Servicios Sociales de Orense obvian la peligrosidad del menor en el ámbito materno, el padre no parece importar

Este sábado he estado durante varias horas con un padre luchador, J.M.L.S, que ama su hija y ve la inutilidad y negligencia del Imelga y demás Servicios Sociales que obvian la peligrosidad real de la menor de 8 años en el ámbito materno.

Esta peligrosidad fue descrita por la niña de palabra y en vídeos que hemos escuchado y te hielan la sangre. Cuando un menor pide AUXILIO como el niño de Almería, de El Ejido, hay que escucharlo. De lo contrario y paradójico en estos Servicios Sociales incompetentes, se están vulnerando los derechos fundamentales del menor. He visto los lloros, ansiedad y angustia extrema, una niña que exige justicia y que está estable con su padre.

Esto es intolerable. La madre, con graves problemas, está siendo tratada -según constan certificados médicos-.

El padre de la menor tiene una estrecha relación con su hija, según demostrarían las pruebas.
La niña con su padre

Es espeluznante la descripción de una niña llorando cuando explica que una noche, la lleva a un pozo, y se sienta su madre y luego a ella; esta grave situación pudo acabar con la vida de las dos. Todo está plasmado, y no es la fantasía de un niño, sino algo real. En otra ocasión vivieron en el coche para trasladarse supuestamente a una casa de okupas en unas condiciones carentes de higiene, con ropa y objetos amontonados como si se tratara de un síndrome de Diógenes. Me voy a quedar con el informe favorable de Fiscalía donde dice que se incorporó expediente de protección por riesgo a la menor, por la situación familiar que padece, motivada por la supuesta inestabilidad emocional de su madre, la cual ostenta la guardia y custodia de la menor.

En segundo lugar, el relato de acontecimientos vividos por la niña, relatados por su padre, están corroborados por ciertos informes de seguimiento. En tercer lugar, el informe emitido dice que la situación familiar conflictiva con la madre no cesa, sino que se reaviva. En cuarto lugar, los Servicios Sociales no han procedido en los términos previstos. De conformidad a lo establecido en el artículo 172.1 del Código Civil, cuando la Entidad Pública esté encomendada la protección del menor, constate, que un menor se encuentra en situación de desamparo, tiene por ministerio de la ley la tutela del mismo y adoptar las medidas necesarias para su custodia.

Todo ello poniéndolo en conocimiento del Juez, quien ordenó una custodia improcedente. Todo esto y más lo firma J.M.U.L, Fiscal de Menores. Es alarmante que pidiendo revisión en febrero en los organismos médicos competentes por la situación mental de la madre, el médico forense concluya antes de revisión, F.S., que no hay absolutamente nada.

Ha obviado, señor S., que aún hay una menor en peligro. Los problemas no se tapian, se solucionan. Como experta en análisis de conductas, he analizado dibujos de la menor en fechas cruciales. Cuando le hablaron de custodia compartida, de estar con los dos, ella quería estar con el padre.

La niña tiene ansiedad y se muerde las uñas, pero no cuando está con el padre.
La niña tiene ansiedad y se muerde las uñas

En el dibujo se muestra a su padre, a su madre y a los abuelos. El más fortachón y pintado con colores diferenciados es su padre, con el que se siente protegida. A su madre la ama, pero le daña su conducta. Lo curioso, al revés que en otras situaciones, es que ella no figura en el dibujo. Eso quiere decir que no se la ha tenido en cuenta, no existe. Su padre figura a un lado, solo. Su madre con los abuelos, porque son los que la protegen en estas situaciones que le hacen sufrir. En la actualidad la niña está ansiosa, se come las uñas, no quiere irse cuando está con su padre. Sólo un fin de semana si y otro no. Esta situación urgentísima requiere escuchar al menor, los espacios que le dan equilibrio y los que no.

SON SUS DERECHOS Y SU PROTECCIÓN ES SAGRADA

Written By
More from Pilar Enjamio

JUANJO CASTELL, LA VERDAD SOBRE SU MUERTE

Cuando creíamos que ya nada podía asombrarnos aparece el caso de la...
Read More

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.