JOSÉ LUIS SÁEZ

Vaya por delante, como les advierto siempre que sucede, que voy a escribir sobre un amigo, con todo lo que ello tiene de negativo (la subjetividad en la valoración) y de positivo (el conocimiento a fondo del personaje). José Luis Sáez, ex-presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB) desde 2004 hasta 2016, ha terminado un injusto calvario judicial, mediático y social. Ha aceptado una condena de un año de prisión y multa de 3.375 euros por un delito continuado de apropiación indebida. Un final injusto para una causa injusta pero al menos podrá vivir junto a su familia sin tener que comparecer cada poco en unos Juzgados donde no ha sido adecuadamente tratado. 

El caso se inició en 2015 con una denuncia dirigida al Consejo Superior de Deportes, en el que mandaba entonces Miguel Cardena. Dio paso a una auditoría de las cuentas de la FEB en la que dijeron que aparecían indicios de delito. No dudo de que tuvo influencia en el inicio del caso que Sáez no fuera un hombre próximo al PSOE de Cardenal. Sáez ha terminado por aceptar una apropiación indebida para no seguir sufriendo. Un acuerdo del que han formado parte la Fiscalía y la FEB.

Le acusaron de haber cargado gastos personales a la FEB, comidas y otras cosas. Conozco a José Luis Sáez. Es mi amigo y entiendo que haya preferido poner fin al calvario aceptando una condena que a muchos los llevará ahora a refocilarse en ataques injustos a sabiendas. Nadie ha podido demostrar que José Luis cometiera esos delitos e incluso los auditores lo han desmentido en el Juzgado.

Cuando se inició la cacería, Sáez se ofreció a reintegrar todos los gastos que consideraran cuestionables pero como quienes iban a por él no buscaban proteger a la FEB sino acabar con él, no aceptaron. Y no ofreció abonar ese dinero porque se sintiera culpable, sino porque pensaba que era mejor para la FEB. Creía que el litigio no favorecía a nadie. Pero han ido a por él y han conseguido hacerle daño, claro, y mucho, muchísimo, porque ya se sabe que en las buenas estás rodeado pero en las malas te quedas más solo que la una. Además aceptar una condena que sabes injusta es más que duro.


José Luis Sáez: clave en los éxitos del baloncesto español

Sáez es el padre de los éxitos del baloncesto español. Modernizó la FEB, logró patrocinios que ayudaron a que fuera lo que es hoy y se entregó a su trabajo como debía. ¿Cometió errores? Seguro. Pero con la misma seguridad les digo que Sáez no es un ladrón ni ha andado por la vida apropiándose de nada que no sea suyo y que Sáez es el mejor presidente que ha tenido una Federación deportiva en España. Los éxitos de las selecciones españolas masculinas y femeninas en todas las categorías llegaron gracias al talento de los jugadores pero también en buena medida gracias a él. También gracias a su equipo, al equipo que él construyó, profesionales de primera, muchos de los cuales siguen ahí aunque ahora renieguen de José Luis. José Luis construyó los cimientos de una Federación que posibilitó la aparición de una generación de jugadores como jamás habrá otra.

A mí me invitó a comer muchas veces. Tuve mucha relación con el sobre todo los dos años que fui directivo responsable del equipo de baloncesto del Real Madrid. Nunca me invitó a comilonas de esas absurdas con despliegue obsesivo de marisco, como las que hacían los socialistas de los ERE. José Luis trataba de cuidarse y casi siempre pedía un flete de ternera con ensalada de lechuga, tomate y cebolla. Yo, que entonces no estaba tan gordo como ahora, pedía primer y segundo plato, hasta que terminé con sus filetes con ensalada. 

Me dirán que si es inocente por qué ha aceptado una condena, que queda ahí, aunque no ingrese en prisión. Se lo explico: porque quiere vivir, porque estaba ya saturado de soportar siete años de pleito injusto con despliegue de medios en la cacería para arruinarle civilmente. Una decisión dura la que ha tomado, pero comprensible. Se acabó la cacería.

Le he visto poco en estos años la verdad, aunque nunca hemos perdido el contacto. Siempre le he transmitido mi cariño y mi afecto. Incluso he discutido con alguno de sus perseguidores que me afeaban que le defendiera. Pero no tengo dudas porque le conozco bien; José Luis es un hombre honrado, decente, diga lo que diga esa sentencia de conformidad. Y José Luis Sáez es el padre de los éxitos de nuestro baloncesto sí, el que convirtió a la FEB en lo que es hoy. Sin él no hubiera sido posible. Y los que hoy mandan en la FEB lo saben mejor aún que yo, y debieran decirlo a los cuatro vientos.

Hoy José Luis al menos se merece, una vez condenado, que quienes le conocemos digamos lo que sabemos. Sabe de baloncesto más que nadie. Sabe de gestión deportiva como el mejor. Es bueno, honrado, decente y generoso con su dinero. Los errores que cometiera él los sabrá mejor que nadie pero quienes le han masacrado saben perfectamente que ha sido muy injusto y que el calvario que ha vivido es peor que cualquier condena que le impusieran. 

 Ahora ¿auditamos también el Consejo Superior de Deportes desde Cardenal hasta hoy? No hay huevos. Pero Sáez, que es buena gente, no es rencoroso. El se va a dedicar a vivir en paz. Sus perseguidores saben que no hay paz para los malvados porque la verdad les persigue siempre, aunque se escondan.

Pues eso, que gracias José Luis por todo lo que trabajaste por el baloncesto español con un nivel de éxitos insuperable. Todos los que lo hemos vivido lo sabemos. Ninguno de los que te han reventado la vida te llegan a la altura del betún, lo sé, lo sabes y lo saben. Por más que pretendan colgarse medallas que no les corresponden.


Y además…

Finalmente Novak Djokovic ha sido expulsado de Australia y se ha convertido en la imagen del mártir de los antivacunas. Tengo curiosidad por qué va a hacer ahora. Me malicio que se va a vacunar porque si no van a ser muchos los torneos que no va a poder jugar y sus patrocinadores no pagan si no juega y a Djokovic le interesa jugar y cobrar los millones que gana en cada torneo, gane o no gane, que suele ganar. Una vez que le inoculen la vacuna se acabó el liderazgo anti y el mártir se convierte en un apestado.


Tags from the story
, ,
More from Melchor Miralles
MARLASCA Y LA MENTIRA DE MALASAÑA
Pues no, Madrid no es una ratonera mortal para los homosexuales. Y...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.