8 propósitos de Año Nuevo que podrían cambiar tu vida

La llegada de Año Nuevo inspira el deseo de adquirir nuevos hábitos que ayuden a mejorar nuestro día a día. Ir al gimnasio o aprender un nuevo idioma suelen ser los propósitos más solicitados. Sin embargo, el que sea algo tan habitual año tras año, nos lleva a pensar que nunca llega a ponerse en práctica de manera provechosa. En este artículo queremos ofrecer un listado de propósitos que pueden ayudar a cambiar nuestra vida, funcionando como una primera toma de contacto que nos empuje a emprender nuevas metas y objetivos más adelante.

Fijarse pequeñas metas y de carácter realista es la clave para prosperar en nuestro camino.


Dosificar el tiempo de nuestras tareas. Comenzar trabajando en ser más puntual a la hora de realizar algo concreto nos ayuda a aprovechar el tiempo y nos hace sentir mejor con nosotros mismos. Dejar de procrastinar es más complicado de lo que parece: si perseveramos en ello, nuestros esfuerzos serán más fructíferos.

Indaga hacia nuevos pasatiempos. O retoma los que ya tenías. ¿Te gusta leer, pintar, practicar música, viajar? ¡Hazlo! Plantéate otras actividades, bien nuevas o bien relacionadas con tus antiguas aficiones. Esto ayudará a explotar más tu creatividad y pensamiento crítico.

Ser más sociable. A veces, un carácter tímido o reservado puede cerrarnos las puertas de una bella amistad. Querer ser más afable, simpático o abierto nos permite conocer a más personas, y mejorar la primera impresión que ofrecemos.

El mejor regalo que puedes hacerte es pensar en nuevos propósitos saludables
El mejor regalo que puedes hacerte es pensar en nuevos propósitos saludables

Alejarse de las personas tóxicas. ¿Te hace sentir incómodo, controlado, cohibido? Poner unos límites a quienes nos hacen daño emocional no debería ser algo reprochable. Quédate con quien te haga sentir bien, y no temas en distanciarte de la gente que no te hace sentir valorado o tranquilo.

Descansar del frenético ritmo del día a día. Desconectar el ordenador o el teléfono cuando nuestra jornada laboral ha terminado hace horas, nos permitirá tomar un mejor descanso y a retomar tiempo con nuestra familia o amistades.

Aprender nuevos platos. La cocina es algo que requiere de práctica y dedicación. Estudiar nuevas recetas nos abstrae por un momento de las preocupaciones mundanas, ¡y mejora nuestra calidad de vida!

Empezar a ahorrar. Llevar un libro de cuentas o detenerse a analizar nuestros gastos semanales puede abrirnos los ojos y empujarnos a ser más responsables. ¿Te imaginas llegar a ahorrar cincuenta euros semanales? ¿En qué invertirías ese dinero?

Cambiar de estilo. Un nuevo look proporciona frescura, nos hace sentir renovados y entierra los fantasmas del pasado. El cambio empieza en ti, ¿deseas hacerte un corte de pelo diferente? ¿Modificar tu ropa? ¿Teñirte, tatuarte? ¿Quitarte un piercing? ¡Ahora es el momento! ¡Mírate al espejo y quiérete, lo mereces!

¿Y tú, qué propósitos tienes? ¡Compártelo con nosotros!

More from Redacción It-Magazine

ERRORES AL ALIMENTAR A UN PERRO

Cuando se tiene una mascota hay que proporcionarle todos los cuidados posibles...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.