TU MENTIRA: MI VERDAD

Ya lo decía el poeta español Ramón de Campoamor (1817-1901): “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”. También lo cantaba el grupo de rock español Jarabe de Palo, liderado por el guitarrista Pau Donés: “Depende, ¿de qué depende? De según como se mire, todo depende”. Y así es. Efectivamente cada persona tiene una visión de las cosas que está sujeta a sus prejuicios y a sus presunciones. Todo pensamiento, criterio o conclusión está limitado siempre por esa apariencia en la que vive cada uno y con la que observa al resto de la Humanidad. Y esa perspectiva limita queramos o no, el conocimiento de la realidad. Nos cierra los ojos para poder ver más allá y abrir el campo de visión a otros conocimientos.

Los griegos ya lo hacían cuando decían que los demás eran barbaros por naturaleza afirmando su “humanidad” sobre otras civilizaciones. Por desgracia esta manera de pensar es una constante en la historia. El descubrimiento del continente americano, la esclavitud en África y como no quiero ponerme más pesimista de lo normal, no voy a nombrar esas supremacías en las que todo vale con tal de conseguir esa verdad absoluta en la que algunos creen y muchos les siguen. No sigo con esto que me lio y me meto en un berenjenal del que tal vez, no salga muy victoriosa. Ahí lo dejo.

Sigo con la verdad y la mentira. ¿Qué es verdad y qué es mentira? Consultando algunas publicaciones leo que “la verdad respecto a la mentira es lo adecuado y lo correcto y la mentira, respecto a la verdad, lo inadecuado e incorrecto”. Pero ¿qué es lo adecuado y lo correcto? Para mí, y creo que para la mayoría de la gente, lo correcto y adecuado es sobre todo, ser educado y respetuoso con el pensamiento y la acción de los demás. También seguir una serie de normas que para mejorar la convivencia, se han impuesto en la sociedad. Pero eso no quiere decir que esa sea la verdad. Según el diccionario, la verdad es la coincidencia entre lo que se dice y lo que se hace. La mentira es la manifestación contraria de lo que se sabe, se dice, se cree o se piensa. 

¿Cuántas veces hemos dicho o hecho cosas que no creíamos realmente? ¿Cuántas veces hemos expresado lo contrario de lo que estábamos pensando? Seguramente muchas, por caer bien a la gente, por hacernos notar, por llevar la contraria. O simplemente porque nos apetecía ser un poco “malos” delante de algunos “buenos”. En fin, ¿quién me puede decir qué es verdad y qué es mentira? Tu verdad puede ser mi mentira y tu mentira, quien sabe, tal vez sea mi verdad. Todo es relativo y como cantaba Pau Donés, todo depende.


Tags from the story
, ,
More from Susana Vázquez
EL DOLOR DE LA FELICIDAD Y EL PLACER
Tal vez la peor sensación que pueda experimentar un ser vivo, es...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.