POEMA: «CONFUNDIDO»

 Empleas un tiempo infinito
en inventar la manera
de no caer por el precipicio
sin ser consciente de que no existe
ningún precipicio.
Te emperras en aceptar las cosas como son,
cuando no son más que lo que tú crees crear
en tu interior de cristal templado por el fuego
de la pasión de amar sin límites ni condición.
Te obsesionas con tener más y más cosas
que ocupan tu mente inquieta
sin darte cuenta de que tu esencia no depende
de monedas, ni de encajes, ni de franelas,
tu esencia solo es puro arte, inimaginable y hermoso.
Arremetes contra el foso del tiempo
anhelando pureza de piel sin saber que
la arruga labra surcos de sabiduría en tu alma
y la sonrisa abona la semilla labrada
a lluvia y sol sobre el terreno fértil de tu vida.
Te engañas con verdades a medias,
mentiras completas que inundan de mierda
el mar en calma embravecido del que formas parte,
sin ser juez y parte del juicio inicial sin final aparente.
Te dejas engullir por la gula de la fantasía utópica
de una existencia fútil y agradable dentro
de una caja llena de moscas cojoneras
abierta a un vacío existencial y mortal
de necesidad, sin necesidad de morir en el intento.
Te ocultas dentro de un “yo” etéreo, virtual,
que esclaviza el “tú” que olvidaste,
mezclado con el “nosotros” que obviaste
y el “ellos” que supiste que no eran,
a pesar de que eran dogma de fe.
Te tomas una taza de café sin cafeína,
te colocas con cápsulas de codeína sin morfina,
te crees los cuentos de heroínas inyectadas
de sueros sin vida que prometen vidas eternas
sin piernas que sustenten tu gracia.
Te arrastras sobre la lava del volcán
de tus recuerdos inciertos
falseados por el sonido de las maracas
de un Machín manipulado por tribuladores
despiadados y adormecedores
que cuentan con tu beneplácito iluso y tonto.
Te vuelves loco en una marabunta de ideas
que distan mucho de ser tuyas y que dirigen
cual decrépito director de orquesta,
la marcha nupcial de unos intereses creados
por clérigos serviles al Eje del Bien,
bien hacia el lado opuesto, bien hacia el mismo lado.
Confundido y frustrado
caminas descalzo e inconsciente hacia no se sabe dónde,
con no se sabe qué objetivos y no se sabe qué matices,
el caso es que llegaste al límite del cuento de las mil caras
y ahora toca decidir romper una, destrozarla,
y cortarte con sus trozos en punta hasta desangrarte
para así volver a vivir y ser feliz.

Tags from the story
, ,
More from Óscar Gavilán
¿PARA QUÉ?
“¿Para qué?” es la gran cuestión a preguntarse y la menos cuestionada....
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.