LAS MANIFAS DE FERRAZ

Desde hace días miles de ciudadanos se manifiestan cada día frente a sedes del PSOE de toda España en protesta por la amnistía pactada por Pedro Sánchez con los independentistas catalanes. En Madrid, las concentraciones no son frente a la sede central del PSOE de la calle Ferraz porque la Policía impide a los manifestantes llegar hasta ella. Se están celebrando frente a la iglesia del Inmaculado Corazón de María. Está en la misma calle Ferraz, a 70 metros de la sede socialista.

La izquierda española, que importó de las patotas argentinas los escraches a políticos, recuerden el acoso en la calle a Cristina Cifuentes y en su casa a Soraya Sáenz de Santamaría, calificó esos escraches como “jarabe democrático”. Ahora esa misma izquierda del jarabe pone el grito en el cielo. E incluso en la derecha se escuchan voces que sostienen que es intolerable manifestarse frente a la sede de un partido político. Han llegado a calificarlas como “un ataque a la democracia”, censurando además que se tratara de concentraciones no autorizadas.

Según nuestra legislación, empezando por la Constitución, las manifestaciones no requieren autorización, sino que basta con que se comuniquen. Además sólo podrán ser prohibidas cuando existan fundadas razones de que se van a producir alteraciones del orden público. Las concentraciones de Ferraz están siendo conocadas por Asociaciones civiles a través de redes sociales. Es tan evidente que han sido comunicadas que el ministro Marlasca se ha encargado de impedir que nadie llegue hasta la puerta de la sede del PSOE.


Manifestaciones en Ferraz con una actuación policial agresiva

En las concentraciones de la calle Ferraz es cierto que ha habido algún radical aislado que ha provocado algún incidente. Aunque el comportamiento general ha sido perfectamente cívico. Lo que si ha habido, y hay evidentes y numerosas pruebas videográficas de ello, ha sido una actuación policial enormemente violenta contra ciudadanos que protestaban pacíficamente. Con utilización de material antidisturbios como porras y gases contra hombres y mujeres mayoritariamente jóvenes, pero también contra ancianos. Incluso han disuelto a empellones a personas que rezaban el rosario.

Hacía muchos años que no se veía en Madrid a la Policía utilizar gas lacrimógeno en una manifestación. No ha sido proporcionada su utilización en Ferraz. Incluso en el seno de la Policía Nacional hay enorme descontento con el ministro de Interior y el delegado del Gobierno en Madrid por las instrucciones recibidas para reprimir las concentraciones de Ferraz. La represión policial llegó al límite de agredir a periodistas acreditados. Incluso a detener a cuatro de ellos en detenciones, según muchos juristas, claramente ilegales.

El 72% de la financiación de los partidos políticos procede de dinero público. Solo el 28% del pago de afiliados o donaciones de empresas o particulares. Esto según el último informe del Tribunal de Cuentas que por cierto ha incoado expedientes sancionadores a diferentes partidos por irregularidades contables. Las principales irregularidades o ilegalidades son la falta de identificación de donantes que hicieron aportaciones, el ingreso de donaciones que exceden los límites autorizados o traspasos de dinero en cuentas que no han sido dadas de alta por los partidos. El Tribunal de Cuentas cifra en 170 millones de euros lo que nos ha costado a los españoles financiar a los partidos políticos.


Las actividades de los políticos son financiadas por los ciudadanos

Además, las fundaciones de los partidos reciben también generosas subvenciones. Los partidos políticos reciben subvenciones muy superiores a las que reciben por ejemplo Cáritas o Cruz Roja. Además de lo que reciben de los Presupuestos Generales del Estado también pillan subvenciones de Comunidades Autónomas y ayuntamientos en función de su representación autonómica y municipal.

No veo que tiene de antidemocrático que los ciudadanos se manifiesten frente a la sede de un partido político cuando los políticos son los representantes de los ciudadanos y son estos quienes financian su actividad. Incluso no se me ocurre mejor lugar para quejarse que las sedes de los partidos a los que votamos para que nos representen.

Otra cosa es la violencia. Inaceptable en cualquier caso, pero las manifestaciones que está habiendo contra la amnistía están siendo por lo general y mayoritariamente correctas. Los actos de violencia han sido rechazados por la mayoría de los manifestantes. Según fuentes policiales quienes han protagonizado algún acto violento son antisistema que lo mismo tratan de reventar estas manifestaciones contra la amnistía como cualquier otra. También grupos ultras de derecha e izquierda a los que les une la práctica de la violencia y los enfrentamientos con la Policía.

Me sorprende escuchar a quienes convocaban manifestaciones frente a la sede del PP de la calle Génova o convocaban a rodear el Congreso cuando la investidura de Rajoy, rasgarse las vestiduras cuando los manifestantes intentan llegar a la sede socialista de Ferraz. Lo cual no han conseguido ni un solo día. 


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
EL PP, EL PSOE Y EL PODER JUDICIAL
La ministra de Justicia Pilar Llop lo ha dejado claro: “lo que...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.