MICRORELATO: «NEONATO»

El tren seguía avanzando, inexorable, hacia el destino final. El suave zarandeo del vagón al deslizarse por los raíles la invitaba a dormitar, a pesar de las esporádicas pataditas que sentía en su vientre. El neonato ya tenía ganas de salir.

El decrépito anciano acariciaba el vientre de la mujer con su famélica mano repleta de eccemas y manchas. Ella abrió los ojos y miró al hombre con una sonrisa apenada. Él le devolvió la mirada, con unos ojos sin vida y una triste sonrisa desdentada y torcida.

—Mi tiempo se acaba, Gaia —dijo el anciano, con una voz apenas audible—. Lo he hecho lo mejor que he podido…

El anciano rompió a llorar. Gaia se incorporó pesadamente y lo abrazó, sin importarle que la piel mortecina del hombre fuese amarilleando por momentos.

—Tranquilo, hiciste lo que debías hacer —contestó Gaia con voz suave y melodiosa, mientras acariciaba la arqueada espalda del anciano—. Era necesario el sacrificio. Debes sentirte orgulloso de tu paso por la rueda del tiempo, has sido tú el que ha propiciado a los humanos la oportunidad de despertar, después de siglos y siglos de hipnosis.

Un gran sacrificio y el neonato nace

—Sí, pero el sacrificio ha sido demasiado grande…

—Lo sé, querido, lo sé —contestó Gaia con una sonrisa dulce—. Recuerda que todo gran comienzo requiere una gran catarsis. Tu corta vida ha sido fundamental para el resurgimiento de una nueva era, llena de amor y de luz la cual, sin duda, será guiada por el ser que llevo dentro de mi vientre. Sé que ha sido duro para ti observar que todas esas almas libres se encadenaban al miedo y elegían ser prisioneras. Sin embargo el ciclo de la vida así lo determinó y, por tanto, todo está bien…

De repente, un dolor intenso interrumpió la conversación. El neonato 2022 asomaba la cabeza con ímpetu entre los gritos de agonía y alegría de Gaia. Mientras, en ese mismo instante, el anciano 2021 exhalaba su último aliento y el tren, ajeno a todo, seguía su curso.


Tags from the story
, ,
More from Óscar Gavilán
POEMA: «SEGUIMOS HACIENDO EL IMBÉCIL»
Y seguimos haciendo el imbécil Día tras día, vayas donde vayas La...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.