido designado heredero en 1969, iba a convertirse en jefe del Estado después de la muerte o incapacidad de Franco».

No hay que ser Hércules Poirot para darse cuenta de lo que viene sucediendo desde entonces en España. El asesinato de Carrero marcó el inicio de la oscura Transición y del devenir tanto de la Corona y los partidos políticos como de todos nosotros. En ese instante fatídico pasamos de metrópoli a colonia. De ahí la entrega, a renglón seguido, del Sáhara Español a Marruecos en el 75 –con nuestro rey emérito ordenando la retirada del ejército español frente a la Marcha Verde y firmando el Tratado de Madrid al dictado de los USA- que luego, en 2022, Sánchez ha consolidado no para descolonizar el territorio como se había quedado en la ONU sino como pago a Marruecos por alinearse con USA.

El asesinato de Carrero supuso, en definitiva, la venta en almoneda de España a los USA que dejaron a la PPSOE como sus representantes políticos. Espero, querido lector, que todos estos artículos te abran los ojos para que te des cuenta de lo que realmente está sucediendo en España: de la oligarquía de partidos que nos gobierna al dictado de los USA y la UE. Reflexiónalo porque en ello te va tu futuro y el de los tuyos.   


More from Mario González
CARTAS DESDE EL OLIGOPOLIO: EL TREN
A estas alturas, todos deberían saber que España es, en esencia, un...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.