LOS FISCALES MUEVEN LAS SILLAS

Dolores Delgado, pareja de Baltasar Garzón y amiga del siniestro comisario Villarejo, ha abandonado el puestazo de Fiscal General del Estado alegando motivos de salud. «Tengo rota la espalda” ha dicho. Pero esos motivos no le van a impedir reincorporarse a su puesto en la Fiscalía de la Audiencia Nacional. No entiendo por qué no puede trabajar en la Fiscalía General y sí hacerlo en la Audiencia Nacional. Si está rota su espalda lo estará en un lugar o en otro, digo yo.

Antes de irse, de acuerdo con su jefe, Pedro Sánchez, dejó bien colocado como Fiscal General a Alvaro García Ortiz. Su mano derecha en la Fiscalía General y otro fiel servidor del PSOE, al que en la sede de la Fiscalía General llamaban Don Alvarone. Siguen sin cortarse un pelo. Si Delgado no reunía los requisitos de imparcialidad necesarios para el cargo su sucesor tampoco, pues es público que asistió a unas jornadas formativas de los socialistas en Galicia de cara a las elecciones de 2020. También participaron otros cargos públicos como Isabel Pardo de Vera, entonces presidente de Adif.

El actual Fiscal General fue el encargado por Dolores Delgado de liquidar al fiscal Stampa, al ordenar al ex-fiscal superior de Madrid Jesús Caballero, alargar las diligencias contra Stampa por supuesta revelación de secretos. Stampa que intervino en el Caso Villarejo, fue señalado por Dolores Delgado como enemigo y procedió a su liquidación a través de Alvaro García.

Pero aquí no se va nadie. En la Fiscalía se mueven las sillas pero cada uno juega su papel y tiene sus aspiraciones. Dolores Delgado lleva tiempo trajinándose su nombramiento como fiscal de sala para que Sánchez la nombre fiscal de Sala de Memoria Democrática. Puesto que lleva trabajándose meses con la eficaz ayuda de su chico.


La Fiscalía sigue igual, sometida al control del partido del Gobierno

Otro movimiento que ha habido en la Fiscalía General es el de Jorge Armando Bermúdez. Fiscal del caso Kote Cabezudo que ha abandonado su puesto de fiscal adscrito a la Unidad de Apoyo a la fiscal general, encargado de la asistencia de medios personales y materiales, estadística, medios informáticos y relaciones institucionales. Bermúdez se queda en su puesto de fiscal de San Sebastián. Eso sí a la espera de ser designado fiscal jefe de la Audiencia donostiarra. Cosa que probablemente no tardará en suceder.

Se mueven las sillas, se colocan, pero la Fiscalía sigue igual, sometida al control del partido del Gobierno. Eligen sin pudor a fiscales que han hecho exhibición pública e impúdica de su vinculación al PSOE. Y controlan cualquier movimiento apartando a los fiscales que actúan con independencia de criterio. Y comentan en Presidencia del Gobierno que ahora será más fácil pactar con el PP la renovación del Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional. El reparto del botín entre los dos partidos mayoritarios que reiteradamente colonizan la Justicia pasando por el forro de sus caprichos la separación de poderes.

El nuevo Fiscal General sirve con obediencia al PSOE pero se ha movido con más discreción que Delgado. Cuyas conversaciones con Villarejo, ahora conocidas por todos gracias al analista y consultor Alvise Pérez, han llevado a Sánchez a decirle que se vaya porque el presidente sabe que en la Unión Europea que él va a presidir el año que viene, observan con detalle la situación de la Justicia en España. Y vigilan el control del Gobierno sobre el CGPJ, el TC y la Fiscalía General. La Comisión Europea llegó a elaborar un informe en el que planteaba la necesidad de despolitizar la Fiscalía General en España.

La mayoritaria Asociación de Fiscales (AF) ha denunciado que el nuevo fiscal general, ex-portavoz de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), era la mano que manejaba durante el mandato de Dolores Delgado los nombramientos en la Fiscalía, siempre favorables a la UPF. Hay que recordar que el Tribunal Supremo llegó a anular dos nombramientos por falta de motivación. Uno de ellos el del fiscal de Menores, puesto de especial trascendencia en una España donde cada poco surgen escándalos que afectan a menores tutelados y no tutelados. Cristina Dexeus, portavoz de la Asociación de Fiscales consideró en declaraciones a ABC que el mandato de Dolores Delgado “ha sido oscuro, ha estado jalonado de polémicas y además de estar huérfano de doctrina ha sumido a la institución en el descrédito y el desprestigio”.

Pero a Sánchez y sus cuates de la Fiscalía solo le interesa la servidumbre; la independencia, la profesionalidad, el crédito y el prestigio se la bufan. Solo les falta colocar a los fiscales en vez de puñetas unas chapas como la que lleva la ministra de Trabajo en el pecho, “Existo, luego te jodes”. Y a la espera quedamos de más movimientos de silla en la Fiscalía, porque cada quien quiere colocarse donde más le conviene. No al servicio de los ciudadanos, sino del Gobierno de turno. Ahora del PSOE y lo mismo cuando gobierna el PP. Dos partidos que cuando están en la oposición reiteran su compromiso de modificar el sistema de nombramiento del fiscal general y garantizar la independencia de la Fiscalía, y cuando llegan al Gobierno solo se ocupan de perfeccionar la colonización de la institución por fieles servidores de su causa. Existen sí, luego nos jodemos.

Y además…

  • Impresionante que Sortu, el partido que articula a Bildu, haya organizado actos “de amor y apoyo” a los ex-jefes de ETA imputados por el asesinato de Miguel Angel Blanco. Bildu no quiere que la Justicia investigue más los crímenes de ETA. Las juventudes de Sortu -Ernai-, convocaron manifestaciones a favor de Mikel Albizu, “Antza” y Soledad Iparaguirre, “Amboto”, coincidiendo con su citación para declarar el pasado jueves ante la Audiencia Nacional que investiga su participación como inductores en el asesinato de Blanco. En Burguete (Navarra), la localidad donde reside Antza, que está en libertad, la manifestación se convocó bajo el lema “Queremos a Mikel Albisu con nosotros”. Ernai justifica la convocatoria en que “frente al hambre de imposición y represión de la Justicia, los jóvenes les daremos nuestro amor y apoyo”. Amor y apoyo a presuntos responsables del asesinato de Miguel Blanco. Y olvido y desprecio absoluto a la víctima. Eso es Bildu. En esta gente se apoya Sánchez para permanecer en el Gobierno a costa de lo que sea.

Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
GALINDO, OLIART Y… SABINA
Han querido las casualidades de la vida que el 13 de febrero,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.