NIÑOS ESCLAVIZADOS EN EL PRIMER MUNDO

También existen los niños esclavizados en el “primer mundo”, no solo en África o Latinoamérica. De hecho, en España, país perteneciente al “primer mundo”, la mayoría de los niños están esclavizados o están aprendiendo a serlo.

He de puntualizar que el tipo de esclavitud de los niños españoles es muy diferente al de los niños de otros territorios del “tercer mundo” (me horroriza tener que utilizar niveles para definir ciertas zonas del mundo, lo hago así para que el lector me comprenda mejor). Estos niños son físicamente esclavizados, lo cual es terrible. Sin embargo, no es desdeñable la esclavitud encubierta que sufren los españoles desde muy temprana edad. Es una esclavitud sibilina, psicológica y cruel.

Quien tenga hijos adolescentes sabrá de lo que hablo. Los pobres críos invierten la friolera de diez a doce horas diarias en temas relacionados con las clases. ¡Diez a doce horas diarias! ¡¿Estamos locos?! Entre la asistencia a clase, los deberes y los trabajos extraescolares, apenas les queda tiempo para jugar, divertirse, relajarse y estar con sus seres queridos. En definitiva, para aprender a vivir.

La educación de los niños es una tortura

Este sistema de “educación” es una auténtica tortura para los niños que sean “buenos estudiantes” porque, debido a su forma de ser, van a dejarse la piel para cumplir con el interminable número de tareas que los profesores les mandan hacer fuera de su horario de clases. En este caso, aunque parezca contradictorio, los “malos estudiantes” tienen ventaja: disponen de más tiempo para jugar y divertirse, ya que “pasan” de hacer deberes.

He escrito “educación” entre comillas porque muchas de las cosas que les enseñan a los niños no sirven para nada. Esta forma de “educar” ya lleva muchas décadas así. El conocimiento que el sistema nos ha hecho tragar cuando éramos infantes (estoy hablando de la década de los ochenta del siglo pasado) dejaba mucho que desear. La diferencia con la actualidad es que ahora no solo tienen que aprenderse la misma basura que nosotros, sino que la han multiplicado por mil. Ahora tienen que aprenderse una cantidad ingente de datos inútiles, que lo único que hacen es saturar el cerebro en crecimiento del niño.

Educación obligatoria adoctrinadora

No es ningún secreto que la “educación obligatoria” es un método de adoctrinamiento del sistema. Y la educación actual, además de insertar en el cerebro de los críos informaciones irrelevantes para su vida, y en ocasiones falsas, bloquean la capacidad de procesar y analizar esa información. Esto es debido a la gran cantidad de datos que les obligan a aprender. El cerebro tiene un límite de procesamiento. Si le entregas demasiada información no puede asimilarla correctamente, ni mucho menos analizarla.

La “educación obligatoria” está creando perfectos esclavos del sistema, a base de evitar que los cerebros de nuestros infantes se desarrollen de manera fluida, no forzada. De esta manera, cuando sean adultos estarán programados para no analizar absolutamente nada, lo que conllevará a una falta de raciocinio muy conveniente para los intereses de los que gobiernan el mundo. Así podrán imponer los paradigmas que deseen sin resistencia alguna, ya que la gente no tendrá la capacidad de análisis crítico y “tragará” con toneladas de basura.


More from Óscar Gavilán
POEMA: «SIN MAS»
Sin mas no es más que otro cuento sin mas. Sin mas...
Read More
Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.