POEMA: «¡MALDITA SEA!

¡Maldita sea mi estampa!
A veces me digo,
y caigo en la trampa,
¡si no es contigo,
ya no valgo nada!
A veces maldigo el día
en que me rompí la espalda,
buscando tu salida
desde mi ventana cerrada.
¡Maldita sea la hora
en que dejé que mi vida
se hundiera en las olas
de una risa ficticia
que no era más que la proa
de mi velero en obras,
sin velas y sin gloria.
¡Maldita sea mi estampa!
Me decía, entre sábanas
de seda negra,
entre nubes de niebla blanca,
entre canciones sin corcheas,
entre besos sin lengua
y sexo cubierto de escamas.
Maldita sea la hora
en que mi amor se escapa
por las rendijas del cofre de oro
de mi corazón de escarcha,
en que el dolor se relaja
por una herida
que de cerrar no acaba
y supura sin prisa y con alma.
¡Maldita sea mi estampa!
Gritaba yo al alba,
mientras mi ego
languidecía por momentos
y me sustituía por la luz de mi cetro
y ya no me echaba de menos
porque yo ya no era yo,
solo me convertí en un punto de fuego
dentro de este mundo de sol:
el astro de luz verdadero
donde cabemos tú y yo,
nosotros, vosotros, ellos
y el universo alrededor.

Tags from the story
, ,
More from Óscar Gavilán
POEMA: «FINGIR»
Me cuentas un cuento con final triste y yo me lo creo,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.