VALERIANO BORJA, PADRE DE KIARA, ASESINADA POR SU MADRE, AYUDA A OTROS PADRES

Valeriano, este padre vasco, habla muy claro, nada dubitativo. Su vida desde que inició su relación con Inmaculada, ha sido un continuo calvario. Todo se reducía a dinero si quería ver a la niña y sino no la veía. Lo que muchos padres están viviendo y a todo ello la suma de la amenaza de denuncias que por supuesto son falsas. Expresiones como afirmar “si no me das más dinero no ves a la niña y si te acercas digo que me atacas y pido alejamiento porque como soy mujer me creen”.

Para Borja no habrá justicia a pesar de la prisión permanente revisable porque para el la justicia sería la vuelta de Kiara. Hace un año, en enero, en Bilbao, aparecieron dos personas inconscientes, una madre y una hija. La madre se recuperó pero la niña estaba muerta. Se le había administrado una cantidad de tóxicos en gran magnitud para posteriormente asfixiarla con un objeto blando. Se sostuvo si la madre sufría alucinaciones de los tratamientos con opiáceos para la espalda.

Valeriano con su hija
Valeriano con su hija

Varios exámenes psiquiátricos confirmaron que su capacidad volitiva y cognitiva estaba intacta. Es decir: sabía lo que hacía, era plenamente consciente. Y si sumamos que a través de la analítica del pelo se comprobó se le había dado estas substancias en dos ocasiones más, hablamos de premeditación. Este caso es similar al de Adriana de Logroño que supuestamente mató a Carolina de 5 años. Hartazgo de televisiones para las que el menor no existe, pero sí una compasión patológica por la madre asesina.

Aquí hay algo clarísimo: un menor desprotegido al que se le quitó su derecho fundamental, la vida. Dejémonos de milongas y suicidios ampliados en la mujer y asesinatos si es el hombre.


Asesinato en ambos casos

Hay que plantearse la actuación de Juzgados y Servicios Sociales no entregando la custodia a madres que son un auténtico peligro para los menores.

Otro caso, José Manuel Leal Riveira, a su niña Desirée, la asesinó su madre pero merece un capítulo aparte. El Ejido… Esto no puede seguir así. Hace poco dimos voz al caso de José Manuel de Orense y hemos visto grabaciones del sufrimiento de una menor, infeliz y en peligro, pero no pasa nada.

En Tele 5 se les daría voz y para eso están los medios, para prevenir. La respuesta es que son menores. Sí, menores que hay que sacar de las garras de fieras desequilibradas.

Palabras de Valerio a su hija
Palabras de Valeriano a su hija

Sin embargo, el morbo cuando nada se previno y un menor es asesinado por alguien de su sangre. Programas y programas por audiencia incluso los de corazón. Esta sociedad se va a pique por el egoísmo de instituciones que les importa más una ideología feminista patológica que el peligro de un menor. Daremos voz y la volveremos a dar.

POR EL MENOR Y SUS DERECHOS

Written By
More from Pilar Enjamio

De El Ejido a Galicia: dos menores en centro de acogida por preferir al padre

Sin ánimo de hablar de circunstancias coincidentes el caso de dos hermanos...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.