UN GIGANTE EN CUARENTENA

UN GIGANTE EN CUARENTENA

Hace unos días encerrada en mi casa, habiendo perdido la cuenta de si se trataba de mi día numero 10, 20 o 30 de cuarentena, olvidándome ya de las cifras que ponen en las noticias, mirando de vez en cuando esa curva que parece que le cuesta bajar, sin saber ya que más limpiar ni qué serie ver, de repente recibí una llamada totalmente inesperada.

Mientras me hablaban desde el altavoz del teléfono un pequeño ser empezó a corretear por mi casa hasta que frenó en seco y sonriendo se fue acercando a mí con su diminuta mano extendida. Ideas, proyectos, objetivos, planes, propósitos, aspiraciones… Todo lo que me iba diciendo mi interlocutor iba haciendo a esa criatura cada vez más y más grande.  Hasta que se convirtió en un gigante y estalló el techo de mi casa.

La luz empezó a invadir cada rincón, incluso me quedé cegada por unos instantes. Todo salió volando, incluidos todos los productos de limpieza y la televisión con todas esas series que ya me había visto. Os parecerá que el hecho de que mi casa salga volando es una mala noticia pero para mí, después de tanto tiempo encerrada, me ha parecido una maravilla.


El gigante IT

El gigante seguía con su mano, ahora muchísimo más grande, extendida hacia mí. Así que yo sin pensármelo ni un segundo más me subí a ella. Y aquí estoy, dejándome llevar por esta gran aventura que se me está viniendo encima. Aprovechando este momento de parón para coger impulso, disfrutando del aire que me dio el gigante cuando estalló el techo, sumergiéndome en este popurrí de ideas esperando aprender y aportar infinidad de cosas nuevas. Siendo partícipe de la locura que supone formar parte de esta familia tan bonita, deseando que se cumplan todos los objetivos, hasta los más ambiciosos. Porque quizá si nadie hubiera estallado mi techo yo hubiera seguido mucho mas tiempo encerrada. Y esta vez no estoy hablando de la cuarentena.


Tags from the story
, ,
More from Irene P. Da Silva
SISTEMA EDUCATIVO, DE-GENERACIÓN PERDIDA
Hace tres generaciones que la población no tiene el mismo sistema educativo....
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.