MICRO RELATO:»ERIK»

Desde que tenemos memoria nos han preparado para «La Carrera Final» donde «sólo puede llegar uno». No tenemos miedo, es más, ansiamos ese momento. El destino del vencedor lo merece. Pero ahora estoy solo, cansado y tengo miedo. Todo está oscuro y no siento a «La Comunidad». Eso me aterra. Nunca nos adiestraron para sobrevivir sin «La Comunidad».

No sé muy bien qué ha pasado. Comenzamos «La Carrera Final» con motivación y energía. A medida que recorríamos el camino, «La Comunidad» iba mermando y los más fuertes continuábamos adelante, hasta que unos pocos nos adentramos en un mundo desconocido, oscuro y peligroso. Entonces perdí la conciencia de «La Comunidad».

Mis fuerzas están agotadas. No puedo pensar con claridad. Apenas puedo moverme. Tampoco sé a dónde dirigirme.

Al fondo veo una esfera enorme. En el centro una luz muy brillante, intensa. Es hermosa, lo más bello que he visto en mi vida. Me invita a acercarme y no me puedo resistir, a pesar del cansancio. Puedo sacrificar mi cola por algo tan maravilloso.

Nueve meses después nació Erik.

Este relato está dedicado a Erik, un ángel fugaz que iluminó las sombras durante su estancia en esta existencia y al increíble milagro de la vida

Óscar Gavilán

Tags from the story
, ,
More from Óscar Gavilán
MIRADAS TRISTES
Cuando camino por la vida, últimamente me suelo encontrar con todo tipo...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.