POEMA:”EL TEMPLO DEL AVERNO”

 Vivo contento en el Templo del Averno
Donde todo es perfecto
Tristezas de ensueño,
Falacias de colores diversos
Entre las que te regodeas
Y me regodeo
 
Contemplo este Templo
Donde los rezos son el silencio
Donde el credo es el dinero
Invertido al cero por ciento
Donde lo malo parece bueno
Y lo bueno es perverso
 
Me entrego al Templo del Averno
Donde lo obsceno se disfraza
Donde la coraza no es de hierro
Sino de brillantes colores
Que ciegan mis ojos
Y me hacen caer al abismo
De los despojos al por mayor
 
Me encuentro en el Templo
Repleto de ofertas de vidas perfectas
Donde las Carencias se ignoran
Donde las horas pasan
Y ablandan mi sesera enlatada
En botes de conserva
A mitad de precio si te unes al club
 
Disfruto del Templo
Donde la cruz no es un cetro divino
Donde la cruz no es el Panteón de Cristo
Donde tú no eres tú
Sin unos euros en el bolsillo
Donde todo se vende y tu alma se compra
Entre luces de neón
 
Templo del Infierno sobre la Tierra
Cárcel para los presos de la tarjeta
Jaula para los grillos que ya no se acuerdan
De sus cánticos bajo la luna llena
 
Templo que venera
A un dios de pega
Que te ama si pagas la cuota
O si no te vas directo a la mierda
Templo de cortinas de seda
Templo donde entras idiota
Ignorante de sus tretas
Y sales rebosante de deudas inciertas
Y de dudas eternas
 
Templo del Averno
Donde todo es perfecto
Donde hay escasos recuerdos
Donde hay exceso de acuerdos
Donde el vino no es añejo
Y el pan no es de centeno
Donde el amor no entra en juego
 
Templo del consumo
Donde nunca resto, siempre sumo
Donde el 1x2 es 2x1
Donde lo quiera o no siempre me uno
Donde confundo el brillo del humo
Con unicornios peludos
 
Templo del anti amor
Donde las ovejas pastan con descaro
Reinas de lo mundano
Por tiempo limitado
Intercambiando su insulso rol
Creyendo un cuento insano
Donde el bueno es el malo
Y el malo es dios
 
Templo del Averno
Donde la gente se acumula
En busca de una ayuda
Que no llega entre oferta y oferta
Donde la duda abunda
Donde el alma se inunda
De pestilentes sueños
 
El Templo del Averno
Es mi nuevo credo
Un veneno deseado
Por todos los que carecemos de cerebro
El elixir de un cuento patentado
Por los magnates del dinero
Que prometen El Dorado
Sin haberlo aún encontrado
Y nosotros nos lo creemos
 
En este Templo idolatrado
Sacrifico todos mis anhelos
Mis sueños quedan a un lado
Solo hay espacio para mis miedos
Fomentados desde despachos
Oscuros y ciegos de ego
 
Templo del Averno
¡Cómo te deseo!

Tags from the story
, ,
More from Óscar Gavilán
NUEVOS TIEMPOS, NUEVAS NORMAS
Recientemente, el gobierno corrupto de la corporación llamada España ha dictado una...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.